[COLUMNA] “27F: Lecciones mediales pendientes”


fogata damnifA cinco años del brutal terremoto del 27 de febrero de 2010, pareciera pasar desapercibido y visto como anécdota la importancia que tuvieron los medios de comunicación para suplir la incapacidad de las autoridades de llegar con mensajes claros a la ciudadanía, esa que estaba asustada, sin orientación y preocupada por sus seres queridos en la zona cero de la catástrofe.

Tal como apenas una hora después de las 03:34 am en lo personal andaba en La Moneda sacando declaraciones sobre lo ocurrido, emisoras como Cooperativa, ADN, Biobío y un sinnúmero de estaciones regionales conectaban a millones de chilenos que se quedaron sin suministros básicos y en medio de la incertidumbre de nuevas réplicas.

Por esos días se recalcó la importancia de la radio, de cómo pese a los múltiples avances tecnológicos seguía siendo puntal a la hora de dar asistencia a la población, de sus recuerdos queribles, su buena evaluación ciudadana, etcétera. Sin embargo a cinco años de la debacle -como suele ocurrir- las lecciones pasaron al olvido.

En 2010 cuando pudimos reparar los desperfectos en nuestra radio, transmitimos programas especiales junto con la campaña “Chile ayuda a Chile”, donde nos llamaban personas desde Dichato y Cobquecura, a cientos de kilómetros, pero que escuchaban nuestra señal AM reunidos cerca de una fogata gracias que no habían muchas otras antenas en pie. La voz de esos chilenos en esos momentos y su sentimiento de fraternidad y agradecimiento era indescriptible.

El dial AM en Chile vivió menospreciado desde los últimos años de la dictadura, esos donde se vendió todo a precio de huevo. A diferencia de un sinnúmero de países del mundo, como Argentina donde la Amplitud Modulada es respetada y sinónimo de conectividad, cobertura, informaciones y deportes, en nuestro territorio es igual a iglesias evangélicas, ventas de productos naturales, adivinadores, entre otros tópicos.

Es lamentable que por estos lares todo pase por el dinero, los intereses, el lobby y nadie -como suele decirse en el fútbol- ponga la pelota contra el piso y piense responsablemente en lo que es mejor para la población, no sólo ante la ocurrencia de emergencias y catástrofes, sino por sentido común y posibilidades infinitas, laborales, comunicacionales, diversificación, de servicio a la comunidad. Potenciar el dial AM es urgente. Así al menos se pensó tras el 8.8 Richter del 2010.

Por eso no extraña el auge de radios online, ventanas que buscan escapar de los monotonos contenidos del dial nacional, ese que en realidad es monodial, porque sino no es FM no existe, para auspiciadores y por ende según se cree, para usuarios. Para colmo, las autoridades sin ninguna vergüenza y con una falta de visión patética, han dejado ingresar autos, radios, mp3, celulares y todo tipo de accesorios sin acceso a la banda AM. Triste.frecuencias-de-los-pensamientos

Toda los análisis, cosas a mejorar, conclusiones y demases en medio del dolor, quedaron en palabras. Claro, hasta el siguiente cataclismo, donde recordemos que el dinero, los holdings empresariales de medios y la acumulación de poder no cuentan cuando la prioridad vital es lo primero y estar comunicados una necesidad que no podemos seguir midiendo en billetes.

Anuncios

Un comentario el “[COLUMNA] “27F: Lecciones mediales pendientes”

  1. Pingback: [#UtopíaChilensis] Medios basura ocupando espacio: TV, Dial AM y pasquines desechables… | CITÉ DE LORD BUYINSKI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s