[COLUMNA] ¿Por qué el vídeo de “el Tarro” conmueve más a los hombres?


tarroEn cosa de horas el vídeo con las aventuras de la pandilla de este cabro chico de los alrededores de Talca hizo reír y a la vez emocionar a medio Chile pero, ¿por qué nos ocurre esto con las travesuras de estos chiquillos?

Contrastantemente mientras no eran pocos los que explotaban el morbo de un par de vídeos caseros acerca de un suicidio en el mall Costanera Center de Santiago, las acrobacias del menor apodado “el Tarro” arriba de su bicicleta y el apasionante relato y claque de sus amigos nos remontaron a tiempos hermosos, sencillos y entrañables.

Rápidamente muchos recordaron que por estos días prima el Internet, el cable, los accesorios tecnológicos antes que la vida al aire libre, con esas mañas que los entonces “grandes” llamaban maldades, pero que en realidad eran nuestro modo de descubrir el mundo.

La nostalgia-pena de los hombres

Hace unos años producto de mi tesis, incluí antecedentes del por qué Barrabases era un ejemplo de la nostalgia que provocan, especialmente en el género masculino, los recuerdos de la niñez.

Un estudio estadounidense, tomando como referencia el film “Toy Story 3” con la evolución del protagonista desde su niñez rumbo a la universidad, investigó las reacciones del público masculino que se vio particularmente conmovido con el ejercicio nostálgico de revisar el precisamente el paso de adolescente a adulto.

En líneas generales los expertos en sicología masculina confirmaron que mientras los niños disfrutaban la película, los adultos no podían contener las lágrimas, ya que los juguetes u otros objetos queridos de la niñez -como las revistas- representan la conexión con un tiempo sin preocupaciones y con la experiencia del juego.tarro 2

Michael Kimmel, sociólogo de la U. de Stony Brook en Estados Unidos, argumenta que los hombres a diferencia de las mujeres cuando lloran, no lo hacen por la misma razón. “Ellas suelen derramar lágrimas por temas del presente o por lo que pueda pasar en el futuro, dice, pero ellos por nostalgia, por algo que han perdido y que no volverá. Si los hombres lloran, es porque los conmueve esa conexión con el tiempo en que eran inocentes y libres, antes de que se les comenzara a exigir comportarse como adultos, pagar hipotecas y mantener un hogar”.

Una idea similar sostiene Herb Goldberg, profesor emérito de la U. Estatal de California, quien asegura que “si le dices a un hombre algo que hiera sus sentimientos, probablemente no vaya a llorar, pero si le hablas de algo de su pasado, de un recuerdo, lo más probable es que termine conmovido”. Esta aseveración cobra mucho sentido si realizamos una introspección acerca de nuestros recuerdos y de las vivencias que acumulamos también como testigos.

Michael Kimmel asegura que las mujeres experimentan el ingreso a la adultez de una manera mucho menos conflictiva, pues durante su niñez les corresponde obedecer muchas más reglas sociales, lo que no las hace relacionar este período con un tiempo idílico de libertad. Además, para ellas, la adultez no representa desafíos equivalentes a los de los hombres, a pesar que deben enfrentar otros, como la maternidad y la búsqueda de reconocimiento en el ámbito laboral, por lo que el especialista sostiene que “los hombres ven la adultez como algo triste, porque está llena de responsabilidades, es aburrida y muy difícil” .

William Meek, psicólogo de la Universidad de Vancouver y especialista en psicología masculina, explica que “cuando las niñas viven la transición hacia la adultez no necesitan ‘probarle’ a nadie que se están convirtiendo en mujeres”, -no sólo visualmente- por lo que escapan a la presión. Los niños, por otra parte, viven todos los días combatiendo la expectativa de tener que establecerse en el mundo como proveedores y protectores.

 tarro 3tarroVolviendo al caso de “el Tarro”, no es de extrañar entonces que el vídeo casero con sus espectaculares saltos en el patio de una casa -y que incluso motivó que Carabineros se hiciera eco del fervor popular- tenga notablemente mayor impacto en hombres que en mujeres.

Una prueba es la rienda suelta con múltiples tendencias en redes sociales, programas de medios de comunicación y prensa escrita, que se han unido para recordar sus “experiencias de tarro”, en la tierra, con amigos tangibles, con porrazos y los retos posteriores propios de padres preocupados.

Todo tiempo pasado fue mejor, dicen. Intenten hacer comprender a los chicos que no dejen pasar los de hoy, detrás de una pantalla, un teclado o un celular. La vida es más…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s