[CINÉFILO PROMEDIO] “127 horas”

Fortaleza, naturaleza y sobrevivencia

Quienes son seguidores de la dirección de Danny Boyle coincidirán en que no hay película mala bajo su trazo. Un hecho basado en un relato verídico permite que el británico deje su sello y con elementos contados fortalezca un drama con tintes alocados muy propios de él.

El intérprete central de su obra es James Franco en “127 horas” (2010) que con esta presentación a su medida nos mantiene pendientes de su aventura extrema, se gana empatía y credibilidad. No cabe duda que la novela en la cual está basada ha de ser decidora, como la historia de una vida vivida y repasada en un fragmento de tiempo.

Elementos simples quizás pero consiguen hacer que permanezca en la memoria de cualquier cinéfilo promedio. Puede que la pirotecnia paralela de Boyle distraiga del foco central, pero en el cine y con este relato en especial puede que en realidad sea la única manera de concebir una película que cuaje. ¿Se imaginan este docu en manos de otro?

No es menos sorprendente que una historia de días, donde se contextualiza un personaje y se repasa su vida, logre resumirse de forma prolija en apenas hora y media. Menudo trabajo.

Para quienes quieran un paralelo, la sorpresa puede que dure la primera vez que la vez luego será como las cintas de Shyamalan, con un final que no puedes pasar por alto para la siguiente ocasión. Eso sí, pasado un tiempo, es completamente disfrutable de nuevo.

Recomendación: Buena. Destacable trabajo para que una historia de este tipo no se pierda ni sea olvidada.

🤗🤕🔪💪

 

Anuncios

[CINÉFILO PROMEDIO] “Scott Pilgrim vs. los ex de la chica de sus sueños”

Soy leyenda

Imitada pero jamás igualada. Edgar Wright es de esos realizadores cuyas películas o te gustan o te desagradan. Es amigo de secuencias de vértigo, ritmo e historias entretenidas, pero es la peculiaridad de sus personajes y la forma de hilar los relatos la que despunta por sí sola. Todo parece azaroso pero hacer que el conjunto encaje es un tremendo mérito.

En “Scott Pilgrim vs. los ex de la chica de sus sueños” (2010) la rienda suelta a los efectos de post producción con énfasis extasiado de memorabilia pop, la levanta de por sí como una cinta de culto. Es un festín de videojuegos, música, relaciones juveniles y guiños que al menos dos generaciones concretas apreciarán sacando varias risas. El tema es qué pasa con el resto de la audiencia. Nada. Eso es seguro, pero simplemente esta película no está hecha para ellos.

Una comedia tan disparatada como querible. Sin duda una apuesta a la altura de la novela gráfica en cuanto a entretención, donde el camino en el relato es tan divertido que al final la resolución es casi una anécdota. Pero ojo, también hay harto corazón puesto en la historia original.

Contrario a lo que pudiera pensarse, todos estos excesos no se traducen en una cinta cuasi restringida y resulta bastante juvenil y adolescente si restricciones mayores. La apuesta funciona como pocas e inéditas veces ocurre y la nostalgia de los amores fugaces es adorablemente inevitable.

Recomendación: De culto, una joyita para revisitar de vez en cuando. Aventura pop imperecedera.

✌️🎼🎧👾💪👊⭐️

[CINÉFILO PROMEDIO] “Baby driver” – (Baby: El aprendiz del crimen)

Acertado y veloz viaje.

Como dice ese célebre meme: “No es lo que esperaba pero estoy satisfecho”. Quizás a punta de anticipos, trailers y esas cosas “Baby driver” (2017) exponga demasiado su material -considerando que tiene un fondo algo simple- pero para quienes se resisten a esa tentadora curiosidad el resultado les garantiza por lo menos buena entretención y tomas jugadas de vértigo en el camino.

Es cierto que hay sagas inspiradas en diestros conductores al volante (“Rápido y Furioso”, “El Transportador”, etc.) pero el estilo generalmente se va perdiendo con la pirotecnia y lugares comunes, que no es lo mismo que un sello macerado a lo largo de la totalidad de una película, con parte del argumento para interpretar, no todo digerido ni envuelto para llevar. En esa mezcla, la banda sonora acá es pilar fundamental.

“Baby driver” tiene cosas de “Drive” (2011) como la transparencia de su protagonista, pero el magnestismo resulta menos implacable y con otros matices (no se puede ser amo en todo). La peculiaridad de sus personajes es todo lo que necesita para tejer una historia simple, que con toques puntuales sale airosa con nuevos bríos. Hace rato ver muchas figuras en una película es casi una invitación al desastre, sin embargo podríamos decir que esta aventura cae bastante bien parada.

Con calificación destacada en música, elenco que hace lo suyo y entretención más que aceptable, “Baby: El aprendiz del crimen” pasa como buena película.

Recomendación: Buena. Entretiene bastante con simpleza y una mezcla de buenos elementos.

🏎⌚🚓💥🚗🔫

 

[CINÉFILO PROMEDIO] “Corazón valiente” – (Braveheart)

Un rol y una historia para siempre.

Mel Gibson es la idealizada visión de un William Wallace en “Corazón Valiente” (1995), abarcando con su carisma los vacíos que presenta el prócer guerrillero escocés. No solo queda humanizado, estilizado y descrito una altitud moral ejemplar, sino que es elevado al rango de astuto estratega y luchador de excelencia.

El australiano concreta así una película soñada no solo para sus propósitos, con una impronta memorable, de esas que marcan una carrera y una vida (William Wallace es Mel Gibson y viceversa), además genera un producto cinematográfico de calidad, independiente de algunos cuestionamientos históricos que uno pueda hacerle.

Se trata de una cinta personalista pero bien disimulada. La vertiente crítica de lo británico -muy de Gibson- fluye con naturalidad y poco a poco, piedra a piedra, con respaldo de fotografía, montaje y sonoridad, se va construyendo una historia que mirada con más distancia, se asemeja a un cuento de hadas histórico que no está exento de los momentos salvajes propios de la lucha que describe.

En “Corazón Valiente” no puedes ni logras estar apático a la causa de “WW”. Es melodramática, es cierto, donde los malos son despiadados y los buenos muy leales, pero generar un vínculo durante tres horas con un relato clásico es todo un mérito y permite acumular una cantidad de aciertos que solo un puñado de films similares ostenta.

La ovación se la gana, de eso no hay duda. Es una encantadora narrativa de un personaje histórico idealizado que bien podría superar en esta presentación al líder original.

Recomendación: Excelente. Un producto muy bien realizado y con Mel Gibson en un rol que lo define.

👏⭐️⚔

 

[CINÉFILO PROMEDIO” The Lincoln lawyer” – (Culpable o inocente, El defensor)

Abogado de calle

Más que interesante volver a ver una película donde Matthew McConaughey disfruta como en sus mejores papeles, derrochando esa estampa taquillera de siempre, carismático y con manejo de situaciones. A eso sumar el factor de crímenes, debates jurídicos e intrigas que permiten hacer de esta una cinta recomendable, pero ojo, también concediendo bastante de lo “que la gente quiere ver”, más que lo “que pueda aportar” la película por sí.

“The Lincoln Lawyer” (2011) y su adn literario dejan buena impresión. Quizás sin demasiadas ambiciones adicionales pero adjudicamos aquello al apego por la novela original. Al menos queda para destacar entre otros aspectos lo logrado en la descripción del principal, una suerte de “Mentes Peligrosas” o “El Duro” pero en términos legales, donde se puede tener “calle” y “oficio jurídico” al mismo tiempo.

Obviamente dentro del elenco despunta el protagónico, pero Macy, Phillips y toda la larga lista de secundarios hacen lo suyo. Por eso se agradece que plataformas como Netflix o el mismísimo cable nos permite revisitarla de vez en cuando, porque de entretención sabe, sin mucho para ostentar, pero a esta altura la calificación de “buena” o “recomendable” es bastante para lucir.

Recomendación: Buena. Es correcta, novelesca y entretenida. Tiene de vieja escuela y McConaughey está a sus anchas.

🙂👍🔫

 

[CINÉFILO PROMEDIO] “El Rey Arturo: La leyenda de la espada”

Camelot en frenesí

El estilo pro gangsteril y de los bajos fondos londinenses de Guy Ritchie apunta a un clásico como la leyenda del Rey Arturo y lo adapta a sus formas, con todos los tips característicos del caprichoso director británico y una versión entretenida que escandalizará e indignará a los puristas.

Claro porque en pro del espectáculo y tal como lo hiciera con Sherlock Holmes, acá la estridencia, vértigo, saltos temporales, primeros planos,  juegos con las velocidades de imagen, peleas callejeras y el sonar de violines de taberna son el eje de un film de tono gris pero que nunca pierde su estilo, tal como hemos visto en toda su filmografía.

Hay cintas donde el director pasa desapercibido pero en “El Rey Arturo: La leyenda de la espada” (2017) es imposible. Los seguidores de Ritchie -que previsiblemente no puede resistirse a esta historia de sello U.K.- lo disfrutarán aunque el impacto en el resto es más cuestionable.

En el sentido más crítico, aparte del casting hay ciertos momentos donde nos parece estar viendo otra película y no nos referimos a secuencias ya vistas por parte del mismo realizador. Sin necesidad de nombrarlas, hay estaciones retocadas cuando se trata de un héroe en su proceso de aprendizaje incluyendo el preliminar sentimiento de rechazo ante una responsabilidad mayor o escenas propiamente tales que parecen sacadas de otras sagas.

La ausencia de algunos secundarios en cuanto a injerencia en la historia pena un poco y la mezcla dispar de momentos buenos con los otros son el epílogo de un film que puede agobiar (Ritchie no es de dejar la cámara quieta ni el relato lineal) pero si que nos sacamos los prejuicios puede entretener a varios. Pura entretención comercial por cierto, sin juzgar.

Recomendación: Pasable. Disparatada pero entretenida. Una adaptación libre hecha para deleite de Guy Ritchie y su séquito.

🙄👑⚔

[CINÉFILO PROMEDIO] “Dunkerque” – (Dunkirk)

Guerra de sobrevivencia

Christopher Nolan no decepciona y su visión de la guerra no puede dejarnos indiferentes; nos toma desprevenidos, nos provoca sensaciones que rara vez nos despierta un film bélico y privilegia lo visual por si sólo, casi como postales para que la percepción personal predomine por sobre las nefastas sinopsis o los trailers. Todo con una simpleza inesperada.

Quizás por eso los últimos trabajos de Nolan nos tocan especialmente cuando abrimos nuestra sensibilidad. La guerra es un tópico donde lo brutal estaba imponiéndose, a ratos con una contundencia destacada, pero acá aparece un matiz, un aporte diferente, una mirada como la que esperamos de un director con carrete a cuestas, con pergaminos y un séquito a esta altura incondicional.

“Dunkirk” (2017) no extiende su trama más allá de lo debido, lo que es el primer punto de inflexión para lo que estaos acostumbrados. De hecho apenas sobrepasa la hora y media. También cuenta con una fotografía preciosa, que casi hace sentir culpabilidad cuando se trata de un film de guerra. Acá la supremacía visual es evidente. Su carga es tal que los diálogos son un mero complemento del todo y cuando aparecen dejan huella.

La belleza melancólica de la película, su sonoridad, se gana por lo menos el rótulo de “interesante”, aunque por otra parte, los más tradicionales extrañarán cierto impacto más explícito para retratar los horrores de la guerra. Esa trastienda sin excesos a ratos desconcierta, ya que “Dunkirk” -como en todos los casos, apreciable mejor en cines- se hace ver simple, pero en realidad

¿Vale la pena verla? Por supuesto. En cuanto a gustos, se presentan posibilidades más amplias para que deje buenas conclusiones. Si es más bien novato tómela como un viaje interesante, experimental. Si ya tiene más conocimiento, concédale al film su parte, es decir su voluntad para entenderla, hacerse parte del relato. Ese aspecto es vital para disfrutarla en sus detalles, silencios, efectos de sonido, que es lo que más nos queda de la cinta.

Recomendación: Buena. Una gran realización. Diferente para lo acostumbrado. Bella y profunda. Muestra simpleza dentro de su complejidad.

💣💥🙌 👏

[CINÉFILO PROMEDIO] “Emoji: La película”

Ni tan “meh…”

La crítica y el prejuicio se han ensañado con “Emoji: La película” (2017). Es cierto que da un poco de vergüenza ajena ver que se pueden hacer películas de cualquier cosa y la otrora solemnidad en torno a un film de pantalla grande hoy no es tal. Pero también hay que reconocer que en el fin de entretener, a su público objetivo -cada vez más ávido de tecnología a temprana edad- le resultará graciosa y hasta entretenida.

Con menos conceptualidad acerca del manejo de marcas y una que otra alusión específica más elaborada, “Emoji” saca la tarea con premisas muy básicas sin ocultar su romance con los más pequeños, quienes se verán atraídos por los colores, símbolos reconocibles y antagonismos fácilmente distinguibles. No hay que darle muchas vueltas a la trama misma: es un sketch tecnológico y corporativo explícito pero aún así, adivinen, para bien o mal, se mantiene en pie.

Los más grandes podrán hacer un festín destrozando el trasfondo, lo burdo y ridículo de la propuesta, pero si en 80 minutos su retoño se mantiene entretenido es un hecho que no se puede obviar.

Yendo a los aspectos que vale la pena mencionar, no es extraño si se da cuenta que hay un factor común que le suena conocido en “Emoji”. Guardando las proporciones, acá se toman “ideas” de otras películas, como las características de los protagónicos y una escena calcada de “Shrek” (2001) o la búsqueda de “Wall-E” (2008) calcando a los bots, entre otras. Meras conjeturas quizás pero que debería ver por si mismo.

En síntesis, no le pida peras al olmo.

Recomendación: Regular. Malísima para los más exigentes, divertida para los más chicos.

🙄💩 😒 👫

[CINÉFILO PROMEDIO] “Un golpe con estilo”

Sonrisa cordial para un trío de excelencia

Cuando hablamos del “boca a boca” nos referimos al efecto que tiene una película (o en general algún espectáculo) en voz de quienes lo (a) han presenciado y su validez radica precisamente en ser la voz del pueblo no la de los críticos, esa más bien técnica y que puede importar poco cuando se trata de simplemente entretener.

“Un golpe con estilo” (2017) tiene muy buen “boca a boca” y es por eso que quizás esperábamos más de ella al verla. Tiene escenas graciosas, con actores consagrados, de esos que casi uno solo con verlos en escena la entrada se paga sola. Pero por otra parte, el plan de comedia liviana hace que pierda un poquito de énfasis en el fondo, ahí resulta apenas tibio el sentimentalismo como matiz y lo predecible opaca el resto.

Una hora y media que se pasa de buena forma, pero donde hay que bajarle los humos a la hora de la recomendación, porque ahí deja muchos flancos descuidados como para levantarse en un panorama por si mismo. De hecho, puede ser “palomitera” pero no tiene mucho para ser recordada.

Simpática y cordial, pero no nos pidan ensalzarla de más, porque no tiene la sustancia ni las carcajadas para ello.

dado3

Recomendación: Regular. Simpática y medidamente entretenida. Sin mucho para ser recordada

😕👴

[CINÉFILO PROMEDIO] “El reino secreto” – (Epic)

Cuento de jardín

Aunque su característica gráfica puede no ser tan de excelencia como otras en su tipo, “Epic: El reino secreto” (2017) ocupa la subestimación que se puede hacer a priori de ella para terminar sorprendiendo por una propuesta que aunque fantástica da la razón a la elección para recrear la obra literaria en la que está basada.

Es su guión, una historia con buenos elementos y que se hace llevadera la que la vuelve una cinta de animación rápida, ágil y entretenida, que no se extiende más de lo debido ni especula con curvas rebuscadas. Acá se apela más bien al viejo y conocido “había una vez…” mezclándolo con elementos más actuales.

Simple, sin presunciones mayores ni mucha ambición. Obviamente eso puede incluso molestar a los más exigentes pero no es mucho más de lo que necesitan especialmente los más chicos.

Ojo también a la música de Danny Elfman, dato no menor y que amalgama con calidad en la cinta.

Recomendación: Interesante. Su principal capital es aparecer subestimada para terminar sorprendiendo.

👦 👧