[CINÉFILO PROMEDIO] “Trainspotting 2: La vida en el abismo”


Maduramente inadaptados

Ya sea por nostalgia, por el renombre que tiene Danny Boyle como director o mera curiosidad por ver qué es capaz de hacer como secuela de una de sus obras cumbres, “Trainspotting 2: La vida en el abismo” (2017) es una invitación que se hace tan innecesaria como ineludible para quienes mezclan todas esas condicionantes antes mencionadas: memoria, trayectoria y simple duda.

Lo cierto es que la película funciona casi como un homenaje de dos horas a una cinta que marcó época por temática, personajes, banda sonora y mucho más. Sus referencias son explícitas y en eso hay un acierto, pues disimularlas sería ridículo y después de todo, es parte de lo que el espectador quiere ver. Pero más allá en cuanto a resultados, poco la verdad.

Podría costar un poco agarrar el hilo de esta nueva aventura de la banda, especialmente porque en 20 años nos han ocurrido muchas cosas como para recordar con detalles el remate y la trama de la película original. Es por ello que el tiempo que se emplea en ponernos al corriente y recordarnos lo básico se agradece aunque queme varios minutos del desarrollo.

Como es natural, nosotros como público hemos cambiado… ¡el mundo ha cambiado! y desde 1996 son muchas las historias que presenciamos poniendo a prueba nuestro poder de asombro (es cosa de ver las noticias de cada día). Lo anterior como prólogo para apuntar que Danny Boyle prefiere no innovar demasiado en el devenir de Renton y su pandilla, y siendo honestos, quizás ya no nos interesa tanto saber qué fue de ellos y qué de nuevo podrían hacer.

Como muchas cosas, preferimos quedarnos con lo bueno que fue, lo que nos hizo y cómo nos lo hizo sentir, con su banda sonora hipnotizante y golpes como la vida misma nos ofrecía por esa entonces. La sensibilidad ya no es tan fina por estos días y si ver esta secuela vale para dicha reflexión, entonces deberías apuntarte a verla, de lo contrario aléjala de tus prioridades. Acá hay más carga madura, es menos explícita para generarnos opiniones simples.

Es como esa fiesta de la que todos te hablaron que estuvo increíble, luego vas y te aburres dándote cuenta que en realidad están todos más preocupados de recordar las anécdotas de la primera fiesta que de intentar hacer algo nuevo y genial otra vez. Saquen sus conclusiones.

Recomendación: Interesante. Sin ser una mala película no consigue méritos propios para perfilarse mejor.

🤔

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s