[CINÉFILO PROMEDIO] “La gran muralla”

Muralla a medias

Muy cargada a la ficción y sin miramientos a la fantasía con adn oriental, una versión impensada de una de las maravillas del mundo y su aplicación práctica llega con “La gran muralla” (2016) en un camino que las novelas gráficas ya han explorado, mezclando elementos y personajes reales con la ficción.

La credibilidad por acá mejor que no asome, esto es precisamente fantasía y ficción, nada más. Quizás al final algunos personajes resulten más interesantes que la historia misma pero el atractivo innato de las artes orientales nos mantiene siguiendo la trama pese a los baches, pero obvio, todo tiene su límite.

Queda gusto a poco por la aventura de los compañeros de viaje protagónicos (…) pero es poco probable que sepamos más de sus peripecias, especialmente por todo lo que ocurre en esta pasada y los efectos de taquilla en las carteleras del mundo.

Tal vez lo más anecdótico o contradictorio de “La gran muralla” es que con tanto efecto y pirotecnia visual no consigue más que cintas de animación que exploran oriente antiguo, donde se toca de mejor forma la sensibilidad, la acción y el fondo de las historias.

Es cierto, hay aspectos que nunca terminan de cuajar en el todo de la película, secundarios de paso fugaz y que merecían mejor suerte mientras otros salen y nos dejan pensando qué diablos pasó. En fin, para la magnitud de una proeza de la humanidad en la cual sienta sus bases, esta película no le hace justicia, eso es claro, pero tampoco cumple entreteniendo de principio a fin.

Un concepto práctico: Si tuviera que recomendarla, me quedarían muchas dudas, porque al margen de la belleza de ciertas tomas y el “saludo a la bandera” de la sincronía de colores orientales, no queda mucho de fondo.

Recomendación: Regular. Prometía más. Resulta más superficial y poco recordable de lo esperado.
🙄⛩⚔🇨🇳