[CINÉFILO PROMEDIO] “Rápidos y furiosos 8”

El ejército de Toretto

Es difícil que la saga de motores, alerones y cromos pueda atraer a nuevos públicos, sin embargo entre sus adeptos de igual forma, al margen de saciar la curiosidad natural, también hay un desgaste que es innegable.

“Rápidos y furiosos 8” (2016) si consigue hacerse interesante dentro de los disparatados planteamientos que promete a propósito de poner en riesgo a “la familia”, el bien más preciado de Toretto y compañía, pregonado por siete episodios anteriores y que ahora promete un antagonista de nivel. Algo que Marvel envidiaría, reconozcámoslo.

El desparramo de carrocerías, de llantas convertidas en humo y en menor término, de coreografías de pelea es todo lo que pudiera esperarse, pero en cuanto al resto del paquete, su profundidad es muy leve y solo zafa por la entretención y chispa de algunos pocos elementos que logran salir de lo predecible. Un sello de las últimas entregas.

Estos films de super equipos integrados por elementos con distintas habilidades extraña a Bryan O’Conner, de eso no hay duda. Ahí es donde entran los otros secundarios llamados a tratar de equilibrar la balanza al otro lado de Vin Diesel, para que no se lleve el peso de todo, porque ha quedado probado que eso no alcanza. Hay mérito en el intento aunque el resultado es más discutible.

“R&F 8” es lo que los fans de la saga esperan. Tiene lo suyo, sin trascender, dejando dudas para lo que viene pero consigue cerrar -bien o mal- una encrucijada planteada con ambición, bien ahí. Con tantos personajes y nombres en el elenco esto ya sería como “Dominics’ Fifthteen”.

Recomendación: Regular. Se va encerrando para sus fans y nada más. Es llevadera pero discutiblemente entretenida.

🚘 💥🤔

Anuncios

[CINE PRÁCTICO] “Rápido y Furioso 6” – (Fast & Furious 6)

Acelera y al diablo el resto...

Acelera y al diablo el resto… Una muerte y una resurrección.

Seguramente cuando comenzó esta saga la mayoría de los entendidos no daba un peso por las persecuciones de autos tan livianos y veloces como su guión, pero lo cierto es que hoy los réditos mandan y eso ya lo asumen orgullosos tanto los creadores e intérpretes de cada capítulo como sus millones de fanáticos por el mundo.

Justin Lin conduce el último estreno de la serie y con ello suma cuatro de las seis películas bajo su alero. Y  si bien ahondar en su profundidad y contenido es un ejercicio innecesario, para los seguidores cuenta con lo más importante: curvas, carros, dinero y mucha acción. El resto créame les da lo mismo.

Pese a todo lo anterior, “Fast and Furious 6” sin duda dista mucho de sus fines en el comienzo de la historia original. Incluso en el mundo del fans, hay quiebres temáticos que han llevado la saga a otro sitio buscando cargas en el guión más oscuras, lejos de las fiestas, luces y meros duelos de un cuarto de milla; los grandes carteles, las mafias internacionales y los peligros que ponen en riesgo el mundo son los que ahora predominan y hacen parecer ingenuos los primeros pasos de “Rápido y Furioso” en el cine.

La película no filosofa en lo absoluto, le da a los fanáticos lo que quieren y punto. Pese a esto hay algunas contras que los seguidores deberán admitir. Aunque se da el tiempo para todo, a ratos acelera demasiado y deja pasar secuencias que pudieron ser mejor explotadas, y aunque claramente es acción por sobre guión (pese a los esfuerzos) en otros aspectos clave, por ejemplo, debe ser de las secuelas más débiles en la parte musical, pieza importante en los primeros pasos.

Esta suerte de “A-Team” (“Los Magníficos”) pero forrados en dólares, dispersos por el mundo, explota bien la diversidad de carácteres de sus personajes, donde reaparece Michelle Rodríguez como Letty, en un rol que está en su ADN de la pantalla grande, aunque su inserción recuerda hasta Dragon Ball. Pero qué más da.

Dos horas donde se intentó hacer caber todo lo que más se pudo aún cuando no tuviera demasiado sentido o se pecara de exagerado. Los seguidores de ‘F & F’ no son tontos, notan los yerros pero también agradecen los guiños a los capitulos anteriores que les dan complicidad con la historia de los personajes y sobretodo, perdonarán todo por ver de nuevo en acción a su pandilla sobre ruedas favorita, haciendo de las suyas ‘en honor a la familia’.

3Recomendación: Mucha acción pero menos onda que las anteriores, donde la oscuridad y los conflictos estaban entre sus personajes, no en sus rivales, eso es fácil y reiterativo. Próxima parada… ¿Tokio? (again?)