[CINÉFILO PROMEDIO] “El reino secreto” – (Epic)

Cuento de jardín

Aunque su característica gráfica puede no ser tan de excelencia como otras en su tipo, “Epic: El reino secreto” (2017) ocupa la subestimación que se puede hacer a priori de ella para terminar sorprendiendo por una propuesta que aunque fantástica da la razón a la elección para recrear la obra literaria en la que está basada.

Es su guión, una historia con buenos elementos y que se hace llevadera la que la vuelve una cinta de animación rápida, ágil y entretenida, que no se extiende más de lo debido ni especula con curvas rebuscadas. Acá se apela más bien al viejo y conocido “había una vez…” mezclándolo con elementos más actuales.

Simple, sin presunciones mayores ni mucha ambición. Obviamente eso puede incluso molestar a los más exigentes pero no es mucho más de lo que necesitan especialmente los más chicos.

Ojo también a la música de Danny Elfman, dato no menor y que amalgama con calidad en la cinta.

Recomendación: Interesante. Su principal capital es aparecer subestimada para terminar sorprendiendo.

👦 👧

[CINE PRÁCTICO] “Las aventuras de Peabody y Sherman”

Una historia para niños.

Una historia para niños.

Cine familiar y animación recomendada para menores de 14 años es “Las aventuras de Peabody y Sherman” (2014), lo último de Dreamworks que comienza de modo algo extraño para que luego nos acostumbre y se ponga más a tono de dibujos animados pseudo educativos. No obstante es una ilusión y es sólo una de tantas cintas que comienza y termina como una simple historia con moraleja.

Lo rarífico de las aventuras no quita que notemos la sonoridad clásica de Danny Elfman, que destaca entre los puntos altos de esta hora y media de película que la verdad no ofrece mucho para los mayores pero puede entretener a los más pequeños.

La falta de lógica, infantilismos, a veces exceso de bla bla y definitivamente tener a un sabelotodo en el protagónico -a nadie le gustan los sabelotodos- terminarán por agotar a muchos de los padres que lleven a sus hijos a las salas y no será de extrañar que poco antes del final ya el cine esté convertido en una sala de juegos donde lo que sucede en la pantalla es lo de menos. De los chistes del final ni hablar.

La animación en cuestión cae siempre de pie, sin consecuencias que no sean risibles y su poco riesgo para profundizar aburre. Ciertamente tiene sus momentos pero es poco más lo que se puede agregar de ella para recordar.

dado3Regular como mucho. Entretendrá a los más chicos, pero desde hace rato eso no basta en el cine de hoy.