[CINE PRÁCTICO] “50 sombras de Grey”


...

Sombras nada más.

Aunque las vertientes de crítica para las “50 sombras de Grey” (2015) son abundantes, es imperativo centrarse en la película como producto e intentar -al menos y aunque cueste- abstraerse de la gran cantidad de prejuicios y debates externos y anexos que genera la obra original en papel.

Si los clichés y situaciones para mirar el techo del cine exigiendo una explicación, se adaptan o no a la novela, será tema de las -en su mayoría- mujeres lectoras, pero para el público general especialmente los más críticos, se trata de una cinta fácilmente masacrable a nivel de comentarios.

Partamos por apuntar que el desarrollo del personaje protagónico femenino, por las características del rol, aporta bastante más al film que la oscuridad previsible de míster Grey, el cual lamentablemente por las limitaciones de este primer capítulo, queda al debe.

La temática en general es básica y con bastantes contradicciones. En la guerra de los sexos es una película que puede crear alergia en los hombres, que ven una suerte de disfrute femenino bajo las mismas causales que por años las mujeres han descrito como defectos intrínsecos de los varones, claro, sin los recursos de Christian Grey. El peligroso matiz superficial es el dinero y las apariencias.

Quizás sea por lo mismo que las mujeres asistentes a su estreno (o casi todas) se hayan ido decepcionadas. Notoriamente los estándares ilimitados y subjetivos de su imaginación sin limites y adaptable, no vieron un eco en la pantalla grande. Es eso o al ver la representación audiovisual de la novela cayeron en la cuenta de lo primitivo del relato en cuestión.

En síntesis, “50 sombras…” tiene lo mejor cuando gracias a Dakota Johnson se acerca al género de la comedia romántica pero como contraparte, resulta rara, poco natural y con su brusco cierre tampoco dan ganas de darle continuidad en una segunda y tercera parte.

La indiferencia pese al marketing invertido puede ser el castigo más severo hacia un film que no escandaliza, no entretiene, no habla de tabúes -a esta altura- pero sí puede ganar haciendo soñar a algunas.

dado2Recomendación: Débil. No sorprende y salvo la empatía femenina en escena, es más bien mezquina.

😳

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s