[CINÉFILO PROMEDIO] “127 horas”

Fortaleza, naturaleza y sobrevivencia

Quienes son seguidores de la dirección de Danny Boyle coincidirán en que no hay película mala bajo su trazo. Un hecho basado en un relato verídico permite que el británico deje su sello y con elementos contados fortalezca un drama con tintes alocados muy propios de él.

El intérprete central de su obra es James Franco en “127 horas” (2010) que con esta presentación a su medida nos mantiene pendientes de su aventura extrema, se gana empatía y credibilidad. No cabe duda que la novela en la cual está basada ha de ser decidora, como la historia de una vida vivida y repasada en un fragmento de tiempo.

Elementos simples quizás pero consiguen hacer que permanezca en la memoria de cualquier cinéfilo promedio. Puede que la pirotecnia paralela de Boyle distraiga del foco central, pero en el cine y con este relato en especial puede que en realidad sea la única manera de concebir una película que cuaje. ¿Se imaginan este docu en manos de otro?

No es menos sorprendente que una historia de días, donde se contextualiza un personaje y se repasa su vida, logre resumirse de forma prolija en apenas hora y media. Menudo trabajo.

Para quienes quieran un paralelo, la sorpresa puede que dure la primera vez que la vez luego será como las cintas de Shyamalan, con un final que no puedes pasar por alto para la siguiente ocasión. Eso sí, pasado un tiempo, es completamente disfrutable de nuevo.

Recomendación: Buena. Destacable trabajo para que una historia de este tipo no se pierda ni sea olvidada.

🤗🤕🔪💪

 

Anuncios

[CINÉFILO PROMEDIO] “Kingsman: El círculo dorado”

Pura facha

La saga de acción del sello de la “K” mantiene la premisa de violencia y espionaje con estampa para adultos en esta secuela que mantiene el tono, algo más irregular, aunque en rigor si no concibió simpatías de cierto público en la primera parte, tampoco lo hará ahora.

Para lo complejo de su entramado y lo ficcionado – fantasioso que plantea, “Kingsman: El círculo dorado” (2017) cae como su predecesora en infantilismos de guión increíbles y ahí va mucho de lo que le resta seguidores. Claro, se trata de ser fiel a los personajes de la historia original pero aún así, llevados al cine terminan en mayor o menor grado sin convencer a ese público adulto joven al que apunta.

Sí hay algo donde los esfuerzos dan frutos es en las secuencias de acción, en ellas el vértigo y la adrenalina van de la mano de buenas coreografías y son un real disfrute. Lástima que el mismo empeño no se haya puesto para perfilar mejor a un elenco que ameritaba algo más.

Solo agregar que la película se hace un poco larga y eso es principalmente porque al margen de estas “islas” de acción en su recorrido se extraña algo más de humor y sentido de la historia. Al margen, puede haber cierta desprolijidad en ese punto puesto que la versión que quería el director Matthew Vaughn duraba casi ¡cuatro horas! Una locura. Por cierto, quiéralo o no, el sello “Kingsman” parece generar taquilla y agradarle mucho a alguien, porque es un hecho que habrá tercera parte.

Recomendación: Regular. Con altibajos, difícilmente enganche nuevos públicos.

😏…🕵🤠👊

[CINÉFILO PROMEDIO] “It”

Entretenida travesura

Posiblemente nadie esperó que de tantos remakes fallidos de parte de Hollywood saliera uno que al menos en taquilla se ha convertido en el film de moda del primer semestre de 2017. Se trata de “It” (2017) basada en la novela del maestro del suspenso Stephen King, y que para quienes no estén interiorizados en la miniserie original de 1990, algo de inquietud promete.

La novedad llega para nuevas generaciones con buenas herramientas, a la antigua, con suspenso inspirado en la vieja escuela (sin mucho más) y un relato donde -de forma correcta- nos lleva al contexto sin apabullar ni mucho menos, pero sí donde el melodrama enconado y la simpatía de varios pasajes hacen más llevadera la trama.

Quizás los más jóvenes podrán compararla con la serie “Stranger Things” de Netflix, pero claro, las alegorías a la historia original son inevitables a esta altura y en general a Hollywood le gusta la asociación de niños y suspenso, terror o ciencia ficción, haga la cuenta usted mismo.

Dura levemente más de dos horas así que vaya preparado y como suele ocurrir, especialmente en este género, en buena compañía. Lo mínimo que se espera son algunos remezones, memoria emotiva de nuestra niñez y en eso por supuesto hay objetivos cumplidos, pero solo los justos.

En cuanto a sugerencias técnicas, es de esas películas que vistas en 3D puede poner la piel de gallina, así que tómelo como opción para tener en cuenta. A diferencia de la serie de TV hecha hace unas décadas, esta pasada del payaso sádico promete secuela en la pantalla grande, así que habrá que esperar para ver un aporte nuevo a la historia.

Recomendación: Buena, pero tiene más entretención que terror.

😉 🎪🤡🔪

 

[CINÉFILO PROMEDIO] “La Torre Oscura”

Oscura decepción

La marca registrada de Stephen King es un sello que independiente de la calidad de las adaptaciones audiovisuales a sus novelas, abre un mundo (o varios) de posibilidades sin límites para dar pie a historias fantásticas y por supuesto esa es una premisa que se mantiene.

Éxitos de series como “Stranger things” están basados en la inspiración y estilo de Stephen King, así que resulta natural que quienes hayan seguido tramas similares puedan hallar el valor de “La Torre Oscura” (2017), tal vez una realización no tan brillante pero con cierta regularidad.

Hay mucho déja vú con otras historias de criaturas, elegidos, mentores y agentes (…) pero entre los vacíos que restan interés está el desprolijo cuidado por las formas, la elaboración, lo que hace que la cinta aparezca rústica, poco sorprendente pese a la historia que ostenta e incluso en la curva decisiva más que enfatizar el interés termina causando algo de somnolencia.

No se perdona que carezca de más contundencia, que sea tan poco ambiciosa y lineal. Lo sobrenatural o interdimensional se reduce a unos pocos flashes cuando debía o estaba llamado a enceguecernos, encandilarnos. Debido a eso, a la falta de sorpresa, magia y mínimos momentos de suspenso -que debía primar-, solo se mueve entre lo débil y regular. De hecho “decepcionante” debiera ser su rótulo principal.

Recomendación: Decepcionante. Rústica adaptación de una novela de Stephen King. 

😒✨

 

[CINÉFILO PROMEDIO] “Any given sunday” – (Un domingo cualquiera)

La vida es pasión, ensayo y error.

Puedo verla y volverla a ver. “Any given sunday” (1999) es una película que quizás no maneje el público general pero se vuelve favorita de los que practican algún deporte o han sentido ese arraigo por el trabajo en equipo como lo predica este verdadero regalo que nos entrega Oliver Stone.

“Un domingo cualquiera” nos da su visión íntima del deporte actual o el de finales de los noventas en Estados Unidos. Hay escenas que son poesía pura, tomas largas y enviciantemente hipnotizantes, diálogos cargados de emoción y reflexiones de antología. Un ambiente que se respira como en pocas películas de este estilo de ‘sports business’.

Es de adn masculino pero cierto, puede resultar extravagante, en especial por alguna maña con los efectos de cámara en cuanto a edición pero vale su peso en oro. Por supuesto, me concedo esta subjetividad.

Acá hay carácter, critica social, desarrollo de personajes, hasta homenajes. Oliver Stone se da maña para ser uno más del elenco donde los pergaminos desde Al Pacino hasta el último extra merecen loas.

¿Por qué entonces no es tan reconocida en la memoria taquillera? Puede ser porque el football es visto como algo superficial o sin el drama necesario para la crítica. No se trata de guerra o pasiones imposibles. Es otro tipo de amor el que se expone, de ese más incomprensible donde suele haber un balón involucrado y eso no es para todos.

Recomendación: Imprescindible del subgénero de deportes – negocios. Favorita por excelencia.

👏👏👏👏👏🌟🏈

[CINÉFILO PROMEDIO] “Sleepless” – (Noche de venganza)

Noche revisitada.

Tiene buenos momentos “Sleepless” (2017) pese a que en otros tantos regala incongruencias que reconociblemente echan por tierra todos los aciertos.

Además de esos pasajes de respiro cuando en rigor lo que pedimos es vértigo, el director Baran Bo Odar incursiona con un estilo particular en las grandes ligas comerciales. Mucha violencia, algo del sello clásico de películas de este tipo y el freno de mano mencionado cuando todo parece pedir más fluidez.

Otra de las cosas que llama la atención es que si bien esta parece una película hecha con buen presupuesto, en cuanto a planilla de actores es peculiar lo reducido del staff. Los poderosos, policías, bandos en cuestión apenas lucen contados soldados y eso le resta algo de credibilidad al esmero puesto en otras áreas como las secuencias de acción.

Un remake donde lo absurdo de algunas situaciones (en serio!, casi ridículas) parece opacar los brillos, dígase lo bien que la trama se va elevando en intensidad, cómo logra enredarse hasta generar interés genuino en el espectador pero sin las barreras verticales de sustento. Es todo hacia adelante sin importar cómo, y claro en algún momento el castillo se desmorona.

Si lo reducimos a unas pocas palabras, la irregularidad es lo suyo.

dado 3Recomendación: Regular. Buenas secuencias combinadas con una historia que cae y respiros inentendibles.

🤔

 

[CINÉFILO PROMEDIO] “Corazón valiente” – (Braveheart)

Un rol y una historia para siempre.

Mel Gibson es la idealizada visión de un William Wallace en “Corazón Valiente” (1995), abarcando con su carisma los vacíos que presenta el prócer guerrillero escocés. No solo queda humanizado, estilizado y descrito una altitud moral ejemplar, sino que es elevado al rango de astuto estratega y luchador de excelencia.

El australiano concreta así una película soñada no solo para sus propósitos, con una impronta memorable, de esas que marcan una carrera y una vida (William Wallace es Mel Gibson y viceversa), además genera un producto cinematográfico de calidad, independiente de algunos cuestionamientos históricos que uno pueda hacerle.

Se trata de una cinta personalista pero bien disimulada. La vertiente crítica de lo británico -muy de Gibson- fluye con naturalidad y poco a poco, piedra a piedra, con respaldo de fotografía, montaje y sonoridad, se va construyendo una historia que mirada con más distancia, se asemeja a un cuento de hadas histórico que no está exento de los momentos salvajes propios de la lucha que describe.

En “Corazón Valiente” no puedes ni logras estar apático a la causa de “WW”. Es melodramática, es cierto, donde los malos son despiadados y los buenos muy leales, pero generar un vínculo durante tres horas con un relato clásico es todo un mérito y permite acumular una cantidad de aciertos que solo un puñado de films similares ostenta.

La ovación se la gana, de eso no hay duda. Es una encantadora narrativa de un personaje histórico idealizado que bien podría superar en esta presentación al líder original.

Recomendación: Excelente. Un producto muy bien realizado y con Mel Gibson en un rol que lo define.

👏⭐️⚔

 

[CINÉFILO PROMEDIO] “Duro de cuidar” – (The Hitman’s Bodyguard)

Otra de duplas dispares

No se puede comenzar sin una vez más abominar la ridícula y archi revisitada búsqueda de un título para esta película en Latinoamérica: “Duro de cuidar” (2017). Un mal chiste. Intentando abstraernos de ese yerro gentileza de los genios de siempre, esta comedia es entretenida aún cuando volvemos a ver a varios conocidos haciendo los papeles que los encasillan en el imaginario colectivo sin ningún disimulo.

Así es porque Gary Oldman desempolva la maldad intrínseca y con clase que caracteriza a sus antagonismos, Samuel L. Jackson es el mismo malportado deslenguado que suele venirnos a la mente cuando lo recordamos y Ryan Reynolds con las mismas características que al margen de su simpatía, coronan a todos sus personajes.

La química y don de comedia de los principales hace que se genere una buena dupla que hace llevadera la película, no obstante prácticamente ya todo lo demás lo hemos visto. En serio, todo, partiendo por los mencionados roles del elenco, así que de sorpresa poco la verdad, incluso la onda de “buddy movie” de parejas dispares pero complementarias en busca de un objetivo común aparece agotada como fórmula, independiente que el rato que se pase viéndola sea entretenido pero previsible.

“The Hitman’s Bodyguard” se salva por el elenco, un par de escenas bien dirigidas y coreografiadas para ser una comedia y la oportunidad de ver una cinta para pasar el rato de forma ligera. Es difícil pensar que apunte a franquicia, porque por ejemplo en eso “Dos tipos peligrosos” (2016) o incluso “2 guns” (2013) por nombrar las más recientes, logran más.

Recomendación: Regular, es variable en cuanto a su entretención. Ligera. Revisitada en los perfiles de sus protagónicos y contexto general.

🙄🕵🔫 💣

[CINÉFILO PROMEDIO] “Huye” – (Get out)

Interesante oscuridad

Con elementos contados “Get out” (2017) sabe volverse interesante dentro de la oscuridad que plantea desde el inicio y donde juega con los tiempos y el aura de personajes que te lleva múltiples juegos mentales.

Es verdad que anteriormente hemos visto películas que rayan lo bizarro –“Tusk” (2014)– pero aquí esas ansias e intenciones parecen mejor encausadas, al menos en su desarrollo general, ya que como suele ocurrir en estas cintas, el tobogán final puede que no sea de todos los gustos, pero es en el manejo del misterio intermedio donde se mide gran parte de sus éxitos.

Los mensajes en el camino que deja son notables, juega con ellos, los prejuicios, racismo, complicidad de pareja y otros clichés, pero te genera emociones tanto a favor como en contra y en ese trance la indiferencia inexistente es prueba de que consigue reacciones del espectador, un triunfo a estas alturas logrado con creatividad que vale la pena destacar.

Sin duda acá la premisa de “nada que perder” avanza y consigue lo suyo. “Huye” es inquietante, quizás no rotunda en sus preceptos pero esa nebulosa que va tejiendo genera complicidad con el público y un suspenso más que interesante. Al menos se merece la venia del respetable para tenerla en cuenta.

Recomendación: Interesante. Tiene elementos destacados y sabe mezclar el misterio con lo que el espectador desea ver, aún sin saberlo.

😎🙎🙇🏿

[CINÉFILO PROMEDIO] “Baywatch: Guardianes de la bahía”

Fugaz como una ola

Como suele ocurrir en algunas de las reversiones de series clásicas llevadas al cine, básicamente acá el nombre de “Baywatch: Guardianes de la bahía” (2017) es el mero denominativo para una historia que toma el contexto pero lo adapta incluso mudándolo de género, así no se parece en nada a lo que vimos en televisión.

Claro porque las series de antaño ni siquiera tenían un hilo tan definido para permitirles rotar en pantalla sin notar mucho la diferencia y acá además el elenco varía mucho en cuanto a características, aunque se mantienen los nombres de los protagonistas.

Sí, es una cinta menos que  regular, sin mucha vuelta. No es entretenida en sí, pero tiene momentos entretenidos o donde los sketch son divertidos, con un par de menciones de homenaje pero donde lo fundamental queda un poco a medias. Si pensamos en lo que se pudo haber hecho y lo que se le reconoce haber logrado, el saldo es insuficiente.

Profundizando en el elenco, Zac Efron no es divertido, a esta altura ya lo sabemos y prácticamente solo trabaja en películas donde pueda lucir su torso sin otro plus en particular. Por otra parte Dwayne Johnson se ha vuelto como Mark Wahlberg, es decir, protagoniza películas de forma tan neutra, con empatía que sirve casi para cualquier historia.

El bono de esta comedia de aventuras es ver a Alexandra Daddario -ya con un recorrido en la actuación- y Charlotte McKinney, que en su faceta cómica resulta un aporte. Ambas valen la pena aunque tampoco se les sobreexplota como objetos más allá del contexto. El secundario de Jon Bass o el antagonismo de la Chopra en tanto, se van diluyendo pese al buen comienzo.

Así que ya sabe, un par de momentos jocosos, chicas hermosas  y sería todo. Así y todo, puede sacarse las ganas.

Recomendación: Regular hacia abajo. Como película poco, visualmente siempre es un agrado.

🙄👙🌊