[CINÉFILO PROMEDIO] “Lego Batman: La película”

Suficiente juego

Nuevamente la factoría Lego se echa al bolsillo las licencias y arma una travesura basándose en la estereotipada oscuridad y secretismo de Batman. Una jugarreta simpática, que aunque no perdurará consigue lo suyo en dosis contadas.

El tema con los doblajes o subtítulos siempre puede ser variable especialmente para los más chicos. El fuerte de estas cintas de Lego son las bromas y sus diálogos. En líneas generales, la historia resulta fácil y digerible para los más chicos, principalmente porque son juguetes en movimiento y aunque la imaginación infantil puede más, es una vuelta de tuerca más para “La gran aventura Lego” (2014), que en lo personal no me funcionó.

Es cierto, a ratos dan ganas de decir “ya estuvo”, pero a riesgo -nuevamente- de ser impopular, se debe apelar al criterio para asegurar que tanto criticas, boca a boca o percepción a grosso modo, permiten anticipar que “Lego Batman: La película” (2017) está algo inflada. Sí, tiene menciones chispeantes pero se hace poco.

Batman como figurita de acción jugando a ser cool en su mundo de plástico resulta simpático, a ratos tierno y por qué no, divertido. Pero más allá de la parodia, los lugares comunes y lo predecible, parece ser suficiente de esta pasada de bloques animados, a no ser que en otra forzada entrega nos ofrezcan algo más.

Recomendación: Débil, no ofrece mucho más que algunas escenas o sketchs simpáticos. Digo, es más de hora y media.

🙄👩‍👩‍👧‍👧

[CINÉFILO PROMEDIO] “Sing: ¡Ven y canta!”

....

Disperso karaoke

Entretenida aunque con algunos estereotipos preocupantes es “Sing: ¡Ven y canta!” (2016) que promete buenos temas, animación divertida y un embrollo medianamente llevadero durante poco más de hora y media, para todo espectador.

Las condicionantes u observaciones pasan por el machismo poco sutil en el sentido de las historias, infantiles claro, pero de cierto modo también innecesario para lo que podría esperarse. En cuanto a lo demás, los reparos pueden pasar más bien por lo liviano de la historia.

“Sing” será bien recibida -aunque sin júbilo- por los pequeños pero su botín entre los más grandes es más cuestionable. De hecho, fuera de los chispazos de risa inevitables que posee, la música por si sola tiene un imán que es el principal gancho a divisar, así como la calidad de las voces principales.

Si se tratara de jugársela por conceptos y recomendaciones generales, diría que llevo o pongo a niños cercanos a verla sin ningun problema, pero no esperaría la misma respuesta de parte de los grandes a cargo. Principalmente esto porque las partes llamadas a tocar la fibra emotiva lo hacen pero sin demasiado énfasis y los contrapesos de locura, colorido y más sentimentalismos por el otro no van muy a la par.

Este coro salva con lo justo, sin demasiada elegancia, poca sustancia pero con tonos agradables. Con eso en esta pasada pareciera bastar.

dado 4Recomendación: Pasable. Se hace llevadera pese a su liviandad y sin enfatizar la fibra emotiva. Un coro digerible pero no perdurable.

🙂🎵 🎶

[CINE PRÁCTICO] “Intensa mente”

...

Arcoiris de emociones.

Siempre de la mano de Disney y Pixar las películas familiares adquieren un nuevo plus, con creatividad, momentos chispeantes y por sobre todo con emociones. Es decir, los chicos ríen y los grandes miran con una lectura más profunda y reflexiva.

“Intensa-mente” (2015) recuerda a “Up” (2009) pero no solo por el nexo de sus creadores, sino porque al igual que la historia de la casa voladora con globos, tiene momentos donde le bastan imágenes y sonidos para llegar a lo profundo del corazón.

Pero aunque el paralelo puede resultar odioso, así como hay matices también se encuentran muchas certezas; por ejemplo la calidad visual es indudable, mientras que la ternura y las emociones están garantizadas. Es un lindo viaje.

Estamos ante una buena película, eso es indudable, pero si tuviéramos que describir los tips básicos para hablar de ella sin ventilar sus detalles, puede agregarse que pese a ser relativamente breve (hora y media) su densidad emocional puede hacerla parecer más larga. De ahí que niños demasiado pequeños mejor se abstengan de ir. Sí en cambio es más que recomendada para los que valoren guiños de diálogos y contextos.

Ya sabemos por qué “Toy Story 3” (2010) cala más hondo en hombres que en mujeres, por aquello del paso más traumático desde una niñez sencilla y juguetona a una adultez que se ve sombría y cargada de compromisos y responsabilidades, y esta pasada es otra prueba de ese sentido sicológico social de estos films, porque es bastante lacrimógena.

Para los que tienen más años, les recordará la serie de Fox “Herman’s Head” (1991-94) pero en ese sentido es bueno recobrar la idea y llevarla a un nuevo público de forma más universal. Un triunfo sin duda.

dado6Recomendación: Buena, recomendada para todo público. Lleve pañuelos pero ojo porque también hay momentos de particular gracia. Pixar+Disney= Sandía calada.