[CINE PRÁCTICO] “Aquí no ha pasado nada”


....

Sin resentimientos

Aunque puede pecar de poco ambiciosa, “Aquí no ha pasado nada” (2016) entrega varias sorpresas durante su desarrollo que se va tejiendo bajo el velo de un mediático y oscuro caso real de impunidad costeado por billeteras abultadas hacia el sistema judicial chileno.

Por supuesto que su contenido genera de inmediato algo de tirria clasista, pero es difícil dentro de la sociedad chilena negar lo que Fernández Almendras explicita en poco más de hora y media de una historia inspirada en hechos reales, con los bemoles del caso particular pero reflejando un fondo actual y verosímil. Una arista de cine interesante.

Si bien por una cosa práctica, los caracteres (GC) se hacen demasiado pequeños e ilegibles, en general el desarrollo de la película es bueno, incluso con gusto a poco, porque uno de los puntos insuficientes de la cinta es su revuelo social nacional, mencionado sucintamente así como el roce político que queda al margen para reducirse a una fábula juvenil zorrona que nos refriega en la cara y queda como testimonio que el dinero y los contactos lo pueden lograr todo. También se extraña la contraparte de la víctima, una omisión cuestionable al menos.

Como película en sí, su ritmo puede ser algo plano, sin mucho eco ni dramatismo (para lo que debiera tener) y puede que ese sea el propósito, mostrar lo descarnado del escenario precisamente sin exhibirlo, omitiéndolo fríamente, como una mancha olvidable que pese a sus consecuencias feroces no alcanza siquiera para un insomnio de los involucrados. Asumir no es un verbo que se conjuga en el film y eso choca bastante.

“Aquí no ha pasado nada” es una oscura anécdota para ver y comentar, sin moraleja más profunda que el mundo es un lugar cruel donde hay quienes pueden hacer y deshacer sin que, aunque luches toda tu vida, puedes romper ese balance social natural. No hay muchas lecciones en el film que dejar testimonio en la taquilla y en los registros del cine de que las aberraciones ocurren de forma cotidiana, todo y todos tienen un precio, y eso incluye que la prensa y los medios también se inyecten de amnesia.

dado 4Recomendación:  Interesante. Más que pasable. Juega con lo que no muestra pero es más criticable lo que podría haber incluido y prefiere omitir.

😲🚗💰

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s