[EN VIVO] La “alquimización soñada” de Claus

La honestidad de los sueños

*En un marco íntimo y fiel al empeño personal de su primer trabajo, el artista se presentó el pasado 10 de noviembre en el Teatro Coca Cola de Bellavista dando a conocer oficialmente su disco debut.

El vino de cortesía en la previa y un espacio muy grato fomentaron el cálido ambiente para un público que si bien contaba con una noción del estilo que Claus Handwerck ha venido trabajando desde hace por lo menos una década, posiblemente recibió más entrega, sinceridad y vibras positivas en escena de las que esperaba y esta vez respaldadas por un apoyo musical laborioso y un invitado que le dio jerarquía al estreno.

“Alquimizando sueños”, “Sabes donde voy”, “Cuerpo de metal” o el ambiente creado por “Bajo el mar” fueron algunos de puntos altos de la velada, sumándose la voz femenina proveniente desde el coro y la participación de Alexis Venegas, doble ganador de Viña del Mar. Este último en lo que podría ser un atractivo anticipo de colaboración entre ambos.

Principalmente el clima entre pop melódico chill out y la incondicionalidad de quienes siguen el camino musical de Claus -incluso desde antes de su participación en el proyecto “Xylema”-, fue en lo sumo agradable y placentero. Un buen arranque, correcto para una carrera musical que sin duda y como quedó en evidencia aquella noche en Bellavista, llena el alma a su gestor, se irradia más allá del escenario y lo complementa a su propia filosofía de vida.

En el futuro, quizás en el siguiente capítulo de esta historia que ya nos abre varias posibilidades, otro Claus con un segundo álbum a cuestas y nuevas vivencias para compartir, nos regale más historias, una que otra catarsis, pero ojalá manteniendo esa honestidad que marcó su debut en los escenarios. Eso será mañana, hoy con una copa de vino y la compañía de su disco estreno es más que suficiente para que todo luzca mejor.

crp.

El álbum “Alquimizando Sueños” y sus temas mantienen un tono optimista dentro de sus baladas con algo de crítica a los intereses materiales que muchas veces se contraponen a las emociones o sensaciones intangibles, viéndose postergadas dentro de un sistema que nos consume día a día. Así, en medio del pop y este análisis profundo y personal sus sones se van enredando en un segundo plano interesante para nuestras propias reflexiones. El material está disponible en Spotify y otras plataformas además del CD en contacto con el propio artista. El precio de lanzamiento es de $5.000.

Alquimizando Sueños – Claus 

VideoClip Single Sabes donde Voy – Claus 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

[EN VIVO] De Phil Collins a Depeche Mode: Loca semana británica en Santiago

*En menos de una semana tres grandes nombres de la música anglo llegaron para presentarse en vivo en Santiago y los matices fueron inevitables.

Marzo de 2018 quedará marcado por la visita desde Reino Unido de tres sonidos con sello propio, solo compartiendo la cuna y la devoción de los chilenos que presenciaron sus shows en forma masiva. Espectáculos que sobretodo en algunos casos difícilmente se repetirán y donde las lecturas tienen más de un matiz.

El jueves 15 de marzo tuvo lugar uno de los más inesperados regresos a los escenarios en vivo. Phil Collins, la leyenda, volvió -independiente de las especulaciones sobre los motivos- pese a las evidentes muestras de merma física que presenta, a estar cara a cara con el público nacional. Si bien tiene 67 años, la salud le pasó la cuenta y claramente ya no es el mismo. No es una crítica, es un hecho. Aún semi postrado mostró clase y entrega.

Posiblemente fue igual de sorprendente que la asistencia fuera la más numerosa de los espectáculos del último tiempo para un solo show. El coliseo ñuñoíno se repletó de muchas parejas de edad media ávidas de clásicos con la voz característica del ex Genesis, que dejó todo por llegar a los altos mientras una banda de excelencia le seguía como soporte aunque sin disimular que el londinense iba obligadamente una velocidad más lenta, sin la jovialidad y fuerza de antaño.

Su caso fue el de un recital de auto homenaje, de tributo propio compartido por el sentimiento de los espectadores que reeditaron en sus mentes los mejores momentos de un repertorio reconocido, incluso para darse maña de dejar éxitos al margen. Su hijo en la batería y una duración más acotada fueron otra representación del momento actual, a propósito del elocuente “Not dead yet Tour” (…).

El día 20 Gorillaz y su aparataje visual como pilar de su presentación recrearon su mundo en el Movistar Arena donde los devotos de Damon Albarn tuvieron la oportunidad de verlo frente al telón dos décadas después del comprobado éxito de su experimento musical, entonces paralelo a Blur.

El Gorillaz Humanz Tour estuvo a la altura y los registros lo comprueban. Una consolidación que pese a no estar en su mejor momento salda una deuda con sus fanáticos de este rincón del mundo, incluso regalando un hit que pronto sonará en las radios del mundo. “Hollywood”. El pulgar arriba fue elocuente entonces para quienes asistieron al Movistar Arena y premiaron no sólo por considerar Chile dentro de la gira sino dieron una merecida ovación a las particulares atmósferas creadas por el grupo humano – virtual que se dejaron ver frente al telón de sus representaciones con los más reconocidos “Clint Eastwood”, “Feel Good Inc” o “19-2000”, además de otras menos difundidas como la bellísima “Melancholy hill”. Una visita inédita y difícilmente repetible en el futuro.

Acto seguido el día 21 Depeche Mode hizo que sus seguidores quedaran cortos en conceptos sobre el recital brindado nuevamente ante más de 45 mil personas en el Estadio Nacional. “Maravilloso”, “Grandioso”, “Una locura” o “Mágico” fueron parte de los comentarios más reiterados tras más de una hora tres cuartos de una banda “Clase A”, de esas de otro nivel, increíble, que vale la pena ir a ver.

Dave Gahan como maestro de ceremonias cual showman por el cual no pasan los años. Un Dorian Gray de la escena con una voz y carisma de renglón aparte. Casos como él hay pocos. Y por supuesto despunta en su forma Martin Gore, escudero fiel y artífice del éxito de un sonido eterno. Lo disfrutaron desde el escenario y eso trascendió hasta la butaca más lejana de un Nacional delirante entre bailes liberadores y algo de olor a hierba.

Como suele ocurrir con estas mega bandas, el puñado de éxitos que quedó fuera del playlist solo demuestra que se trata de monstruos de la música de todos los tiempos y su performance reciente califica dentro de lo mejor del año y deja con gusto a poco sabiendo que se trata de una visita que se da -con suerte- cada diez años.

Una semana loca, cargada de acento británico, en diferentes tonos y para distintas generaciones, en un año que apenas comienza y ya deja más de una docena de recitales anticipando un 2018 jugoso en ganancias para las productoras y que pone a prueba -otra vez- las finanzas de los fanáticos.

[EN VIVO] “Cirque du Soleil: Sép7imo día, no descansaré”

Es increíble y no deja de sorprender el arraigo que desde Chile tenemos con Soda Stereo, ya sea por el carisma del eterno Gustavo Cerati, la sensación de que no volveremos a verlo o por el mero hecho que nos evoque una época de nostalgia bella, sea cual sea la razón, todo lo que nos inspire los acordes del trío aquel hoy casi por obligación nos convoca a ver de qué se trata. “Cirque du Soleil” toma el guante y con buen ojo monta este show “Sép7imo día: No descansaré”, de cerca de hora y media que deja algunas muecas al margen del festín creativo en escena.

La función suena a Soda Stereo, se inspira en Soda Stereo y lo explota como temática que recrea libremente y fiel a sus cánones, pero claro, aunque suene de perogrullo, no es Soda Stereo. Aún así hay detalles que no dejan de llamar la atención, como el hecho que se trate de un espectáculo músical y no haya instrumentos -sonando- en escena, siquiera para reforzar el mensaje. Si bien se trata de verdaderos video clips escenificados en vivo por los artistas circenses, a veces con mayor o menor éxito, esa irregularidad es la que provoca la mueca sobretodo cuando la línea argumental, el hilo conductor no queda tan claro como por ejemplo en “Nada Personal”, el experimento teatral musical de Matías Oviedo.

“La función suena a Soda Stereo, se inspira en Soda Stereo y lo explota como temática, pero aunque suene de perogrullo, no es Soda Stereo…”

No pedimos a Charly Alberti y Zeta Bosio tocando, pero si hasta Giolito se pegó un 360° en Viña del Mar es justo esperar algo más que un diábolo en escena para algunas canciones emblemáticas. Todo vale para apelar a la nostalgia y en la dispersión más de algún dardo da en el blanco, incluso con espacio para lo emotivo.

Destacar dentro de lo mejor, el mix creativo de disciplinas artísticas, plásticas, actorales, circenses, de vestuario y montaje que son acordes a lo que uno espera de un show de esta envergadura. No sería CDS sin los juegos de colores y buen uso de la escena. También suma la inédita posibilidad para que el público siga de pie el espectáculo, un acierto innegable.

El desafío de adaptarse a diferentes lugares en medio de una gira por múltiples países y coliseos es un factor que incide, no hay duda, pero el gusto a poco es innegable y honestidad por delante, lo anterior hace que “Sép7imo día” no sea un imperdible o al revés, un sucedáneo soso de Soda Stereo, si no una suerte de electivo emocional nostálgico que termina evocándonos la banda en sí y sus melodías, más que las piruetas que se pagó por ver, que quedan casi de anécdota.

[EN VIVO] Laura Pausini derrochó talento y gracia en tour “Similares”

lpau02*La cantautora italiana justificó la amplia convocatoria del público para ver su más reciente espectáculo “Similares”, donde dejó claro que es una artista de características únicas.

Poco queda de esa chica italiana tímida que tras imponerse en San Remo llegó a Chile en la primera mitad de los años noventa para meter varios hits inolvidablemente románticos. Hoy si bien la fortaleza de Laura Pausini se mantiene en dicho estilo, tanto su desplante como currículo musical han crecido a niveles fuera de lo esperado.

Cuesta encontrar ejemplos donde artistas tan exitosos y amigos del bajo perfil generen tanta empatía con el público aún cuando muchas veces no todos sean fieles a sus canciones. Ya en Viña del mar 2015 su presentación rompió todas las expectativas y barrió con quienes subestimaron su invitación al certamen, derrochando hits que de inmediato se asociaron como antaño, a las parrillas diarias del dial romántico chileno y en una cantidad sorprendente.

Madura, festiva y con una voz tan sólida que abruma por su temple, Laura Pausini hace parecer sencillo un show bien estructurado, donde no deja duda alguna de su talento e integralidad como artista a más de dos décadas de irrumpir en las listas musicales de nuestro país. Sigue leyendo

[EN VIVO] A 20 años del viaje verde de Lucybell: Orígenes de lujo

LCBLVIAJAR00*En medio de una gira que continúa, la emblemática banda nacional hizo una parada inolvidable en el Caupolicán, que se rindió como tantas veces, en esta oportunidad recordando un disco clave en la carrera de la marca Lucybell.

Tal como ocurrió hace un año en el teatro Cariola para conmemorar los 20 años del primer trabajo discográfico de Lucybell, “Peces”, ahora fue el turno de su segundo álbum de estudio “Viajar”, el cual fue recordado con el apoyo irrestricto de un público devoto y una banda comprometida a devolver ese afecto.

Pese al cambio de recinto solo días antes del concierto, el teatro Caupolicán coreó todas las canciones del denominado “disco verde” e igualmente otras que forman parte del repertorio, además de las más recientes “Cuando me acerco a ti” y “Salté a tus ojos”.

“Viajar”, editado en 1996 pese a ser muchas veces pasado por alto tanto por especialistas como por fans -no obstante sus singles más reconocibles-, no fue solo un trabajo que marcó el despegue del entonces cuarteto capitalino en medio de la escena musical; sus aires modernos, coros poco habituales para el momento y una imagen atractiva de la mano visual de Carlos Moena, hicieron que el talento se consolidara y los proyectara para lo que venía, haciendo quizás una diferencia con un sinnúmero de bandas que en diferentes estilos, luchaba por hacerse un espacio y perdurar más allá de esa segunda parte de los noventas.LCBLVIAJAR03

El repaso de Valenzuela, Caces y Foncea, principalmente de aquellos temas mostró fraternidad, nostalgia pero sin duda también mucho orgullo. Si bien la voz principal es la única sobreviviente de esos pasajes noventeros, el espíritu lucybélico ha perdurado y se ha dado maña de hacer muchas veces desconcertantes giros sonoros que han podado su fanaticada, la cual pese a los virajes pareciera lucir hoy depurada e igual de orgullosa que hace tantos años.

El factor del público no es menor. Nuevamente fueron miles los que se acercaron al coloso de calle San Diego para escuchar en vivo a un Lucybell que siempre se ha caracterizado por sonar muy bien en vivo, casi tanto o mejor que en estudio, en una de las razones que explican que la marca haya perdurado y se mantenga tan vigente. En cuanto al desglose etáreo, así como a mediados y fines de la década pasada hubo un auge de fans más jóvenes que marcaban de adolescentes cada presentación, más allá de estos recopilatorios, los seguidores del ahora trío sobrepasan por amplio porcentaje los treinta años y parecieran dispuestos a defender las butacas donde el algún momento parecían eclipsados. Sigue leyendo

[EN VIVO] Los Fabulosos Cadillacs: El show continúa (y tiene para rato)

lfc*Aunque se trataba de la promoción de su último disco, los argentinos saben que cada perla de antaño que regalan es el equivalente a un invaluable viaje en el tiempo para sus seguidores. La fiesta tiene para rato.

Que Vicentico ya tiene su carrera como solista, que la banda está en receso o que se reúnen para recaudar dinero ¿qué hay de malo en aquello? Lo cierto es que cada vez que “Los Fabulosos Cadillacs” pisan tierra chilena derrochan la misma calidad de sus días de gloria o mejor dicho, cuando eran más jóvenes, porque la esencia de ayer perdura en roble hasta hoy, y añejado todo es más dulce.

Su último disco conceptual (relata una historia que avanza en las canciones) “La salvación de Solo y Juan” matizó una velada que comenzó sin aprontes y luego de un video promocional del trabajo mencionado, los hits mil veces bailados buen pudieron emocionar a muchos al tiempo que la masa que repletó el Movistar Arena no dejaba de sacudirse, es que en realidad los Cadillacs nunca han dejado de sonar por estos lares.lfc2

Es cierto que este último álbum vuelve a desnudar la esencia de fusión de ritmos que poseen “LFC”, descolocando a algunos, pero es precisamente ese factor el que se guarda tras sus éxitos más conocidos y que viene a instalar temas nuevos que no aparecían desde 1999. Claro, hubo compilatorios, adaptaciones y covers pero en esta oportunidad la apuesta viene a desempolvar las glándulas creativas que Flavio y el propio Vicentico decidieron plasmar en un disco.

El recital en sí tiene sus momentos altos y otros más exploratorios a propósito de canciones menos conocidas junto a las debutantes, pero por más de dos horas mantiene al público atento a lo que ocurre en el escenario, donde se roba la atención el show aparte del artista plástico argentino Jorge Alderet -Dr. Alderete- que está muy inmerso en la estética de este álbum y cuenta con reconocido cartel en Argentina. Él dibuja en vivo digitalmente un sinnúmero de figuras que acompañan a las canciones y que se proyectan gigantes en el fondo del show: Es decir, cada concierto es único además por este factor. Sigue leyendo

[EN VIVO] Emmanuel, más humeante que nunca

Bizarro.cl

Ídolo

*El ídolo mexicano tuvo una noche a sus anchas en el Movistar Arena ante cerca de nueve mil personas, donde brindó un siempre agradable paseo por algunos de sus innumerables éxitos.

Mientras afuera el diluvio santiaguino ofrecía truenos y abundantes granizos, al interior del anfiteatro techado del Parque O’Higgins la lluvia fue de éxitos y recuerdos al son de un ídolo pop mexicano querido por el público chileno, Emmanuel, quien no decepcionó a sus fanáticos y los sorprendió nuevamente con su vitalidad en escena, pese a tener seis décadas a cuestas.

Con algo de retraso, el espectáculo matizado con percusiones y diálogos con el público, entregó en poco menos de dos horas (21.27-23.22 hrs.) un repertorio de canciones conocidas pero también dándose maña de interpretar algunas de gusto personal, compartido con los seguidores más comprometidos.

Debido a que las entradas no eran baratas, congregar a una gran cantidad de público, incluidas nuevas generaciones, es una muestra de la vigencia de este artista en momentos donde la venta de discos no es lo que mueve el mercado, sino el conocimiento de las canciones mediante la radio, internet o directamente en presentaciones en vivo. De ahí la importancia de esta nueva visita del ídolo mexicano. Sigue leyendo

[EN VIVO] Lucybell: La banda más poderosa de la escena nacional.

Multiplicidad potenciada.

Multiplicidad potenciada.

*Ante poco más de mil personas, en un ensayo muy íntimo pero a la vez vigoroso, el sexteto nacional derrochó éxitos y mostró la acostumbrada madurez como banda, probando los nuevos temas del esperado disco de reencuentro.

Con algo de habitual retraso pero con la incondicionalidad de su público, Lucybell se presentó ante un repleto Teatro Nescafé de las Artes, que desde sus años como Teatro Providencia, ya había acogido los gritos de la fiel fanaticada lucybélica.

En poco menos de dos horas, no importó la lesión en la mano derecha de Claudio Valenzuela o la admitida calidad de ensayo con público que tenía la presentación. Eduardo Caces, Cote Foncea, Francisco González, Marcelo Muñoz y Gabriel Vigliensoni más la voz de su emblemático vocalista armaron un carrusel que repasó equiparadamente todas las estaciones musicales de la banda en sus veintidós años de historia.

Hoy con una marca registrada, consolidada y valorada en el mundo, el grupo abrió las puertas a sus integrantes originales que -cada uno con su sello- aportan a una diversidad inédita en las bandas musicales y que no muchas agrupaciones en el orbe pueden jactarse de tener. El desafío de congeniar criterios en un producto tan heterogéneo como sus miradas y personalidades no aparece entonces como algo menor y sin embargo, gracias a su espíritu de colaboración y equipo, los integrantes del proyecto sacan la tarea, también por el apoyo de un soporte de producción con años de experiencia.

Imagen de 'Poderoso'.

Imagen de ‘Poderoso’.

“Bosques de odio” y por supuesto “Poderoso”, fueron dos de los temas nuevos sondeados por la audiencia; el primero algo más denso y el segundo justificando su calidad de single, recordando ecos del trabajo “Viajar”. Otras dos apuestas también llegaron al público; una muy sensible que Claudio Valenzuela, emocionado, dedicó a su padre y una última de ritmo vertiginoso y más acorde a los últimos pasos del grupo.

El resto del repertorio fueron éxitos calados y coreados por todos los presentes. Primero sentados de manera muy compuesta en los asientos numerados del remozado salón con terraza y luego de “Mataz”, de pie y con más fervorosidad. Los hits desde “Peces” hasta “Ave Fénix” sonaron fuerte quizás con una deuda hacia “Primitivo”, pero otorgándole diversidad al protagonismo de cada uno de los presentes en el escenario. Incluso con Valenzuela improvisando con las baquetas dada su ausencia de guitarra por su lesión, que en contraparte, soltó más que nunca su histrionismo.

Los nuevos EP del ahora sexteto verían la luz próximamente y las ciudades que esperan poder presenciar los shows suman y siguen. Una merecida recompensa para todo el equipo humano detrás de la banda y sus músicos, uno de los grupos que suena tanto o mejor en vivo como en estudio. Un Lucybell, nuestro, grande y poderoso.

Más vivos que nunca.

Más vivos que nunca.

*Publicado en Radio Portales.cl y Revista Evavisión.cl

[EN VIVO] Maratónica celebración del Centenario del Partido Comunista

En una jornada que se extendió con creces más allá del cronograma previsto, el Partido Comunista de Chile celebró con más de 65 mil personas su Centenario de vida política con un espectáculo de alto nivel en el Estadio Nacional.

La actividad, cargada del simbolismo que conlleva el recinto ñuñoíno para la colectividad y el país, estuvo marcada por una gran asistencia de jóvenes, quienes fueron de los más entusiastas al llegar desde temprano al principal coliseo deportivo nacional.

Caída la tarde, el eterno cantautor cubano Silvio Rodríguez extendió su participación, como era previsible, hasta casi una hora, retrasando con la benevolencia y complicidad de un público cautivo el programa previsto por la organización.

Luego de la sólida y mágica oportunidad de escuchar los sones del trovador isleño, fue el turno de los nacionales Inti Illimani, quienes mantuvieron la excelencia y nivel del show y, por si fuera poco, posteriormente Illapu y Sol y Lluvia completaron un bloque que pasó la medianoche con la misma frescura que la noche y el público -aún en gran parte- siguiendo el espectáculo.

Dentro de la participación de otras bandas nacionales que terminaron de madrugada como Juana Fe, Chinoy, Colectivo Cantata Rock, Los Cuequeros y el consagrado Manuel García entre otros, se rindió permanente tributo a las víctimas de las violaciones a los Derechos Humanos, tanto en el mismo Estadio Nacional como en todo el régimen militar, pero también se acusó la vulnerabilidad actual de estos principios elementales, especialmente hacia la causa mapuche, mencionando en menor medida lo que ocurre en Freirina y lo relativo a la polémica Ley de Pesca.

También hubo espacio para un homenaje a las bases y raíces del partido de la hoz y el martillo, sus orígenes y su aporte al país, con mención especial a Salvador Allende, constantes recuerdos a Violeta Parra, Pablo Neruda y Víctor Jara y por supuesto el despertar del más reciente movimiento estudiantil.

Los convocantes no ocultaron su satisfacción y el presidente y diputado del PC, Guillermo Teillier, dio cuenta del orgullo por el éxito alcanzado en el multitudinario concierto del Centenario, e incluso afirmó que ‘lamentablemente hubo gente que quedó fuera y no pudo ingresar’.

Por Christian Reyes
Fotos: Marjorie Camargo C.