[CINÉFILO PROMEDIO] “Lego Batman: La película”

Suficiente juego

Nuevamente la factoría Lego se echa al bolsillo las licencias y arma una travesura basándose en la estereotipada oscuridad y secretismo de Batman. Una jugarreta simpática, que aunque no perdurará consigue lo suyo en dosis contadas.

El tema con los doblajes o subtítulos siempre puede ser variable especialmente para los más chicos. El fuerte de estas cintas de Lego son las bromas y sus diálogos. En líneas generales, la historia resulta fácil y digerible para los más chicos, principalmente porque son juguetes en movimiento y aunque la imaginación infantil puede más, es una vuelta de tuerca más para “La gran aventura Lego” (2014), que en lo personal no me funcionó.

Es cierto, a ratos dan ganas de decir “ya estuvo”, pero a riesgo -nuevamente- de ser impopular, se debe apelar al criterio para asegurar que tanto criticas, boca a boca o percepción a grosso modo, permiten anticipar que “Lego Batman: La película” (2017) está algo inflada. Sí, tiene menciones chispeantes pero se hace poco.

Batman como figurita de acción jugando a ser cool en su mundo de plástico resulta simpático, a ratos tierno y por qué no, divertido. Pero más allá de la parodia, los lugares comunes y lo predecible, parece ser suficiente de esta pasada de bloques animados, a no ser que en otra forzada entrega nos ofrezcan algo más.

Recomendación: Débil, no ofrece mucho más que algunas escenas o sketchs simpáticos. Digo, es más de hora y media.

🙄👩‍👩‍👧‍👧

[CINÉFILO PROMEDIO] “Rápidos y furiosos 8”

El ejército de Toretto

Es difícil que la saga de motores, alerones y cromos pueda atraer a nuevos públicos, sin embargo entre sus adeptos de igual forma, al margen de saciar la curiosidad natural, también hay un desgaste que es innegable.

“Rápidos y furiosos 8” (2016) si consigue hacerse interesante dentro de los disparatados planteamientos que promete a propósito de poner en riesgo a “la familia”, el bien más preciado de Toretto y compañía, pregonado por siete episodios anteriores y que ahora promete un antagonista de nivel. Algo que Marvel envidiaría, reconozcámoslo.

El desparramo de carrocerías, de llantas convertidas en humo y en menor término, de coreografías de pelea es todo lo que pudiera esperarse, pero en cuanto al resto del paquete, su profundidad es muy leve y solo zafa por la entretención y chispa de algunos pocos elementos que logran salir de lo predecible. Un sello de las últimas entregas.

Estos films de super equipos integrados por elementos con distintas habilidades extraña a Bryan O’Conner, de eso no hay duda. Ahí es donde entran los otros secundarios llamados a tratar de equilibrar la balanza al otro lado de Vin Diesel, para que no se lleve el peso de todo, porque ha quedado probado que eso no alcanza. Hay mérito en el intento aunque el resultado es más discutible.

“R&F 8” es lo que los fans de la saga esperan. Tiene lo suyo, sin trascender, dejando dudas para lo que viene pero consigue cerrar -bien o mal- una encrucijada planteada con ambición, bien ahí. Con tantos personajes y nombres en el elenco esto ya sería como “Dominics’ Fifthteen”.

Recomendación: Regular. Se va encerrando para sus fans y nada más. Es llevadera pero discutiblemente entretenida.

🚘 💥🤔

[CINÉFILO PROMEDIO] “La gran muralla”

Muralla a medias

Muy cargada a la ficción y sin miramientos a la fantasía con adn oriental, una versión impensada de una de las maravillas del mundo y su aplicación práctica llega con “La gran muralla” (2016) en un camino que las novelas gráficas ya han explorado, mezclando elementos y personajes reales con la ficción.

La credibilidad por acá mejor que no asome, esto es precisamente fantasía y ficción, nada más. Quizás al final algunos personajes resulten más interesantes que la historia misma pero el atractivo innato de las artes orientales nos mantiene siguiendo la trama pese a los baches, pero obvio, todo tiene su límite.

Queda gusto a poco por la aventura de los compañeros de viaje protagónicos (…) pero es poco probable que sepamos más de sus peripecias, especialmente por todo lo que ocurre en esta pasada y los efectos de taquilla en las carteleras del mundo.

Tal vez lo más anecdótico o contradictorio de “La gran muralla” es que con tanto efecto y pirotecnia visual no consigue más que cintas de animación que exploran oriente antiguo, donde se toca de mejor forma la sensibilidad, la acción y el fondo de las historias.

Es cierto, hay aspectos que nunca terminan de cuajar en el todo de la película, secundarios de paso fugaz y que merecían mejor suerte mientras otros salen y nos dejan pensando qué diablos pasó. En fin, para la magnitud de una proeza de la humanidad en la cual sienta sus bases, esta película no le hace justicia, eso es claro, pero tampoco cumple entreteniendo de principio a fin.

Un concepto práctico: Si tuviera que recomendarla, me quedarían muchas dudas, porque al margen de la belleza de ciertas tomas y el “saludo a la bandera” de la sincronía de colores orientales, no queda mucho de fondo.

Recomendación: Regular. Prometía más. Resulta más superficial y poco recordable de lo esperado.
🙄⛩⚔🇨🇳

[CINÉFILO PROMEDIO] “Un viaje de diez metros”

Menú para dos.

Es cierto que quizás dure más de lo que debería (casi dos horas), lo que le resta un poco de interés en el desarrollo, pero “Un viaje de diez metros” (2014) se hace bastante recomendable para parejas que quieran compartir una historia con buenos ingredientes, algunos momentos queribles y la opción inagotable de revisitar el romance clásico.

A Lasse Hallström le tira lo culinario y a esta altura no pretende mucho más de lo que ofrece a simple vista. De hecho, esta cuasi moraleja étnica y de inmigración difícilmente sea para todo público o toda ocasión. Como mencionamos antes, parejas, jornadas de relajo y seguidores de la buena mesa se sentirán más plenos al verla, pero en rigor podría hacer dormir a otros espectadores.

El plato en este sentido, para ser de temática culinaria, es bastante relajante o empalagoso, pero no menos entretenido, especialmente en varios pasajes donde el protagonista, Mirren y las secuencias casi de Romeo y Julieta la hacen medianamente traviesa.

En general aprueba, es amable en sus parajes, pero no ofrece demasiado más. Al menos logra lo que otras cintas que se meten en una cocina apenas insinúan.

Recomendación: Para ver de a dos. De apariencia simplona tiene bastante cuento para concretarlo en pocos matices y reducirlo a un mensaje claro. Una moraleja de buffet.

🍽😌

[CINÉFILO PROMEDIO] “El exótico Hotel Marigold”

Ni tan exótico y sin mucha India.

Querible, con historias de empatía y en un tono de mucha liviandad, “El exótico Hotel Marigold” (2011) atrae más que por su peculiar propuesta, por su elenco que contiene varios nombres que solo por experiencia se imponen.

Tiene algo de “Bajo el sol de Toscana” (2003) incluso de la chilena “El regalo” (2008), por nombrar solo algunas y principalmente prima en ella el afán por mostrar India dejando a un lado los prejuicios tal como tantas otras historias donde occidente lleva su cine a las coloridas y abarrotadas calles de las grandes urbes de ese país.

En general el relato -basado en una novela- podría haber tomado diferentes caminos pero opta por uno amable, hasta cierto punto soso y sin demasiadas ambiciones. Todo con tal de hacerlo mayormente digerible. A cambio alcanza poca profundidad y se torna predecible, algo que parece no importar considerando que el fin es casi para todo público, sentimentaloide y la descripción antes dicha.

La exposición del elenco en el afiche no es casual; Judi Dench, Bill Nighy, Maggie Smith y Tom Wilkinson, más Dev Patel son la principal razón para verla. La música un poco al debe, la fotografía casi lo mismo.

¿Se pudo hacer una reflexión más profunda de la soledad y el amor (y desamor) en la tercera edad? Sí. ¿Se pudo ser menos previsible y tomar más de ese rico entorno? Sí. Bueno, pero el camino elegido es el de la novela en cuestión, caer bien, pasar un rato agradable con personajes más encantadores que analíticos y apelando al inefable cliché de todo lo que se refiere a la India. Deja un par de momentos, pero deja la sensación que podría haber apostado a más.

Recomendación: Una agradable cinta con buenos actores sumado a historias casi interesantes.

🇬🇧+🇳🇪+👴+👵=🤔

[CINÉFILO PROMEDIO] “Kong: La isla Calavera”

El retorno del Rey

Además de tener una banda sonora notable, “Kong: La isla Calavera” (2017) resulta muy entretenida de ver, por más que se pueda objetar lo revisitado de la temática o lo simplón de la ejecución, a la hora del saldo deja buen gusto.

Lo cierto es que el regreso del primate gigante mantiene la atención y se da maña para sorprender más de una vez, compensando la trama del típico batallón que va sufriendo bajas poco a poco a medida que avanza la película, con pocas pausas o valles, ya que la tensión es casi permanente y hay cosas nuevas cada poco rato. A varios de seguro les recordará el aire de “Depredador” (1987). En ese sentido hay buen mérito para Jordan Vogt-Roberts, su director.

En el elenco, Brie Larson y Tom Hiddleston, funcionan bien en cuanto a protagónicos atractivos pero las loas se las llevan Samuel L. Jackson,  John C. Reilly o  John Goodman, quienes son los que de verdad le dan el peso al cartel actoral. Mención a la técnica de efectos visuales, como siempre.

“Kong 2017” intenta evitar algunos clichés y a cambio apela a otros.  Las dos horas de duración que posee avanzan ligero en el sentido de no volverse muy complejas ni pesadas con diálogos innecesarios o momentos sosos, más bien sorprende el gancho que la película logra para los bodríos que Hollywood usualmente nos vende como joyas.

De esta forma “Kong” consigue bastante, de buena forma y se ubica mucho más cerca de ser una buena cinta que del rótulo de regular u olvidable. Lo malo, le juega en contra el prejuicio de ser otra película basada en el popular personaje.

Lo último. Por favor no se vayan del cine apenas comiencen las letras, porque post créditos hay una escena para sumar 2 más 2 que dejará a los cinéfilos rascándose la cabeza y echando a volar su imaginación.

Recomendación: Entretenida. Dos horas que avanzan rápido, con variedad, estilo y un rey peludo que mantiene un magnetismo especial y único con el cine.

🙈😃👌

[CINÉFILO PROMEDIO] “Gladiador”

El inspirador contraataque de la épica

Si hacemos las cosas como deberían ser, acá la descripción decantaría en al menos 12 razones por las cuáles usted debe ver “Gladiador” (2000) de Ridley Scott y que consagra a Russell Crowe como un actor de otro nivel, superlativo, dándole además una esperada renovación a la épica en el cine de hoy.

Comencemos por decir que a diferencia de lo que puedan pensar las chicas, este film sobrepasa lo masculino y llega a todos los segmentos. Por supuesto que resulta más estimulante para los varones por su temática de lucha pero no deja ajenos a los demás. Igualmente su credibilidad histórica se hace fuerte con cada recreación -aún no siendo tan fiel-, cada performance del elenco y la pulcritud de lo que va relatando.

En tercer y cuarto lugar, destacar el guión, riquísimo en profundizar y matizar con personajes y situaciones todo lo que rodea al protagonista, al cual nunca deja solo generando empatía natural. El casting actoral por su parte es casi perfecto y el profesionalismo es elogiable para entregarse a la historia, con antagonismos fuertes y bien trabajados, secundarios al servicio de las partes e interpretando los matices que un relato de este tipo necesita. Russell Crowe y Joaquin Phoenix están increíbles, sobre todo el rol de Comodo.

Todo lo anterior no resultaría tan armónico sin la manija de Ridley Scott, cuyo regocijo para dirigir la película y su resultado final traspasa al espectador. Se da gustos con tomas de su sello, timelapses, ralentizaciones. Es la especialidad de la casa, un plato bien elaborado y para disfrutar con una continuidad de ritmo como pocas veces se ve. Como sexto punto añadir la musicalización de Hans Zimmer y Lisa Gerrard, recordadas hasta hoy entre las grandes e inspiradoras sonoridades del cine del nuevo milenio. No hay épica si un buen sonido de fondo.

No se puede dejar fuera el tema tecnológico con las ambientaciones visuales y recreaciones computarizadas de nivel, el vestuario y la fotografía. Para enterar la docena agreguen también las coreografías de lucha y como guinda el sólo hecho de revivir la épica en el cine donde no muchas películas alcanzan lo que montones pregonan; Inspiración, drama y batallas con contexto. Todos pueden jugar a agregar o matizar estas u otras observaciones sobre la suerte de “Gladiador”.

Señalemos que un manojo de elogios siempre puede contener algún foco criticable o subjetivo, como su real apego histórico, la comodidad -“entre comillas”- de Crowe en cuanto a desplante en comparación al derroche de Phoenix o lo medido de la rienda del director para el salvajismo que se relata. Todo es opinable sin duda, al final, todo se reduce a gustos. Lo técnico es una base algo más objetiva, pero si no te gusta una película, ni hablar.

¿Un Bonus track? Revisen por ahí la increíble historia detrás del actor Oliver Reed, “Proximus” en la película y el desenlace -con sendo episodio incluido- de sus días en las grabaciones del film.

Recomendación: Excelente. Ridley Scott es el director de orquesta que se da el lujo de llevar adelante una obra completa, redonda, de su gusto y el nuestro,  con intérpretes y elementos de altura y excelencia. 

⚔ ⭐👏👏👏

[CINÉFILO PROMEDIO] “Life: Vida Inteligente”

Vive pero no late como debería

El balance para el director de origen chileno radicado en Escandinavia, Daniel Espinosa, puede dejarlo apenas conforme al igual que quienes se aventuren a ver su película “Life” (2017), y si bien la satisfacción no es sinónimo de éxtasis, lo cierto es que hay varios pasajes que justifican el interés y las fichas que se ponen por verla. Luego viene la parte fea donde el interés ya decayendo.

En la parte linda, puede que hayamos visto este tipo de tramas anteriormente, que eso atente tanto contra el film como el mismísimo trailer o anticipo, pero lo cierto es que hay un atractivo innegable en varios momentos donde de haber existido más fineza, puede que decantara en una obra redonda. En el cine de hoy mantenerte pegado a tu silla es un mérito y acá hay chispazos cargados de magnetismo.

Así y todo, con una que otra chambonada, lugares comunes de cintas del espacio o secuencias algo anticipables, “Life” nivela de la mitad hacia arriba. Tiene onda pero sus irregularidades o incongruencias también descolocan a medida que avanza.

Como en otras apuestas, el principal enemigo de esta película, curiosamente viene desde fuera (…) en el sentido que las sinopsis, trailers, avances y críticas reveladoras le restan méritos. Si primara el sigilo sobre su contenido el disfrute sería mayor, pero hoy admitámoslo, queremos saberlo todo. Quienes la vean sin mucha idea de qué se trata harán que la entrada y su tiempo valga más, el resto saldrá de verla con más de una mueca.

Conservadora quizás. Conformista, puede ser. Lo cierto es que en poco más de hora y media “Life” no logra aprovechar o extender sus buenos momentos y es como esos conductores que no logran pasar de una velocidad a otra satisfactoriamente, por problemas con el ritmo, los matices, las conjeturas y una serie de detalles que empañan los puntos buenos que posee. En síntesis por citar una de las buenas, “Alien” puede ser el nombre de la película, ser el centro del film, el motivo en el cual gira el guión, la forma de tus miedos, pero jamás podrá igualar a Sigourney Weaver. Así de simple.

Recomendación: Regular a aceptable. Tiene momentos tan prometedores como otros para arrojar cosas y garabatos hacia la pantalla pidiendo explicaciones.

😱🙄😒 🚀 🛰

[CINÉFILO PROMEDIO] “Fiesta de Navidad en la oficina”

Paquete sin sorpresa

Si quiere ver una comedia liviana sin mucho para pensar, ni siquiera sabría si darle esta película como opción. La razón es simple, para quienes vieron el avance o trailer, las expectativas de diversión se dispararon pero a la hora de ver el resto del producto nos queda claro que nos han prácticamente timado. Previsiblemente.

“Fiesta de Navidad en la oficina” (2016) es traviesa pero no creativa, juega con personajes y actores interesantes pero tampoco cuaja completamente en el contexto de la historia.

Es cierto que la parranda post trabajo nos entrega lo que vinimos a ver, pero fuera de eso se entiende que debe haber algo más, una historia paralela más fuerte, algunos secundarios que se roben la película de forma más rotunda, etc., pero “Office Christmas Party” se queda en el medio entre comedia adulta, sketchs básicos y remates que prometían más.

Al final de cuentas nadie nos obliga a embarcarnos en este tipo de aventuras pero si sirve para saciar la curiosidad y sacarnos la espina de saber que más nos ofrecía esta cinta aparte del título, bueno ya será a riesgo de cada uno. No sé si está para ver entre más personas porque no ofrece mucho ni siquiera para las risas a la hora de la complicidad, pero si uno que otro cuadro jocoso.

Recomendación: Floja. No da más que lo que se ve en el afiche o de lo anticipable.

🎅🎄🎉😕

[CINÉFILO PROMEDIO] “¿Por qué él?” – (Why him?)

El humor de los tabúes

Esta es una película divertida aunque lo de las carcajadas es más relativo. “¿Por qué él?” (2016) es una comedia liviana con el rótulo de adultos, ojalá más jóvenes, que contiene todo tipo de sandeces y donde lo jocoso y ridículo de varias situaciones hace casi imposible quedar ajeno o pasarlo por alto. Lo malo? el espectador debe poner demasiado de su parte para que funcione.

La trama tiene mucho de humor de tabú y de lugares comunes. El peso masculino del humor está en Bryan Cranston, James Franco y el secundario Keegan-Michael Key. Pero lo de Megan Mullally también es para destacar como la esposa de Cranston y a futuro habrá que ver en otras apuestas si Zoey Deutch tiene más que ofrecer que una cara bonita.

Volviendo a lo que nos sucede viendo “Why him?”, quizás con doblaje local puede ser algo excesiva pero utilizando subtítulos neutros pueden captarse momentos innegablemente humorísticos, con personajes que son sencillos de definir y fácilmente identificables. Todo ayuda. Lo que queda en deuda es que es muy unidireccional, es decir, difícilmente puede revertir a un público prejuicioso o huraño que no ponga de su parte.

Lo anterior redunda en una cinta sin ambiciones, paradojalmente algo infantil en sus pretensiones simplistas, solo con el propósito de hilar sketches de humor con relativa coherencia y sacar algunos momentos de risa. Es cierto, lo consigue, pero esperemos que esto no sea leído como la señal para crear otra saga innecesaria con novios y suegros como la de “La familia de mi novia” (2000).

dado 4Recomendación: Divertida, para adultos. Llevadera, sin muchas ambiciones, por ahora. Para pasar el rato.

😁🤔