[CINÉFILO PROMEDIO] “La gran muralla”

Muralla a medias

Muy cargada a la ficción y sin miramientos a la fantasía con adn oriental, una versión impensada de una de las maravillas del mundo y su aplicación práctica llega con “La gran muralla” (2016) en un camino que las novelas gráficas ya han explorado, mezclando elementos y personajes reales con la ficción.

La credibilidad por acá mejor que no asome, esto es precisamente fantasía y ficción, nada más. Quizás al final algunos personajes resulten más interesantes que la historia misma pero el atractivo innato de las artes orientales nos mantiene siguiendo la trama pese a los baches, pero obvio, todo tiene su límite.

Queda gusto a poco por la aventura de los compañeros de viaje protagónicos (…) pero es poco probable que sepamos más de sus peripecias, especialmente por todo lo que ocurre en esta pasada y los efectos de taquilla en las carteleras del mundo.

Tal vez lo más anecdótico o contradictorio de “La gran muralla” es que con tanto efecto y pirotecnia visual no consigue más que cintas de animación que exploran oriente antiguo, donde se toca de mejor forma la sensibilidad, la acción y el fondo de las historias.

Es cierto, hay aspectos que nunca terminan de cuajar en el todo de la película, secundarios de paso fugaz y que merecían mejor suerte mientras otros salen y nos dejan pensando qué diablos pasó. En fin, para la magnitud de una proeza de la humanidad en la cual sienta sus bases, esta película no le hace justicia, eso es claro, pero tampoco cumple entreteniendo de principio a fin.

Un concepto práctico: Si tuviera que recomendarla, me quedarían muchas dudas, porque al margen de la belleza de ciertas tomas y el “saludo a la bandera” de la sincronía de colores orientales, no queda mucho de fondo.

Recomendación: Regular. Prometía más. Resulta más superficial y poco recordable de lo esperado.
🙄⛩⚔🇨🇳

Anuncios

[CINÉFILO PROMEDIO] “El espacio entre nosotros”

Un romance improbable

Peter Chelsom, coherente a su historial, es el responsable de un romance impensado, un suave drama de ficción adolescente y una historia sin muchas ambiciones que es interesante por descubrir hacia dónde va más que generar real interés en el espectador.

“El espacio entre nosotros” (2016) tiene algo inevitable de “Mi novio atómico” (1999) o de “El niño burbuja” (1976, 2001), pero la forma de presentarlo a un nuevo público quizás sea para rescatar.

Honestidad por delante, fuera de ver a Gary Oldman y Carla Gugino, en general la película se pasa con una mezcla de indiferencia y sensación agradable. La musicalización ayuda y siempre la juventud en escena con la cursilería y romanticismo enlazados son un imán ya sea de recuerdo o de soñada proyección entre los que adoran las fantasías con amor de por medio.

Ya con los pies en la tierra, lo simplones de sus objetivos -al margen del despliegue en el prólogo- la dirigen hacia un público específico. No es que sea tan mala, pero su audiencia es reducida por lo que será acribillada por la crítica y los segmentos que no están para pasar el rato con historias de este tipo.

“El espacio entre nosotros” es otra de esas historias de romance adolescente, de diferencias y prejuicios llevada a un nuevo contexto. Justo cuando creíamos haberlo visto todo Hollywood nos dice “aquí hay otro ángulo”, lo que no significa que nos vaya a gustar. Eso sí, intentando ser objetivos, el balance es irregular porque lo que debiera ser el núcleo, la relación entre los jóvenes, ni siquiera está completamente bien desarrollada.

Recomendación: Apenas regular. Se aprecia mucha superficialidad por sobre el desarrollo de una historia antes vista, pero en otro contexto. Para un público específico.

💞 🚀🌎🤔

[CINE PRÁCTICO] “La llegada”

....

Lingüística interestelar

Aunque juega con los tiempos y un suspenso cargado de ficción y pseudo misterio existencial, “The arrival” (2016) da menos que lo que se espera y pese al atractivo preliminar de su propuesta no termina de despegarse como una cinta para ser mayormente recordada. Ojo, también es de esas que les gusta más a los críticos que los grandes públicos.

“La llegada” tiene toques que a varios les recordará a la incomprendida “Interestelar” (2014) por la búsqueda de encontrar una historia entre ciencia, sentimentalismos y un contexto fuera de la imaginación, pero lo cierto es que emociona menos y también queda corta en sorprender al espectador.

La lenta estadía propuesta por el film y la particular clase de lingüística intergaláctica no terminan de convencer, tornándose incluso cansina, independiente de la reflexión que se propone en torno al protagónico interpretado por Amy Adams. En esa área se agradece que se vaya directo al punto sin mucho preámbulo.

La última de Denis Villeneuve muestra poco en la comparativa con el currículo reciente del director, especialmente en el factor de oscuridad y crudeza. El ascenso por cierto es prometedor pero luego el reloj va disipando y dispersando los factores más duros que sustentan “La llegada”, tornándola más coral y pudiendo con ella no ir dirigida a un público que no espera este tipo de reflexiones desde el Hollywood de las grandes producciones.

Esta es una película interesante pero que quizás se va más por un camino que no necesariamente es el mismo de quienes pagaron su entrada para ir a verla, es decir, sin tanta espectacularidad ni acción pero con algunas señas inesperadas para que el público deduzca y piense por sí mismo, algo no menor y un ejercicio meritorio.

dado 3Recomendación: Regular. Presenta reflexiones interesantes pero su ritmo llega ser displicente y algo vacío.

🖖🤔

[CINE PRÁCTICO] “Día de la Independencia: Contraataque”

.....

Innecesaria travesía.

Si bien la primera “Día de la Independencia” (1996) fue duramente tratada por la crítica, no se anduvo con chicas y quizás tras enésimas repeticiones nos terminó por caer -al menos- simpática. Quizá fue la chispa de los buenos momentos de Will Smith o la discordancia pensante con Jeff Goldblum, pero lastimosamente sus contados ecos taquilleros se perdieron tras dos décadas.

“Día de la Independencia: Contraataque” (2016) desilusiona por varios factores, algunos incluso ajenos a su predecesora y que tienen que ver con guión -confuso-, elenco -sin un eje carismático- o el montaje -divagante-, dando como resultado una película que no empatiza y se hace eterna en casi dos horas.

Los pasajes más “interesantes” (con comillas gigantes) son cuando deja un ‘deja vú’ estilo “Robotech”, con aires de invasión, ataques y contraataques pero hasta en eso falla, sobretodo al momento de las inexistentes batallas o las bajas sensibles en el fragor de la lucha. Todo apenas insinuado.

Liam Hemsworth, Maika Monroe, Jessie T. Usher y el resto del clan que se introduce a la historia hace poco por revertir el naufragio. Tal como los alienígenas, pareciera ser que el largo camino que los llevo al film termina por parecer innecesario, de más, sin crear la necesidad de verlos en acción ni justificando su presencia. Probablemente Jeff Goldblum y Judd Hirsch sean quienes más avalen sus apariciones.

“Día de la Independencia: Contraataque” es rara en el mal sentido. Pareciera hecha en sentido de broma o parodia y apenas chispazos en cierto margen de la curva final parecieran despertar algo en el espectador. Una espera tan larga como innecesaria en la realización de esta secuela con el sello Emmerich, que incluso palidece ante otras de su factoría de cine apocalíptico.

dado2Recomendación: Débil. Innecesaria. Muy poco para rescatar dentro de lo burdo de algunos de sus ejes y detalles. Mucho para tan poco.

👽😣

[CINE PRÁCTICO] “Los ilusionistas 2” – (Now you see me 2)

....

Nada por aquí…

A muchos nos sorprendió que se apostara por una secuela de la infumable “Los ilusionistas” (2013), que era de esas tantas películas que suma nombres casi a modo de colección más que para traducirlos en una cinta de calidad. Ahora el grupo vuelve y sale del sótano para asomarse al menos, a la escalera.

Por alguna razón, pese a momentos de “divertimento”, “Now you see me 2” se hace poco creíble, demasiado plástica o forzada como para poder disfrutarla mejor. Eso, obviando que la trama es fastuosa como para causar algo de empatía natural, y no solo pirotécnica como efectivamente hace. ¿Un ejemplo para lograrlo? con personajes o diálogos que abran esas ventanas, quizás Lizzy Caplan es quien más va en esa dirección y Mark Ruffalo por su calidad, pero los demás no suman.

Eso de “luchar por la justicia”, estilo de “Los Magníficos” pero usando el ilusionismo (…) logra un poco más de asidero en esta que en la cinta introductoria de hace algunos años, sin embargo no alcanza para sustentar la película en un rango aceptable. Y eso que la vara no estaba muy alta tampoco.

No es necesario explicarnos todo, que lo que no se nos dice sea ridículamente inverosímil y que el ego por sí mismo sea tan abrumador que termine por agotar. Otras películas con menos nombres y presupuesto lograron más haciendo girar los engranajes adecuados, dígase ingenio, chispa y entretenimiento, algo que en esta pasada asoma de forma menor.

Buscando sintetizar las palabras, “Los ilusionistas 2” (2016) es innecesaria, pasajera e intrascendente. En positivo, desilusiona menos que la primera parte ya que esa nos dejó claro que los estándares eran bajos. Con razón Isla Fisher notó que estaba de más figurar como uno de los nombres del elenco que nadie recuerda y que no aporta en nada a su currículo salvo por compartir set con Morgan Freeman y Michael Caine.

Recomendación: Débil. Poco en el cuociente para tanto egocentrismo y una carencia crónica de ingenio. Esa magia no se consigue solo con nombres.

🎩

[CINE PRÁCTICO] “La esposa del viajero del tiempo” – (Más allá del tiempo, The time traveler’s wife)

....

Amor sin tiempo

Romántica, lacrimógena y con bastante ficción. Esa es la propuesta de “The time travelers wife” (2009), una película que requiere dedicación del espectador para entender los giros de su trama pero a su vez, entrega momentos de tensión romántica que reflejan bastante bien -de seguro- al original novelesco.

También traducida como “Más allá del tiempo”, Eric Bana y una increíble Rachel McAdams recrean un amor sin tiempo, en un film que sin ser de época propiamente tal, pone al calendario como principal protagonista en lo que podríamos describir como el “lado B” de las incombustibles cintas de viajes en el tiempo, pero en una veta más dramática que la habitual de acción y entretención. De esas ya hay muchas.

Lo cierto es que si se es meticuloso la película encuentra demasiados flancos sensibles o cuestionables para situarla como una cinta coherente, pero dejándose llevar puede resultar terrible, sufrible, dramática y por supuesto, romántica al extremo.

Tampoco se da demasiadas vueltas en lo logístico; los detalles de vestuario, de época, maquillaje y otros, no son tan rigurosos como debieran, pero la historia confía ciegamente en la relación central de sus protagonistas y lo que el espectador ponga de su parte.

Recomendada para parejas pero con la salvedad que no se deben perder detalle, tener en cuenta que es un drama y que puede agotar por su complejidad a ratos. Es de esas cintas que “no hay que buscarle la quinta pata al gato” ni mucha ciencia, es un drama romántico turbulento en emociones y que inserta la ciencia ficción como ingrediente atractivo pero -curiosamente- sin eclipsar el sentimiento original de sus personajes.

dado 4Recomendación: Interesante. Intensa, original en su perspectiva y propositiva -aunque quizá no muy prolija- en su mezcla de romance y drama.

[CINE PRÁCTICO] “Ant-Man” (El hombre hormiga)

...

Síganme los chicos.

Marvel y su universo de super héroes nos entrega otra pieza que aunque con menor escala de espectacularidad, tiene en lo peculiar su mayor virtud.

“Ant-Man” (2015) mantiene la tónica de mayor chispa y menor oscuridad en la comparativa con DC Comics, y el protagónico -para muchos inesperado- de Paul Rudd en la cinta lo comprueba.

La película es fácilmente digerible, sin darle demasiada vuelta al argumento y el fondo de la trama. Pero este facilismo es una receta que hace rato se repite dentro de las adaptaciones que los puristas del comic detestan cuando llevan a sus favoritos de ficción a la pantalla grande. No solo porque la personalidad del protagonista se impone a la esencia del personaje que representa, sino porque suelen pasarse por alto códigos elementales para hacerla más comercial, y aquí de eso hay bastante.

Pero volviendo al film como producto en sí mismo, si usted es solo de los que va al cine o lleva a alguien para pasar el rato, le parecerá una película entretenida, con guiños al universo Marvel y las infaltables escenas post títulos.

“Ant-Man” no es una cinta ante la cual rendirse incondicionalmente, pero hay que reconocerle que pese a su previsibilidad logra convencer con menos recursos que las otras de su género. El experimento resulta y la variante se agradece en momentos donde los super héroes nos salen hasta en la sopa, casi literalmente.

dado5Recomendación: Buena. Más que aceptable. Consigue entretener e impone un estilo y ritmo propio. Liviana.

🙂

[CINE PRÁCTICO] “Sin city: A dame to kill for”

...

R.I.P. Sin city

¿Era tan buena la Sin city original? Quizás, pero con esta secuela no cabe duda que en el recuerdo se hará aún mejor.

Diera la impresión  que “Sin city: A dame to kill for” (2014) traducida como “una dama por la cual matar” o “una dama fatal”, le sobran -aludiendo a su nombre- al menos 20 minutos y a pesar de hacerse entretenida y encontrar nuevos personajes que encajan en su particular entorno (Eva Green -Uf!-, Josh Brolin), termina dejando una mueca a la hora del balance.

Es algo así como “todo iba bien hasta que…”. En parte, esto se debe a que en esta versión las historias quizás no estén tan bien compaginadas como su antecesora y al momento de los remates, las conjeturas intermedias o la suerte de algunos perfiles, la narrativa del montaje no consigue darnos el gusto.

Quizás el carisma de los personajes no sea el mismo o el poder de impacto del factor sorpresa se ha perdido, pero la original “Sin city” (2005) planteaba más argumento, más misterio y jugaba a la incertidumbre, algo en lo que a la dupla Miller-Rodríguez pareciera haberles hecho falta Tarantino. Sólo con “R.R”, la ciudad del pecado desciende al nivel de los machetazos de Danny Trejo.

En cuanto al estilo no hay mucho más que agregar salvo que en el marco de lo destacado que es su estética -verdadero protagonista de estas películas- se ve un toque más sobrecargado, detalle que a la larga le perdonamos por los yerros en el hilo de las historias que nublan lo demás.

A lo mejor las segundas partes malas dan pie para la redención en formato de trilogías, pero para los seguidores, quedará el recuerdo que la ciudad del pecado fue violada por Hollywood sin asco alguno.

dado3Regular. De más a menos. Entretiene por momentos y luego termina fastidiando.

O_o

[CINE PRÁCTICO] “Ventanas abiertas” – (Open windows)

...

Reflejos en la ventana.

Aunque Sasha Grey con anticipación despierta la curiosidad de los espectadores, su actuación y el fondo de la historia que protagoniza con Elijah Wood es al menos, inverosímil con ribetes bizarros.

Si bien la cinta hispana tiene méritos y errores que muchas veces criticamos de modo más severo con películas fuera de Hollywood, es innegable que su audacia es sólo superada por la vaguedad y divagación de sus momentos claves.

Los públicos más exigentes querrán huir de ella varias veces y otros con un mínimo de esperanza querrán esperar a ver qué sucede con este thriller que mezcla ficción con cibernética, en base a recursos creativos pero con confusión en el saldo.

“Open windows” (2014) es una cinta que abre el apetito pero a los pocos bocados comienza a brindar pocas novedades; en cuanto a elenco la ex diva del porno despierta emociones pero su desempeño actoral queda al debe, mientras el ex hobbit zafa pero se pierden en la enredadera del cierre.

Para ver sólo si no hay opciones, porque como experimentación y apuesta osada puede ser válida pero no evitará las muecas propias de la insatisfacción pese a durar sólo hora y media.

dado3Regular a débil. Con mayores probabilidades de generar dudas que certezas.

:/

[CINE PRÁCTICO] “Cuestión de tiempo” – (About time)

Mucho amor y demasiado tiempo.

Mucho amor y demasiado tiempo.

Con la mezcla extraña entre romance y ciencia ficción, los creadores de películas como “Notting Hill” (1999) y “Love Actually” (2003) nos entregan esta nueva apuesta por el romance con pura esencia británica pero que en la mixtura se pierde un poco en cuanto a solidez.

Esto porque la película “About time” (2013) no se centra sólo en el amor de pareja como pareciera, si no que aborda otros afectos, lo que si bien es loable y valorable, podría haber sido tratado de otra manera sin desviar el foco de los otros acontecimientos.

Además del poco carismático protagonista, que a cambio tiene el factor del ciudadano común, se intenta asestar un golpe atinándole a una receta comprobado de los recuerdos del hombre por su niñez y temas ligados a sus padres. Esto de la vulnerabilidad masculina en una relación también suele atraer a las mujeres pero en este caso aunque el saldo es aceptable, las conclusiones son confusas.

Otro factor que le juega en contra es su duración, donde dos horas parece demasiado para finalmente no terminar respirando con algo de alivio por el término del largometraje.

A su favor digamos que parte de los sentimentalismos que explota dan en el blanco y que los momentos jocosos aunque no dan para reír si consiguen sacar sonrisas. Súmese a esto la belleza y chispa sin par de Rachel Mc Adams, posiblemente la fantasía romántica de muchos cinéfilos con su sonrisa perfecta y tierna sensualidad.

“Cuestión de tiempo” dura más de lo que debería porque se mete en tópicos que aunque no le corresponden, confirman su sello conservador y tradicional. Muy formal, británico y poco sorpresivo aunque tiene sus momentos. Un film aceptable aunque algo agotador dentro de tanta miel y buenas intenciones. Mención para la buena musicalización.

4Aceptable. Sin ser una gran pieza cumple con sus objetivos.

🙂