[COLUMNA] “Chile, tierra de mitos”


bicentenario-chileNo se trata de alusiones a la mitología chilota o una mirada a nuestra herencia costumbrista. Hablo del hipócrita disparo a la manada, a la bandada que vuela armónicamente en lo alto por parte de francotiradores escondidos entre la comodidad del follaje.

En Chile, según su propia gente, especialista autodidacta en el arte de rezongar o lanzar el comentario centrado en una sola frase punzante, anónima y cobarde, todos tenemos algo que ocultar, a quien deberle o un pecado mal generalizado dentro de nuestro quehacer.

Por ejemplo, todos los políticos son corruptos y chupasangre, los futbolistas son todos flaites, los artistas unos drogadictos, las modelos prostitutas y la prensa sirve a los intereses de los grandes empresarios, que a su vez, son unos explotadores y viven chantajeando a los políticos para redondear el círculo vicioso. Y así podríamos seguir horas; que los médicos son unas sanguijuelas sin corazón que sólo quieren dinero, los profesores reclaman por todo y son unos comunistas que no hacen nada, algo parecido a los vagos estudiantes, los gremios y sindicatos se arreglan los bigotes con la autoridad, mientras el pobre pueblo trabajador (donde todos aseguran estar) subyace indefenso.

La acentuación de esta conducta natural en nuestro adn chilensis se ha acentuado en los últimos tiempos escudada en la validez de las llamadas “demandas ciudadanas”, que dicho sea de paso, distan bastante de aportar al no ser capaces de asumir los dichos que se emiten, fundamentarlos y proponer las soluciones serias de cada caso.mito

Este reclamo no es un mero desahogo al estilo Spike Lee, de hecho, atribuyo esta conducta a tiempos recientes dado que al leer una reseña de Jorge Abasolo sobre el “Mito del Reyno de Chile” de Marcelo Escobar, es indudable recordar la riqueza y sencillez de los habitantes de esta tierra en otros tiempos, donde al parecer canalizaban mejor las energías negativas y por supuesto, la ausencia de capitalismo descarnado, la lucha por el éxito y la vida en general, era menos complicada que la de hoy.

La forma en que logremos sopesar las críticas y evitemos la generalización de las malas prácticas desde la base que no se puede rotular un todo por los cuestionables hábitos de unos pocos, lograrán que podamos finalmente reducir la creciente y a ratos descontrolada crítica fácil, cobarde y anónima de ir creando mitos maliciosos en torno al desempeño de áreas de nuestra de sociedad. ¿Otro ejemplo de nuestra inconsistencia? Nadie discute que los bomberos son héroes, como pocos trabajos es reconocido y admirado, sin embargo suelen ser apedreados cuando llegan a sofocar las llamas.

Maduremos de una vez, porque querámoslo o no, de tanto mancharnos entre nosotros mismos, algo sucio quedará como mito incuestionable, hermanado de la realidad, para las nuevas generaciones y eso créanme no es para nada justo.

Anuncios

Un comentario el “[COLUMNA] “Chile, tierra de mitos”

  1. Pingback: Al Hablar por hablar, se evita discutir y debatir | Cité de Lord Buyinski

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s