[EN VIVO] Los Fabulosos Cadillacs: El show continúa (y tiene para rato)


lfc*Aunque se trataba de la promoción de su último disco, los argentinos saben que cada perla de antaño que regalan es el equivalente a un invaluable viaje en el tiempo para sus seguidores. La fiesta tiene para rato.

Que Vicentico ya tiene su carrera como solista, que la banda está en receso o que se reúnen para recaudar dinero ¿qué hay de malo en aquello? Lo cierto es que cada vez que “Los Fabulosos Cadillacs” pisan tierra chilena derrochan la misma calidad de sus días de gloria o mejor dicho, cuando eran más jóvenes, porque la esencia de ayer perdura en roble hasta hoy, y añejado todo es más dulce.

Su último disco conceptual (relata una historia que avanza en las canciones) “La salvación de Solo y Juan” matizó una velada que comenzó sin aprontes y luego de un video promocional del trabajo mencionado, los hits mil veces bailados buen pudieron emocionar a muchos al tiempo que la masa que repletó el Movistar Arena no dejaba de sacudirse, es que en realidad los Cadillacs nunca han dejado de sonar por estos lares.lfc2

Es cierto que este último álbum vuelve a desnudar la esencia de fusión de ritmos que poseen “LFC”, descolocando a algunos, pero es precisamente ese factor el que se guarda tras sus éxitos más conocidos y que viene a instalar temas nuevos que no aparecían desde 1999. Claro, hubo compilatorios, adaptaciones y covers pero en esta oportunidad la apuesta viene a desempolvar las glándulas creativas que Flavio y el propio Vicentico decidieron plasmar en un disco.

El recital en sí tiene sus momentos altos y otros más exploratorios a propósito de canciones menos conocidas junto a las debutantes, pero por más de dos horas mantiene al público atento a lo que ocurre en el escenario, donde se roba la atención el show aparte del artista plástico argentino Jorge Alderet -Dr. Alderete- que está muy inmerso en la estética de este álbum y cuenta con reconocido cartel en Argentina. Él dibuja en vivo digitalmente un sinnúmero de figuras que acompañan a las canciones y que se proyectan gigantes en el fondo del show: Es decir, cada concierto es único además por este factor.

Undécimo álbum y una vigencia que se pone a prueba con canciones nuevas, pero donde cada perla de antaño es también un viaje a lo mejor no solo de la banda, sino de las memorias de cada uno de los oyentes que han bailado esos sones mil veces y derrochado amores y fiestas por décadas.

“…un viaje a lo mejor no solo de la banda, sino de las memorias de cada uno de los oyentes que han bailado esos sones mil veces y derrochado amores y fiestas por décadas”.

Quizás sin el despliegue, la locura, irreverencia o la energía de hace treinta años, “Los Fabulosos Cadillacs” conscientes de la importancia de su legado, pueden con toda razón vanagloriarse de experimentar en el retorno a los estudios con una conceptual ópera rock, donde ese público que les “banca” todo, examinará el material para comprenderlo mejor mientras gozan con sus canciones más clásicas. Eso es cariño.

Casi treinta temas y prácticamente veinte de ellos reconocibles por los fanáticos. Cómo no va a ser buen “negocio” asomarse por enésima vez para escuchar a los de siempre, con su cadencia, energía ligera, y sobretodo, con su trayectoria a cuestas para sacurdirnos con esos bronces que amamos y la voz susurrante de Vicentico.  Nunca es demasiado pronto para dejar de ver y escuchar a los Cadillacs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s