[CINÉFILO PROMEDIO] “Ashley Madison: Sex, Lies & Cyber Attacks”

Sin mucha develación

Para muchos es simplemente un nombre que resuena en insistentes ventanillas de publicidad en Internet pero en rigor Ashley Madison es una franquicia tan polémica como famosa especialmente en Estados Unidos, y hace poco el hackeo de las identidades de sus clientes infieles causó efectos insospechados.

Disponible en plataformas como Netflix, “Ashley Madison: Sex, Lies & Cyber Attacks” (2016) intenta en 46 minutos explicar la génesis del proyecto, en qué consiste la temática y  las consecuencias del hackeo, porque sin esa intromisión el documental sería otro. Lo que sí, a ratos es medio plano el relato o mejor dicho, se extrañan pesos fuertes en los testimonios y voces autorizadas.

En general el gusto a poco predomina especialmente en la segunda mitad del documental. La infidelidad de las cibernautas es lo queda en la memoria del espectador pero no así lo que es el motivo del mediometraje, es decir, cómo se gestó el hackeo, un perfil más elaborado del gestor de Ashley Madison y coletazos del alcance global que se pregona en la trama.

Un poco al debe pero con aspectos merecidos de verse, como corresponde a un documental que no quema todas las naves pero tiene varios aspectos a mejorar.

Recomendación: Regular. Sin demasiada sorpresa para lo que debería haber sido.

😕

Anuncios

[CINÉFILO PROMEDIO] “Jackie”

...

Un film de luto, de dolor

Natalie Portman es una estrella que exige sus propios límites en “Jackie” (2016) del chileno Pablo Larraín, quien exprime a ratos de forma cruda y en otros momentos con sentido íntimo pocas veces visto, a un personaje icono de la cultura de Estados Unidos tras el peor momento de su vida, en un contexto mundialmente diferente y pese a ser un episodio por todos conocido, posee detalles que siempre intrigan, principalmente por el tratamiento de la historia.

Muy personal y de significación relevante para el pueblo estadounidense, cada trazo de la película, su sonoridad envolvente, lo teatral que se vuelve, contribuye a crear una atmósfera emotivamente tétrica pero a la vez solemne. Una fragilidad con carácter que trasciende la pantalla y que consigue hablar por sí sola en largos momentos de su duración. Es -dado esa circunstancia- una contención permanente de emociones. Larraín además va al grano y no elude lo que muchos quieren ver, dando luz a una cinta a ratos terrible en lo emotivo, de recogimiento.

Puede que su tono íntimo, de susurro permanente y en lo sumo reflexivo no alcance para mantener la atención de todos, pero el relato de Pablo Larraín es de contenido innegablemente calificado, minucioso y delicado. Una hora y media de un film de luto no es un ejercicio menor y tiene costos, indudablemente.

Con todos sus aspectos positivos, quizás extrañamos el sentido íntimo de la Jackie Kennedy extrapolada del magnicidio. Algo más de su impronta personal, de vida, de personalidad. Es cierto que acotar brinda posibilidades para enriquecer un capítulo, pero en lo general se echa de menos más acerca de cómo se forja el personaje en cuestión. Una observación a pie de página dentro de la positiva evaluación para un film de buena calidad, pero sin la curva antes descrita.

Con tanto respeto en escena por el personaje, el privilegio de volver a ver a John Hurt, un perfeccionismo con la época destacable, una protagonista de altura y en síntesis, más de lo esperado, “Jackie” es recomendable por estos factores y otros tantos. Una película bien hecha, pulcra, de sello doloroso y por qué no decirlo, también agotador.

dado5Recomendación: Buena. Sombría pero elegante, respetuosa pero incisiva. Un gran retrato de Larraín & Portman.

🇺🇸 ⭐ 😢

[CINE PRÁCTICO] “El valiente”

....

Replegarse no es cobardía

Aunque hay referencias más o menos recientes de la historia de Estados Unidos del siglo XIX, en “El valiente” (2016) quedan varias aristas para recordar en positivo de un film que va sobre seguro, sin alardear ni jugar con los efectismos. Es decir, una película tan sobria que a ratos pareciera haber sido hecha por History Channel.

Gary Ross hace que Matthew McConaughey pareciera haber sido hecho para esta cinta, donde se mueve -aceptémoslo- con algo de agotadora moralidad pero cargando el peso de una historia que apela a ser efectiva y calculada más que adrenalínica y épica.

Si bien no se trata de la misma época, hay aires de “El patriota” (2000) sin su egocentrismo ni pseudo épica o de “12 años de esclavitud” (2013), pero es ahí donde una vez más la sobriedad de “El valiente” (“Free strate of Jones”) se impone exhibiendo sus carteles de “basada en hechos reales” y luciendo esa valía para cada tanto, remecernos y recordarnos que esto también es cine y no solo historia estadounidense.

Es cierto, la trama puede pecar de melodramática donde los protagonistas y antagonistas distan mucho su percepción del bien y el mal pero la efectividad del conjunto soporta la prueba incluso considerando que el film supera las dos horas, como debe ser en una historia de emotividad, lecciones de todo tipo y el rescate de un personaje desconocido para toda una generación.

“Free state of Jones” tiene algo de planicie, de suma rectitud pero también tiene un sello de sobriedad tan marcado que enganchará fácilmente a los amantes de este tipo de historias de época. Eso sí, al resto o lo que son más amantes del cine con clímax de vértigo y altura, les extrañará su tono a ratos cansino, falta de ambición y el “punch” que los deje al borde del asiento. Pese a ese factor de autocensura manifiesta, “El valiente” sin derrochar ni tanto coraje ni crudeza en escena, zafa para aprobar por excelencia de sobriedad.

dado5Recomendación: Buena. Más que interesante historia pese a lo contenida. Efectiva, sobria. Algo carente de vértigo y ambición.

👍

[CINE PRÁCTICO] “Nerve: Un juego sin reglas”

....

Tecnología del ego

Adolescente no solo por sus protagonistas sino por el enfoque, musicalización y el entorno de tecnología que identificará mucho a los más jóvenes es “Nerve: Un juego sin reglas” (2016), la que va directo al grano en cuanto a su trama y no se enreda demasiado en convertirse en una propuesta más elaborada.

Si bien es muy ingenua en cuanto a la “obligatoriedad” de su enunciado principal, “Nerve” no se vende ni más ni menos como lo que es: una jugarreta pasajera pero un toque de entretención que es igualmente innegable, pues se pasa rápido considerando varios factores como su simpleza y algo de frescura. También anota con las tomas en primer plano, que le añaden pseudo realismo.

Se extraña quizás algo de oscuridad en esta cinta, que para ser justos viene de la literatura juvenil por lo que se ciñe a sus reglas, pero en el cuento del voyerismo y las ansías de popularidad o ser reconocido y admirado -que es algo que siempre vende entre los más jóvenes-, la película es un poco básica o menos elaborada que una del trío Fincher-Douglas-Penn hace varios años (que tenía esa oscuridad y sordidez) y que no mencionaré para no empañar a quienes deseen aventurarse por esta opción, bastante más a cuenta.

Quizás el factor clave de “Nerve” es la acogida que el espectador haga hacia ella, obviando sus cabos sueltos, una originalidad que por mucho que esta generación no conociera ya se había dado en la pantalla grande y la capacidad de enganchar con una historia de ribetes con los que se puede filosofar bastante, aunque genera muchas dudas si realmente fue hecha con ese fin.

Una película algo ególatra que asoma como un mix de otras temáticas de serie o circunstancias juveniles más el factor de internet, donde hasta ahora no había mucho material atractivo y donde se sitúa al menos, como interesante.

dado 4Recomendación: Interesante. Entretenida. De argumento algo liviano e ingenuo pero que funciona.

😵

[CINE PRÁCTICO] “Duelo de titanes” – (Remember the Titans)

....

Lectura algo blanda de una gran leyenda

No es fácil hacer una buena película de fútbol americano, de su rudeza, de su ímpetu y la constante lucha por sobreponerse a los azares del destino. En ese sentido “Duelo de titanes” (2000) tiene todos los elementos para golpear la mesa y sacudir el espíritu pero… no llena completamente.

Esto no se debe al reparto con buenos nombres y aceptables interpretaciones, o a la musicalización épica, con elevaciones y caídas acorde a los sucesos. Quizás sea lo reiterado de algunos lugares comunes, de las arengas en momentos cruciales o de lo particular de algunos secundarios ya vistos con sus respectivas historias, pero “Remember the Titans” no estremece como debiera.

Es cierto que la factoría Disney explota más ciertos aspectos que otros, pero algo de énfasis en el drama -presente de forma evidente pero apenas insinuado- le hubiera dado otro giro a esta película. Sin duda la crudeza del momento en la historia y el lugar de Estados Unidos donde se desarrolla no quedan reflejados como debieran y todo se reduce a esbozos apenas incómodos y clichés que no tienen la fuerza esperable para marcar la diferencia.

Por otra parte, acá igualmente podrían aflorar algunas lágrimas por un par de hits que logra asestar basado en sus múltiples aristas más sensibles. Por fijación personal, subjetivamente hay más atractivo en radiografías más crudas y oscuras de ciertos caminos a la gloria que en lecciones de vida por sí mismas. Cada destello tiene una sombra igualmente valiosa a exhibir y acá, pena un poco, sobretodo por el fuerte ingrediente social que se muestra pero no se profundiza.

“Duelo de titanes” es una película aceptable, con buenos actores haciendo su trabajo, pero nada más. Conseguir la épica de un film, especialmente deportivo o de fútbol americano en particular, es más que colocar todos los ingredientes en una mesa, también hay que saber mezclarlos en dosis justas y eso, no siempre deja un sabor inolvidable. Acá hay un sucedáneo, más o menos logrado, eso depende de la generosidad de su juicio.

dado 4Recomendación: Aceptable. Una película con menos matices de lo esperado. 

🏈

[CINE PRÁCTICO] “Londres bajo fuego”

....

Todo cae menos Butler

“Londres bajo fuego” (2016) es todo lo que se espera de ella; tiene un derroche de balas y muertos en escena digno de cualquier film apocalíptico, rompe con toda lógica en sus secuencias de guión, tiene un montaje de videojuego en primera persona por etapas, y por último el infumable sentido patriótico estadounidense que en este caso, traspasa fronteras como si fuera el mero patio de su casa.

Por supuesto, luego de estos ácidos puntos en contra, es justo indicar que acá hay momentos de acción que le dan al público de este verdadero circo romano lo que pagó por ver, es decir, lo mismo de la primera parte “Olympus has fallen” (2014) pero en otra locación, con bastante sadismo y poco aprecio por la vida.

Por momentos esto hará recordar desde los más primitivos a los más modernos juegos de video en primera persona, sin respetar mucho la lógica ni el real sentido de la inteligencia de seguridad en cuerpos diplomáticos, de la cual tanto se habla durante poco más de hora y media. Pareciera que da lo mismo el camino, la explicación, lo importante es que las cosas detonen, buenos y malos se persigan, etc. Todo lo habitual.

“Londres bajo ataque” solo salva del fracaso absoluto porque, más allá de la animadversión -casi inevitable ante frases y diálogos de hace 50 años-, se le concede la honestidad de no disfrazarse de algo más épico de lo que es; de ser simplemente el producto desechable que admite ser y que no se empeña por redimir, por el contrario, se acepta y saca lustre orgulloso de cada tiroteo.

En síntesis, un compilado de escenas sin sorpresa para lo que se espera de ellas, con un mínimo de mérito que le alcanza -con mucha generosidad- para no ser lo peor del último tiempo.

dado2Recomendación: Débil, desechable. El esmero por convertir una película en lo más parecido a un videojuego.

😡

[CINE PRÁCTICO] “99 casas”

...

El factor humano de la crisis

Es interesante como al ver “99 homes” (2015) se grafica desde la arista de los involucrados a todos esos filmes que intentan retratar, en el lenguaje menos técnico posible, la crisis económica de hace algunos años en Estados Unidos y lo concerniente a la burbuja inmobiliaria y todas sus especulaciones fraudulentas.

Si bien se extraña un poco de contextualización, en el sentido del por qué -a nivel macro- suceden ciertos hechos, no cabe duda que Michael Shannon desempeña a cabalidad este tipo de papeles que se ensucian las manos, no obstante el fondo cierto de algunos de sus monólogos.

Dentro de lo mejor de este drama, es el impacto de su comienzo, un golpe a la barbilla, sin delicadezas. Luego se torna más argumental pero siempre pensando en una situación en particular, porque en realidad pena mucho no hilar esto al por qué de las cosas.

A la larga, la carga dramática se va diluyendo o suavizando un poco, terminando incluso de forma que le hace poca justicia a lo que se pudo haber obtenido con algo más de imaginación. De paso, se echa al bolsillo a Laura Dern, Andrew Garfield y el mismísimo Shannon que parecen ajenos a una resolución algo insulsa.

Así y todo, “99 homes” está levemente por encima de lo regular. Es como una suerte de “El abogado del diablo” (1997) mezclado con otra serie de películas de bandos marcados y que se vinculan a la crisis financiera estadounidense de 2008. Una película que retrata un sistema descarnado, de ambición y falta de regulación.

dado 4Recomendación: Aceptable. Le falta contextualización pero es un drama actual. El lado humano, a escala de la crisis financiera estadounidense.

💸

[CINE PRÁCTICO] “Cosas que hacer antes de los 18” – (Lista de pendientes, Do it list)

Para tachar

Prescindible de cualquier listado

Una concesión que hacer a “Cosas que hacer antes de los 18” (2013) es que este tipo de películas se acumulan por kilos en las bodegas del cine estadounidense, pero protagonizadas mayormente por varones. Una alteración menor para una comedia previsiblemente basada en la iniciación sexual, donde no teme caer en ridículos ni estereotipos de otras épocas.

En ese sentido quien ve este film no puede engañarse con lo que va a ver; la entretención pasajera y liviana que brinda es particularmente desvergonzada y llama la atención su falta de pudor o tacto en ritos, que al menos en otras pasadas hemos visto siquiera disimulados.

Lo que engancha entonces no es la trama misma, sino hasta donde llegará este nuevo estilo de comedia explícita adolescente, que insinúa mucho pero luego retrocede, con ingredientes y trama de antaño pero para un nuevo público siempre ávido de esas cuestionantes de adolescentes. Mención no menor a la época en que está ambientada, reafirmando lo antes descrito.

En cuanto a elenco, hay eternos secundarios de comedias estadounidenses que dan su aporte pero casi para verlos por separado, como personajes queribles, más que siendo parte de esta fábula adolescente sobre el despertar sexual.

“Cosas que hacer antes de los 18” nunca convence -ni siquiera un poco- sobre el argumento sexual de la adolescente protagonista, ni aun recreando el film en otra época (un esfuerzo vano inapreciable por los jóvenes de hoy) y si fuera hecha apuntando a la nostalgia de los hoy adultos, tampoco funciona. Para rescatar no obstante, las inserciones de actores reconocidos en papeles menores y la variante protagónica femenina. Quizá daba para una serie, pero en la gran pantalla literalmente le queda grande.

dado2Recomendación: Débil. Poco creíble y graciosa mínimanente. 

😦

[CINE PRÁCTICO] “La entrevista”

...

Todo ha cambiado.

Aunque para el resto del mundo lo que motiva a ver “The interview” (2014) es la polémica generada por hackeos y declaraciones entre Washington y Pyongyang, la curiosidad por ver lo prohibido -por causas cósmicas siempre asociado a regímenes autoritarios- y evaluar personalmente en propiedad si el revuelo era o no justificado, para los seguidores de las locuras de la dupla Rogen-Franco, las carcajadas están aseguradas (al menos un rato) y lo demás da lo mismo.

Un humor muy ácido, malportado y anglo pero que gracias a la globalización ha ganado buenos seguidores en el habla hispana, nos da aquí una gran pieza, hilarante y propia de los nuevos tiempos, que por supuesto como tantas otras del pasado, no genera unanimidad y en ello, la irregularidad de los sketchs no ayuda.

Ya en “Este es el fin” (2013) se nos anticipaba que el estilo de humor desfachatado había alcanzado ganas de consolidarse, dejando atrás a “Pineapple express” (2008), “Superbad” (2007) y otras con participación de Seth Rogen y James Franco juntos o por separado, mezclando lo jocoso con evidentemente ridículo y donde las estrellas no destiñen en ensuciarse las manos y cuentan con la venia de Hollywood para dar rienda suelta a sus caprichos, convirtiendo los gags en filmes completos. Nosotros podemos disfrutarlos, unirnos a la fiesta o simplemente pasar.

En este caso es recomendable al menos intentar ser parte del jolgorio, ese que en otros tiempos y con menos escándalo -que duda cabe- nos deleitó con cintas que aunque no ganaban premios quedaban en la memoria. Hablo de “Top secret” (1984) con Val Kilmer o un ejemplo de mal comportamiento diplomático – cinematográfico con la inolvidable “The naked gun” (1988), traducida como “La pistola desnuda” o “¿Dónde está el policía?”, donde Leslie Nielsen se da maña para noquear al mismísimo Ayatollah Khomeini, Mikhail Gorbachev, Yasser Arafat, Muammar Gaddafi, Fidel Castro, entre otros. Vaya usted a presentar algo similar hoy, temblarían las ojivas nucleares. Todo ha cambiado.

Es una parodia, someterla a juicios via otros estándares es como buscar comedia en documentales de otro género, no calza. Así que por estas y otras razones no se gaste en razonamientos innecesarios y si está dispuesto, ríase de las ridiculeces que completan casi las dos horas.

Lo mejor, siempre las hilaridades de la dupla principal, cuando se distancian, la película cae en pozos que le restan demasiado. En este sentido, va de más a menos, pero aún así esos puntos positivos harán la delicia de los fans; al resto del público, difícil definirles una motivación para verla.

dado 4Regular a aceptable. Tiene buenos momentos pero depende en demasía de la dupla principal y se farrea el peculiar y comentado entorno, manteniéndolo por mucho rato distante de los chistes.

🙄

[CINE PRÁCTICO] “Rebelde sin causa”

...

Juventud en crisis.

Una estampa legendaria pero una historia que dista  mucho de lo que pareciera, es la que protagoniza James Dean en “Rebelde sin causa” (1955) donde el icono del cine representa a un joven más voluble y extraviado de lo que irradia su imagen clásica.

Incomprensión, dudas y el traumático paso de la adolescencia a la adultez, son parte de los ingredientes de una cinta de esas que se hacen referente en el cine, donde temas de púberes y estudiantes no eran mayormente abordados en una época donde los jóvenes comenzaron a protagonizar cambios sociales importantes.

Susceptibilidad extrema -a veces hasta el punto de lo odioso- y una concepción diferente de la realidad, más primitiva pero casi con antagonismo hacia los padres, es la base de esta cinta. Ya desde su afiche nos anticipa que se trata no de marginalidad, sino de problemas de “chicos bien”.

Inocente para nuestra actualidad, trasgresora para sus tiempos, tiene el mérito de engancharnos con una parte final con bastante vértigo y haciendo a un lado algunos sentimentalismos o eventos difusos de su introducción.

No cabe duda que el concepto de rebeldía se entiende de modo muy diferente hoy, pero el surrealista modo de ver como se representó a mediados de los cincuenta es por decirlo menos, curioso.

Aunque no cuide de las formas, se puede aún entender su fondo, pero no cabe duda que el método es muy particular.

dado 4Recomendación: Interesante. Una vista al pasado y sus peculiares visiones de la juventud.

🙄