[CINE PRÁCTICO] “Operación Skyfall”


Una evocación caída del cielo.

Una evocación caída del cielo.

Y llegamos a acomodarnos para apreciar Skyfall (2012), la última entrega de la inagotable saga de James Bond, basada en la eterna historia de Ian Fleming esta vez interpretada por Daniel Craig. Generalmente las expectativas son altas para ver este tipo de películas, dados los buenos antecedentes de crítica y la taquilla por el exitazo de la talentosísima cantante Adele musicalizando  el largometraje.

Antes que se olvide es por cierto muy positivo -y nada de extrañar en un tremendo y ganador director como Sam Mendes- que este tema y sus quiebres sean parte de todo el film, dándole un sello propio. El director ganador del Oscar pone el mismo empeño y observación en una serie de interminables detalles dentro de esta película que rinden culto al humor propio del 007 clásico y hace rato que eleva a otra calidad a Daniel Craig, a quienes muchos veían como un témpano con smoking y no le auguraban futuro como agente al servicio de su Majestad.

Es cierto que la trama y especialmente en algunas escenas, el villano a cargo de un enigmático Javier Bardem y otros elementos parecen calcados de otros capítulos de la saga o de películas como Batman: El Caballero de la Noche (2008), pero esta entrega tiene muchos méritos que la hacen perfectamente recomendable a diferencia de otras del último tiempo, y la apuesta exactamente va por el mismo protagonista, el antagonista, la música y el mencionado director.

Es cierto. La película tiene al menos dos quiebres que a lo mejor ameritarían más explicación, pero dura lo que tiene que durar y de lo contrario se extendería por mucho. Esos quiebres argumentales pueden tener algún efecto si se pretende ver una obra maestra del cine, pero recuerde que esta viendo una película Bond, con lo bueno y lo malo que esto significa. Por ejemplo, podrían separarse tres ‘nortes’ de la película, que llevan al espectador a escenarios absolutamente diferentes y eso aunque mantiene la atención, desconcierta al momento de saber cuál es el fin último de la trama.

Chistes, bellas chicas, homenajes en pantalla y paralelamente una historia para ver, sin hacerse mucha expectativa aunque cueste, porque si bien es una buena película Bond, entretenida, no es ‘La’ mejor película de la serie del 007, pero tiene sus toques y osadías que vale la pena seguir, como por ejemplo la introducción de nuevos personajes herederos que anticipan su participación en próximas entregas de la saga.

Véala como lo que es, una película entretenida, elegante, sin buscar respuestas -curiosamente- bajo el agua y siempre en el contexto de un héroe, a ratos incomprensible pero inigualable….Bond, James Bond.

4😎 Recomendación: Vale la pena salir de las dudas. Aceptable a buena. Se nota la mano de Sam Mendes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s