[CINÉFILO PROMEDIO] “Robar a Rodin”

El verdadero robo del siglo.

Con momentos propios de la cadencia de un documental pero con otros cargados de una extraña comicidad que nos exhibe aspectos poco analizados en la idiosincrasia chilena, “Robar a Rodin” (2017) es una recomendación más que interesante por una serie de factores.

El solo hecho que la historia del robo de una pieza de Rodin en Chile en 2005 siga en la memoria de toda una generación es un hito a destacar y más aún si detrás hay una atractiva radiografía social hábilmente explotada por Cristóbal Valenzuela, con una pizca precisa de ironía, sarcasmo pero todo dando pie a la verdadera reflexión: El particular perpetrador ¿tenía razón en su cuestionamiento social?

Los testimonios, el Chile de esa entonces (en realidad no muy distinto al de 12 años después) y la perplejidad de un sistema golpeado por sorpresa en su precariedad, no solo estructural sino mentalmente, son parte de una secuencia rica en cotidianidad y con una mezcla atípica de comedia de equivocaciones y profunda reflexión artística – filosófica.

Por cierto que el manejo visual tan bien logrado en cuanto al aire que se le da a testimonios y situaciones, muy de reportaje a ratos, en otras se pierde, en especial a la hora de planos casi de comercial o cuando el relato cae en un espiral donde no estamos seguros cuán útil es finalmente.

dado5Recomendación: Buena. Tiene mucho de Chile en su ADN, en su manera de resolver el caos, de generarlo y además entrega una más que interesante reflexión.

🙌👏🇨🇱

 

Anuncios

[CINÉFILO PROMEDIO] “Paul”

Simplemente por diversión

Cuando hay películas de estas que ya sabes a lo que apuntan por la química o temáticas de sus protagonistas se suelen dar sentimientos de rechazo o deleite entre sus espectadores, y si bien “Paul” (2011) no pertenece a la Trilogía Cornetto original resulta peculiarmente necesaria.

Es una desfachatez sin extremismos que nos hace falta una tarde cualquiera sin demasiada búsqueda de explicaciones; simplemente por divertirse, por celebrar una comedia que no parece importarle lo que pensemos de ella y que tiene sus momentos de humor al estilo que Simon Pegg y Nick Frost -una dupla de actores que viene haciendo películas juntos desde hace rato- han impuesto una marca registrada muy particular.

No es universal, de hecho su esquema general no es muy rebuscado pero como suele ocurrir lo importante no es el “por qué” sino el “cómo” se van dando los sketches y sin duda, un disparate que rompe lo tradicional e incluso de maña de variar la joda a lo sensible sin aviso. Eso la vuelve irregular y a ratos, forzada.

Aún así, cargada como siempre con una gran cantidad de referencias y salidas de madre que rayan en la “ñoñez” (lo que alimenta el culto), el spoiler del afiche no es excusa para no engancharse de esta road – buddy – aliens movie. Agregar como extra que buena música tiene.

Recomendación: Peculiar, divertida. Algo irregular pero muy del sello Pegg / Frost.

👽 😁

 

[CINÉFILO PROMEDIO] “Gold”

No todo lo que brilla…

Basada en hechos reales y con una temática que puede resultar familiar pero a la vez sorprendente, “Gold” (2016) tiene su fortaleza en una nueva transformación camaleónica de Matthew McConaughey con todo su sello pero que como producto integral, fuera de algunas luces secundarias, no deja demasiado.

Una vez más los sueños de fortuna son los ejes de la aventura en cuestión que desde un comienzo queda reflejada como la búsqueda de la riqueza mediante la ruta del oro. Los métodos, la persistencia y las peculiaridades en el camino las hemos visto anteriormente, pero dado que son hechos que realmente ocurrieron sin duda los torna más interesantes.

La irregularidad de la historia deja algunos vacíos, unos más disimulados, otros no tanto. En dos horas de película sin duda esos son aspectos que salen a relucir. Tiene buena sonoridad, engancha, pero también fuera de McConaughey y los momentos en que hace dupla con secundarios como Edgar Ramírez, le falta un poco de peso para igualar a otras cintas similares de ambición, perseverancia y negocios con sus triunfos y por supuesto, fracasos.

“Gold” es entretenida, distrae, pero es más subjetivo decir que la historia -pese a ser interesante y modificada con los elementos para convertirse en un film- efectivamente haya sido contada de la forma correcta. Quizás sí, quizás no, pero el hecho que lo pongamos en tela de juicio deriva en uno de los resultados de su propia irregularidad.

Recomendación: Aceptable. Entretenida aunque irregular. Un buen protagónico sin el cual se habría perdido como film.

⛏💰🤔

 

[CINÉFILO PROMEDIO] “Atómica” – (Atomic Blonde)

Violenta y sensual

El mix de una película como esta es principalmente que una chica sensual y un director con sello de acción intentan armar -obviando el tema de la credibilidad- un film de vieja escuela con técnicas nuevas, coreografías de peso y una historia -como no- de antaño, fuente al parecer inagotable y retocada para tramas de este tipo.

Charlize Theron es una actriz ganadora de Oscar, pero es igualmente reconocida como una de las rubias más sensuales de Hollywood. Su versatilidad está totalmente a disposición de “Atomic Blonde” (2017), donde hay más golpes que en “Los Caballeros del Zodiaco” y un contexto entretenido de ver pese a lo predecible que puede tornarse a ratos.

“Atómica” es la versión femenina de un cliché de acción muchas veces visto con protagonistas masculinos y aunque no es el primer intento de este tipo, resulta pirotécnico, estiloso y medianamente efectivo.

McAvoy en largos tramos se roba las loas y pese a la protagónica y varios secundarios con recorrido, perfectamente uno le da los aplausos por sobre el resto.

Uniendo todos los cabos anteriormente esbozados, “Atomic Blonde” es medianamente entretenida, con llamativas secuencias de pelea, una trama no tan consistente pero bien cargada de acción. ¿Para recordar? No mucho la verdad.

Recomendación: Regular. Tiene harta acción desechable. De las típicas del “uno contra todos” pero esta vez con tacones.

😏🔫 💣 🕵

 

[CINÉFILO PROMEDIO] “127 horas”

Fortaleza, naturaleza y sobrevivencia

Quienes son seguidores de la dirección de Danny Boyle coincidirán en que no hay película mala bajo su trazo. Un hecho basado en un relato verídico permite que el británico deje su sello y con elementos contados fortalezca un drama con tintes alocados muy propios de él.

El intérprete central de su obra es James Franco en “127 horas” (2010) que con esta presentación a su medida nos mantiene pendientes de su aventura extrema, se gana empatía y credibilidad. No cabe duda que la novela en la cual está basada ha de ser decidora, como la historia de una vida vivida y repasada en un fragmento de tiempo.

Elementos simples quizás pero consiguen hacer que permanezca en la memoria de cualquier cinéfilo promedio. Puede que la pirotecnia paralela de Boyle distraiga del foco central, pero en el cine y con este relato en especial puede que en realidad sea la única manera de concebir una película que cuaje. ¿Se imaginan este docu en manos de otro?

No es menos sorprendente que una historia de días, donde se contextualiza un personaje y se repasa su vida, logre resumirse de forma prolija en apenas hora y media. Menudo trabajo.

Para quienes quieran un paralelo, la sorpresa puede que dure la primera vez que la vez luego será como las cintas de Shyamalan, con un final que no puedes pasar por alto para la siguiente ocasión. Eso sí, pasado un tiempo, es completamente disfrutable de nuevo.

Recomendación: Buena. Destacable trabajo para que una historia de este tipo no se pierda ni sea olvidada.

🤗🤕🔪💪

 

[CINÉFILO PROMEDIO] “Loco por Mary”

Una locura magistral

La frescura natural de Cameron Díaz es única en “Loco por Mary” (1998) y por eso aparece como una ilusión verla con esa mezcla de ingenuidad y sensualidad que además se envuelve en la comedia de los hermanos Farrelly con particular encanto.

Rodeada de personajes peculiares y de enfermiza comicidad, esta es una comedia con varios momentos para el recuerdo y una galería completa dentro de los grandes sketchs divertidos de las últimas décadas.

“Loco por Mary” es un punto de inflexión dentro de la comedia mal portada llevada a las grandes ligas, donde se puede ser gracioso y a la vez no abusar en varios ripios donde se prefiere sorprender con lo inesperado. Obviamente aunque ese truco funciona solo una vez, la mecánica es tan buena que da pie para revivirla una tarde cualquiera y volver a disfrutar.

Claro, está de cajón que no es para todos los públicos, puede que sus acentos causen desagrado, no es trascendente ni de relevancia histórica pero ojo, porque en el mundo de la comedia en el cine, especialmente desde fines de los noventa, ese estilo comenzaba a marcar tendencia.

Véala, es una referencia del humor en el cine, de la comedia con estilo, con versos musicales y la gracia de lo inesperado.

Recomendación: Muy buena. Una historia de esas para recordar, rica en gracia y peculiaridad.

 🙌😂 👏

 

[CINÉFILO PROMEDIO] “Kingsman: El círculo dorado”

Pura facha

La saga de acción del sello de la “K” mantiene la premisa de violencia y espionaje con estampa para adultos en esta secuela que mantiene el tono, algo más irregular, aunque en rigor si no concibió simpatías de cierto público en la primera parte, tampoco lo hará ahora.

Para lo complejo de su entramado y lo ficcionado – fantasioso que plantea, “Kingsman: El círculo dorado” (2017) cae como su predecesora en infantilismos de guión increíbles y ahí va mucho de lo que le resta seguidores. Claro, se trata de ser fiel a los personajes de la historia original pero aún así, llevados al cine terminan en mayor o menor grado sin convencer a ese público adulto joven al que apunta.

Sí hay algo donde los esfuerzos dan frutos es en las secuencias de acción, en ellas el vértigo y la adrenalina van de la mano de buenas coreografías y son un real disfrute. Lástima que el mismo empeño no se haya puesto para perfilar mejor a un elenco que ameritaba algo más.

Solo agregar que la película se hace un poco larga y eso es principalmente porque al margen de estas “islas” de acción en su recorrido se extraña algo más de humor y sentido de la historia. Al margen, puede haber cierta desprolijidad en ese punto puesto que la versión que quería el director Matthew Vaughn duraba casi ¡cuatro horas! Una locura. Por cierto, quiéralo o no, el sello “Kingsman” parece generar taquilla y agradarle mucho a alguien, porque es un hecho que habrá tercera parte.

Recomendación: Regular. Con altibajos, difícilmente enganche nuevos públicos.

😏…🕵🤠👊

[CINÉFILO PROMEDIO] “It”

Entretenida travesura

Posiblemente nadie esperó que de tantos remakes fallidos de parte de Hollywood saliera uno que al menos en taquilla se ha convertido en el film de moda del primer semestre de 2017. Se trata de “It” (2017) basada en la novela del maestro del suspenso Stephen King, y que para quienes no estén interiorizados en la miniserie original de 1990, algo de inquietud promete.

La novedad llega para nuevas generaciones con buenas herramientas, a la antigua, con suspenso inspirado en la vieja escuela (sin mucho más) y un relato donde -de forma correcta- nos lleva al contexto sin apabullar ni mucho menos, pero sí donde el melodrama enconado y la simpatía de varios pasajes hacen más llevadera la trama.

Quizás los más jóvenes podrán compararla con la serie “Stranger Things” de Netflix, pero claro, las alegorías a la historia original son inevitables a esta altura y en general a Hollywood le gusta la asociación de niños y suspenso, terror o ciencia ficción, haga la cuenta usted mismo.

Dura levemente más de dos horas así que vaya preparado y como suele ocurrir, especialmente en este género, en buena compañía. Lo mínimo que se espera son algunos remezones, memoria emotiva de nuestra niñez y en eso por supuesto hay objetivos cumplidos, pero solo los justos.

En cuanto a sugerencias técnicas, es de esas películas que vistas en 3D puede poner la piel de gallina, así que tómelo como opción para tener en cuenta. A diferencia de la serie de TV hecha hace unas décadas, esta pasada del payaso sádico promete secuela en la pantalla grande, así que habrá que esperar para ver un aporte nuevo a la historia.

Recomendación: Buena, pero tiene más entretención que terror.

😉 🎪🤡🔪

 

[CINÉFILO PROMEDIO] “La Torre Oscura”

Oscura decepción

La marca registrada de Stephen King es un sello que independiente de la calidad de las adaptaciones audiovisuales a sus novelas, abre un mundo (o varios) de posibilidades sin límites para dar pie a historias fantásticas y por supuesto esa es una premisa que se mantiene.

Éxitos de series como “Stranger things” están basados en la inspiración y estilo de Stephen King, así que resulta natural que quienes hayan seguido tramas similares puedan hallar el valor de “La Torre Oscura” (2017), tal vez una realización no tan brillante pero con cierta regularidad.

Hay mucho déja vú con otras historias de criaturas, elegidos, mentores y agentes (…) pero entre los vacíos que restan interés está el desprolijo cuidado por las formas, la elaboración, lo que hace que la cinta aparezca rústica, poco sorprendente pese a la historia que ostenta e incluso en la curva decisiva más que enfatizar el interés termina causando algo de somnolencia.

No se perdona que carezca de más contundencia, que sea tan poco ambiciosa y lineal. Lo sobrenatural o interdimensional se reduce a unos pocos flashes cuando debía o estaba llamado a enceguecernos, encandilarnos. Debido a eso, a la falta de sorpresa, magia y mínimos momentos de suspenso -que debía primar-, solo se mueve entre lo débil y regular. De hecho “decepcionante” debiera ser su rótulo principal.

Recomendación: Decepcionante. Rústica adaptación de una novela de Stephen King. 

😒✨

 

[CINÉFILO PROMEDIO] “Any given sunday” – (Un domingo cualquiera)

La vida es pasión, ensayo y error.

Puedo verla y volverla a ver. “Any given sunday” (1999) es una película que quizás no maneje el público general pero se vuelve favorita de los que practican algún deporte o han sentido ese arraigo por el trabajo en equipo como lo predica este verdadero regalo que nos entrega Oliver Stone.

“Un domingo cualquiera” nos da su visión íntima del deporte actual o el de finales de los noventas en Estados Unidos. Hay escenas que son poesía pura, tomas largas y enviciantemente hipnotizantes, diálogos cargados de emoción y reflexiones de antología. Un ambiente que se respira como en pocas películas de este estilo de ‘sports business’.

Es de adn masculino pero cierto, puede resultar extravagante, en especial por alguna maña con los efectos de cámara en cuanto a edición pero vale su peso en oro. Por supuesto, me concedo esta subjetividad.

Acá hay carácter, critica social, desarrollo de personajes, hasta homenajes. Oliver Stone se da maña para ser uno más del elenco donde los pergaminos desde Al Pacino hasta el último extra merecen loas.

¿Por qué entonces no es tan reconocida en la memoria taquillera? Puede ser porque el football es visto como algo superficial o sin el drama necesario para la crítica. No se trata de guerra o pasiones imposibles. Es otro tipo de amor el que se expone, de ese más incomprensible donde suele haber un balón involucrado y eso no es para todos.

Recomendación: Imprescindible del subgénero de deportes – negocios. Favorita por excelencia.

👏👏👏👏👏🌟🏈