[CINÉFILO PROMEDIO] “Loving Vincent”

Tras las huellas de un mito

Desde el comienzo esta película polaca arroja un par de premisas principales: es una imperdible para los amantes de las cintas biográficas, de Van Gogh e innovadoras, y por otra parte también por su carga artística en una animación exquisita fruto de un trabajo inédito en el cine.

“Loving Vincent” (2017) es un esmero sin igual, su técnica es admirable y en cuanto a su contenido, si bien no aparece con particular atractivo se va tiñendo de intriga y una suerte de misterio que puede ser un redescubrimiento interesante para quienes solo iban por un film biográfico.

Haciendo a un lado las loas, pese a que solo dura poco más de hora y media, puede tornarse un poco larga por su temática, la falta de certezas y porque tarda mucho en volverse interesante al margen de sus paisajes.

Lo que nos deja esta cinta, muy del llamado “cine arte” (aunque suene redundante), es que su estética preciosa hipnotiza, hasta emociona, pero la historia en sí quizás no estuvo a la altura de semejante proeza. Siempre se agradece cómo no, conocer más detalles aunque sean ficcionados, sobre la vida de Vincent Van Gogh y esta película es otra prueba.

Recomendación: Interesante. Un deleite visual con un opacado desarrollo argumental.

🙂 🎨

Anuncios

[CINÉFILO PROMEDIO] “Emoji: La película”

Ni tan “meh…”

La crítica y el prejuicio se han ensañado con “Emoji: La película” (2017). Es cierto que da un poco de vergüenza ajena ver que se pueden hacer películas de cualquier cosa y la otrora solemnidad en torno a un film de pantalla grande hoy no es tal. Pero también hay que reconocer que en el fin de entretener, a su público objetivo -cada vez más ávido de tecnología a temprana edad- le resultará graciosa y hasta entretenida.

Con menos conceptualidad acerca del manejo de marcas y una que otra alusión específica más elaborada, “Emoji” saca la tarea con premisas muy básicas sin ocultar su romance con los más pequeños, quienes se verán atraídos por los colores, símbolos reconocibles y antagonismos fácilmente distinguibles. No hay que darle muchas vueltas a la trama misma: es un sketch tecnológico y corporativo explícito pero aún así, adivinen, para bien o mal, se mantiene en pie.

Los más grandes podrán hacer un festín destrozando el trasfondo, lo burdo y ridículo de la propuesta, pero si en 80 minutos su retoño se mantiene entretenido es un hecho que no se puede obviar.

Yendo a los aspectos que vale la pena mencionar, no es extraño si se da cuenta que hay un factor común que le suena conocido en “Emoji”. Guardando las proporciones, acá se toman “ideas” de otras películas, como las características de los protagónicos y una escena calcada de “Shrek” (2001) o la búsqueda de “Wall-E” (2008) calcando a los bots, entre otras. Meras conjeturas quizás pero que debería ver por si mismo.

En síntesis, no le pida peras al olmo.

Recomendación: Regular. Malísima para los más exigentes, divertida para los más chicos.

🙄💩 😒 👫

[CINÉFILO PROMEDIO] “Un jefe en pañales”

Divertida aventura infantil

Una animación infantilmente entretenida que bien podría dar para una serie. “Un jefe en pañales” (2016) tiene bastante onda pese a lo “tirada de las mechas” que aparece en el papel, pero concuerda con la premisa que no hay historias aburridas sobre niños y bebés cuando el factor imaginación es invocado.

Un factor a favor de esta comedia infantil es su rapidez. Es sumamente ágil para avanzar y contar su trama con simpleza y enfatizando lo impredecible de la imaginación. Y es que aunque suene redundante, ese es su tema clave y todo gira en torno a ella.

Pese a lo básico que pudiera sonar, si le sumamos el humor en dosis suficientes para cada sketch y con mucho de tono blanco, más algún tips sentimental, da una película de animación más que correcta con la salvedad que se dará mucho mejor en públicos sub 13, pero encajará también en el resto.

“Un jefe en pañales” o “El bebé jefazo” es divertida. Puede pecar de infantil pero no puede obviar aquello por su temática, y se da maña para entretener de forma muy sana. Es interesante como lleva al cine los recuerdos de series como “Rugrats” o “El mundo de Bobby”.

Una cinta familiar, sencilla, juguetona y recomendable pese a ser bastante básica. Funcional.

Recomendación: Entretenida. Es al menos interesante lo que logra y podría perfectamente funcionar como serie de tv, tiene esa liviandad.

🙂👶

[CINÉFILO PROMEDIO] “Moana: Un mar de aventuras”

....

Entretenida fantasía polinésica

Pulgar arriba sin ninguna duda para esta nueva pasada de Disney que entretiene a grandes y chicos, requisito fundamental de la nueva generación de películas realmente familiares, con algunos tópicos reiterados pero que a la larga mantiene la atención de todos y eso que se acerca a las dos horas (tiene breve escena post créditos).

“Moana: Un mar de aventuras” (2016) posee infantilismos, es cierto, pero también se da maña para meter un par de hits musicales (muy pegadizos, de esos que después andará tarareando), evocar profundos sentimientos y deslumbrar con un colorido digno de las mejores experiencias del cine moderno. En 3D sin duda se hace impresionante.

Si analizamos la narrativa que posee, en realidad no opera con mucha complejidad, de hecho funciona con pocos personajes por casi dos horas y eso sí, funcionará mejor sobre los siete años, porque algunos niños varones son menos tolerantes a las canciones que de todas maneras andan bien en inglés y español.

Un buen contexto para el reconocimiento a los orígenes, la rebeldía bien encausada y la oportunidad de no salir defraudado con esta nueva apuesta de Disney, con lo habitual de su repertorio, en mismísimo buen sentido.

dado5Recomendación: Buena. Realmente familiar, liviana, agradable. Simple y funcional.

😉👨‍👩‍👦‍👦🏝

[CINÉFILO PROMEDIO] “Sing: ¡Ven y canta!”

....

Disperso karaoke

Entretenida aunque con algunos estereotipos preocupantes es “Sing: ¡Ven y canta!” (2016) que promete buenos temas, animación divertida y un embrollo medianamente llevadero durante poco más de hora y media, para todo espectador.

Las condicionantes u observaciones pasan por el machismo poco sutil en el sentido de las historias, infantiles claro, pero de cierto modo también innecesario para lo que podría esperarse. En cuanto a lo demás, los reparos pueden pasar más bien por lo liviano de la historia.

“Sing” será bien recibida -aunque sin júbilo- por los pequeños pero su botín entre los más grandes es más cuestionable. De hecho, fuera de los chispazos de risa inevitables que posee, la música por si sola tiene un imán que es el principal gancho a divisar, así como la calidad de las voces principales.

Si se tratara de jugársela por conceptos y recomendaciones generales, diría que llevo o pongo a niños cercanos a verla sin ningun problema, pero no esperaría la misma respuesta de parte de los grandes a cargo. Principalmente esto porque las partes llamadas a tocar la fibra emotiva lo hacen pero sin demasiado énfasis y los contrapesos de locura, colorido y más sentimentalismos por el otro no van muy a la par.

Este coro salva con lo justo, sin demasiada elegancia, poca sustancia pero con tonos agradables. Con eso en esta pasada pareciera bastar.

dado 4Recomendación: Pasable. Se hace llevadera pese a su liviandad y sin enfatizar la fibra emotiva. Un coro digerible pero no perdurable.

🙂🎵 🎶

[CINE PRÁCTICO] “Piper” (Cortometraje)

...

Simpleza funcional

Sin duda el 2016 queda marcado en la alianza Disney Pixar por el estreno de “Buscando a Dory” (2016), donde un pequeño extra gana las simpatías del público desde el arranque.

A propósito de temáticas costeras y marinas, “Piper” (2016) es un cortometraje que cumple con ser un buen aperitivo del film principal, cumpliendo con tres premisas clave: simplicidad, universalidad y excelencia.

Si bien su sencillez y simpleza pueden resultar sumamente básicas, lo cierto es que Pixar ha elevado tanto sus estándares que el paladar hacia sus productos y sub productos es cada vez más exigente y en este caso, “Piper” resulta sencillo pero también con gran excelencia en cuando a calidad de realización.

Pongamos el contexto adecuado, se trata de un cortometraje de 5 minutos y fracción donde la historia es simple pero adorable y por sobretodo, presenta un nivel para su comprensión que es universal y ese es un gran plus para su rol de cortometraje de apertura, de abrir los fuegos, telonero y tantear al público de una cinta más extensa a continuación. ¡Qué mejor entremés!

dado5Recomendación: Difícil no recomendarlo. Breve, -algo simple- simpático y bien realizado.

👏🐦

[CINE PRÁCTICO] “Buscando a Dory”

...

Otra búsqueda con resultados

Algo nos podría recordar esta segunda pasada submarina de Disney y Pixar en “Buscando a Dory” (2016) a la “Toy Story 3” (2010) ya que por varios momentos nos hizo emocionarnos más que reírnos, pese a tener muy bien matizados ambos ingredientes.

Este es otro ejemplo que las segundas partes no siempre decepcionan. Acá pese a tener grados de fantasía más hiper realistas o “no tan redondos”, se rescata mucho del gen original de “Buscando a Nemo” (2003) y les da toda la razón a los responsables de desarrollarla, ya que pese a habernos hecho esperar bastante para verla, consiguieron que todo valiera la pena. De vez en cuando agrada ver que una cinta cumple las expectativas.

Esta secuela es entretenida -que duda cabe- pero también lacrimógena, especialmente en los más grandes o de mediana edad y seguramente como en “Toy Story 3” dejará a varios niños mirando a sus padres y preguntándose el por qué de los sollozos y lágrimeos. No se puede asegurar que es tan genial como la primera  parte ojo, porque es meritorio como sus personajes se mantienen intactos para una nueva aventura, abreviando incluso los lugares más conocidos. ¿Ejemplo? en la primera parte el viaje era el núcleo, en este film dicha parte es reducida para privilegiar y darle más minutos al destino mismo. Una variante que no pasa desapercibida y donde igual hay más posibilidad de no dar completamente con el gusto del espectador.

“Buscando a Dory” es una película recomendable, querible, con muchas cuentas positivas y una reñida comparación con la primera parte, donde al margen de las percepciones personales, resulta bien parada aunque quizás no vencedora. De todas formas lleve pañuelos y agradezca al cine por esa capacidad de hacernos volver a ser niños.

Por cierto quédese después de los créditos, hay una escena para considerar y que los seguidores de esta historia reconocerán con más de una sonrisa.

dado5Recomendación: Buena. Tiene emoción para los grandes y diversión para los más chicos. Una película que cumple objetivos.

🐠 😭 🤗

[CINE PRÁCTICO] “La fiesta de las salchichas” – (Sausage Party)

.....

Un bizarro menú animado para adultos

En otros países de habla hispana el calificativo más adecuado preliminarmente para esta cinta es “una chorrada” o “guarrada”, en Chile al parecer no hay una descripción precisa para esta osadía visual. En realidad lo que caracteriza esta audacia es que nadie la esperaba, quizás un factor común con otras cintas de la pandilla de Seth Rogen, Jonah Hill, Danny McBride y esta vez aunque con menor protagonismo, James Franco. Definitivamente no la esperábamos, o a nadie se le habría ocurrido tomarla tan en serio como para hacer un proyecto cinematográfico al respecto.

“La fiesta de las salchichas” (2016) tiene como sello al igual que la incursión de hace unos años “This is The End” (2013), tomar por sorpresa al espectador y dar la impresión que su génesis se gestó tras varias bocanadas de alucinógenos (algo en lo cual los ideólogos e intérpretes de la cinta no muestran el menor recaudo en disimular).

Esto es animación estrictamente para adultos, subida de tono, mal portada, en un contexto ácido y sólo con el fin de desafiar a los más incrédulos y poner a prueba a la tolerancia de varios. “¿Por qué no?” parece replicar cada tanto, mientras asesta varios golpes con una inteligente crítica social bien disimulada, una protesta astuta,  que se denota entre chiste y chiste.

La pandilla de Seth Rogen lo ha hecho de nuevo y su séquito agradecerá esta nueva aventura en formato animado, aunque lo bizarro y a ratos excesivo de sus escenas molestarán a los más tradicionales, especialmente si se consideran factores técnicos que incluso en este contexto, resulta ridículo exigir, como lógica de la trama, secuencias gratuitamente sórdidas, etc.

“Sausage Party” no es para todos los públicos y sólo por eso se le resta crédito. Sin embargo, los veinteañeros y de mentes más abiertas pasarán un buen rato. Quienes no toleren animaciones para adultos, obscenidades, metáforas subidas de tono o simplemente bizarras, busquen otra cosa.

dado 4Recomendación: Interesante. Es entretenida y divertida en sus obscenas metáforas pero tiene la cualidad de generar tanta valoración como antipatía.

🍤🍴😵

[CINE PRÁCTICO] “El niño y la bestia”

....

Ímpetu animal.

No todos son seguidores o siquiera le dan una oportunidad a las animaciones desde oriente para demostrar que se trata de cintas con buenas dosis de emotividad, chispa y acción, en un cóctel donde “El niño y la bestia” (2015) no desentona.

Si bien se hace un poquito larga (dos horas) y al final se diluye en matices muy de la animación japonesa que son menos universales que el resto del film, “El niño y la bestia” no es ni más ni menos de lo que espera de ella. Cumple, es eficaz, emociona, divierte y se manda un par de momentos y frases muy profundas.

Pese a su sobriedad y al énfasis masculino de su trama, los amantes del animé se verán extasiados con las gráficas, las características y personalidades de los personajes y el desarrollo de la trama. Quizás esta zanja demasiado pronto su norte y aunque con ello gana en ritmo, eso le resta objetivos a lo que queda de película, donde en su curva final no todos pudieran seguir con el mismo entusiasmo el desenlace.

La empatía es una de las buenas armas de este largometraje, recomendado para públicos de edad y espíritu, también para los amantes de la fantasía y el animé, y tal vez en menor medida para los más tradicionales o la mayoría del núcleo femenino.

dado5Recomendación: Buena. Correcta. Sobria y eficaz. Conforme a lo esperado. Un poquito larga.

🏯😏

[CINE PRÁCTICO] “Ralph, el demoledor”

....

Obra gruesa

Posiblemente si Adam Sandler con “Pixels” (2015) hubiera tenido la mitad de la coherencia de guión y chispa de “Ralph, el demoledor” (2012), los resultados de su película se habrían dado mejor, lastimosamente para él no fue así. Y eso que “Ralph” es una cinta de relativo bajo perfil dentro de la factoría Disney del último tiempo.

Además de conseguir buenos comentarios, esta evocación al mundo de los videojuegos con alegorías al Arcade, los locales de juegos y el sistema de fichas que nuestros hijos jamás entenderán, son un acierto para enganchar al espectador.

Por supuesto las emociones y empatías con los personajes son lo que prima y forman el corazón y eje del film animado. Una invitación muy familiar, con personajes queribles y un trasfondo convincente, pero ¿por qué entonces no podría estar a la altura de las grandes producciones Disney? La respuesta es, lo está. Es meritorio sin duda porque esos hitos, los de los nuevos clásicos, están marcados por la dupla con Pixar y en esta los de la industria de Mickey se las arreglan solos bastante bien.

“Ralph, el demoledor” es entretenida pero su afán por conseguirlo, en momentos contados, deja ver algo de ironía forzada. Además como hay público diverso, la temática de los videojuegos no les interesará a todos. Fuera de este impasse, destaca por su forma de contar una historia de forma que se hace entendible y creíble.

El bonus track de los cameos de otros juegos es sin duda un aporte, pero lo mejor de esta película y lo que la hace recomendable es que llega a los grandes y a los chicos, tocando lo básico pero también codeándose con lo más complejo. Buen mix de entretención pura.

dado5Recomendación: Buena. Tiene entretención para grandes y chicos, ternura y una historia bien narrada.

🙆