[CINÉFILO PROMEDIO] “Spider-Man: De regreso a casa”

Vaso medio lleno

Siempre es un agrado volver a ver una aventura del Hombre Araña, el más popular, sencillo y cercano de todos los superhéroes independiente de las factorías de cómic. Y en su regreso a Marvel esta nueva saga con Tom Holland anda bastante bien aunque tampoco logra encandilar.

Pese a tener a su disposición el aparataje de “Avengers” e inserciones de otros personajes reconocibles, “Spider-Man: De regreso a casa” (2017) da como para hacer una lista de aciertos pero también algunas acotaciones que molestan un poco. Sin caer en el spoiler por ejemplo, suma la frescura de su protagonista, el factor Michael Keaton que le da clase al cuento y al debe queda ese hecho -anticipado en trailers- de poner a Tony Stark (Robert Downey Jr) como mentor, con una serie de instrumentos al más puro estilo Batman que se desperfilan de la idea que tenemos del Hombre Araña original. El lazo con Iron Man existe en el cómic es cierto, pero lo invasivo que resulta en esta pasada es al menos poco fino.

Los ingredientes de la introducción de personajes de acción en su primera película en solitario se reiteran con éxito en este film, con humor, buena música, entretenidas secuencias de acción y los chascarros propios de un héroe en formación, sobretodo si se trata de un adolescente de Queens. Un sabor extraño es esa suerte de “película piloto” con aire retro que pareciera ser y que al finalizar nos deja con gusto a poco ¡y eso que supera las dos horas! un síntoma más de que el tiempo vuela.

Quizás nos acostumbramos a más protagonismo exclusivo de Spider Man y al verlo casi con tutoriales de por medio y sin la introducción con películas completas sobre su perfil nos resulta algo forzado, pero aún así hay que verla y hacerse su propia opinión del nuevo arácnido, más adolescente, ingenuo y enamoradizo que nunca.

Recomendación: Aceptable. Mejor que el último reboot. Aporta pero aún no se perfila con la grandeza que debe tener.

🙂🕷

Anuncios