[CINE PRÁCTICO] “Hannah y sus hermanas”


Las musas de Woody.

Las musas de Woody.

La peculiaridad escénica Woody Allen y a la vez su genialidad para los culebrones se ve reflejada en “Hannah y sus hermanas” (1986), a esta altura un clásico dentro de la filmografía del neoyorkino y por qué no, una cinta que comenzaba a vislumbrar la transición que generaría su dirección de cine décadas después.

El propio Allen, Mia Farrow, Michael Caine (notable), Barbara Hershey, Dianne Wiest, Max von Sydow, Carrie Fisher y otros tantos dan vida a una historia que en poco menos de dos horas nos lleva por un tobogán difícil de encasillar, entre comedia, drama y la particular manera de narrar las tramas de Woody.

Los hilos son varios pero giran en torno a la variedad de afectos, en sus etapas y en ello se nos pasa el tiempo con esa escala humana casi trivial que el cine de esta factura nos suele entregar.

En cuanto a la percepción del espectador, muchas veces se corre la suerte de poder instalarse con buen ojo para captar el contexto de una cinta no sólo por su temática sino por la década en que fue filmada.

En este caso, estamos ante un clásico. Bien rodada y bien actuada. Es otro tipo de cine del que acostumbramos a ver hoy, de hecho, no tiene nada que ver, ni siquiera la más mínima relación, por ello es que pudiera dejar insatisfechos a muchos que tengan como referencia al Woody Allen actual, porque ese, tampoco se relaciona en nada con el que ahondaba en estos culebrones rebuscados y llenos de anécdotas queribles.

Mención inevitable a “Vicky Cristina Barcelona” (2008). Pudiera ganarme la reprobación de muchos porque el desarrollo no se relaciona, pero hay cosas que la evocan como su sucesora en la cabeza del director.

“Hanna y sus hermanas” es una buena película, clásica y referencial. Sin embargo, pudiera no ser captada de manera óptima por públicos de mecha corta, dígase jóvenes sub 20 o demasiado extasiados de Hollywood y su carencia fatal de obras originales. Esto, está fuera de su alcance.

dado5Recomendación: Buena. Un clásico de Woody Allen. Un culebrón que repetiría años después.

😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s