[COLUMNA] Sensatez para ponerse de pie


flagLa misma sensatez que tienen los vecinos de Valparaíso para definir los responsables de esta tragedia incendiaria en el puerto, su misma grandeza para secarse las lágrimas y comenzar a remover los escombros, debe -necesariamente- traducirse en una reconstrucción inteligente con brazo firme para abordar plazos, recursos, medios y determinaciones acerca de planes que eviten nuevas tragedias en nuestro golpeado patrimonio de la humanidad.

Se habla de expropiar, abrir pasos, generar planes maestros que garanticen una mejor ciudad, pero mientras tanto Esval acusa construcciones ilegales por lo cual no garantiza el suministro de agua para estas emergencias con grifos literalmente “de adorno”. Por favor, no hablamos de “tomas”, son porteños con agrupaciones vecinales, que pagan sus contribuciones y a quienes les llegan las boletas todos los meses cobrando los servicios ¿cómo no van a ser capaces de garantizarles el vital elemento en el momento más crucial de sus vidas?

La revisión profunda de la vida en los cerros de Valparaíso debe incluir auditorias calificando la capacidad real de estas empresas de brindar servicios a la comunidad. Si no son capaces de garantizar un suministro como a cualquier chileno de Providencia, Ñuñoa, Viña del Mar, no sirven, y deben ser reemplazadas por quienes si asuman el desafío.

Lo mismo debe ocurrir sin duda con las regulaciones para construir en determinados sitios y las sanciones a los vertederos clandestinos en las quebradas. Pero igualmente importante, es que por favor, no todo se haga por los criterios “del menor costo”, con inmobiliarias “Lego” que no consideran entornos viales, urbanos y arquitectónicos que matan barrios típicos en cada ciudad del país precisamente a costa de siniestros como el de Valparaíso.reconstrucción

“Estamos quemados” dicen desde los cerros, en tanto desde el norte aún claman “no se olviden de nosotros”. Tres regiones con estado de catástrofe y críticas a la clase política. “Llévense su Congreso” claman algunos vecinos, mientras las redes sociales critican el sensacionalismo de titulares de algunos medios, otros en cambio ayudan en cámara y han reunido familias. A veces generalizar abarca demasiado.

Que me disculpe el pueblo colocolino pero celebrar en este domingo es un despropósito. El jueves 29 de mayo de 2008 la ANFP suspendió “la final” de vuelta del fútbol chileno entre Everton y el mismo Colo Colo por la muerte del general José Alejandro Bernales en Centroamérica. Ahora, tal como le ocurrió a Iquique y Arica, con Wanderers no hubo contemplaciones, aunque esté al borde del descenso. Un descriterio. El 2010 a los clubes del Biobío se les dieron meses de plazo, hoy el dinero prima.

No nos olvidemos del norte, basta de menospreciarlos porque viven en un terreno árido, recuerden que ese desierto es el que otorga el sueldo de Chile y sin ese detalle las campañas políticas, planes de Gobierno, reconstrucción y otros no tienen sentido ni sustento.

Un domingo de ramos con más cariz de cenizas. Levantarnos desde la devastación depende no sólo de la celeridad con que lo hagamos, sino de la inteligencia y recursos que estemos dispuestos a desplegar para hacer las cosas bien, de una vez por todas.

norte grande

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s