[CINÉFILO PROMEDIO] “Un viaje de diez metros”


Menú para dos.

Es cierto que quizás dure más de lo que debería (casi dos horas), lo que le resta un poco de interés en el desarrollo, pero “Un viaje de diez metros” (2014) se hace bastante recomendable para parejas que quieran compartir una historia con buenos ingredientes, algunos momentos queribles y la opción inagotable de revisitar el romance clásico.

A Lasse Hallström le tira lo culinario y a esta altura no pretende mucho más de lo que ofrece a simple vista. De hecho, esta cuasi moraleja étnica y de inmigración difícilmente sea para todo público o toda ocasión. Como mencionamos antes, parejas, jornadas de relajo y seguidores de la buena mesa se sentirán más plenos al verla, pero en rigor podría hacer dormir a otros espectadores.

El plato en este sentido, para ser de temática culinaria, es bastante relajante o empalagoso, pero no menos entretenido, especialmente en varios pasajes donde el protagonista, Mirren y las secuencias casi de Romeo y Julieta la hacen medianamente traviesa.

En general aprueba, es amable en sus parajes, pero no ofrece demasiado más. Al menos logra lo que otras cintas que se meten en una cocina apenas insinúan.

Recomendación: Para ver de a dos. De apariencia simplona tiene bastante cuento para concretarlo en pocos matices y reducirlo a un mensaje claro. Una moraleja de buffet.

🍽😌

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s