[TEATRO] La sobria y aplaudida despedida de “Pulmones”

pul 1*Ya se nos fue, pero “Pulmones” en la dirección de Álvaro Viguera fue una experiencia intensa, disfrutable y cuyo paso por la cartelera invernal vale la pena testimoniar.

De propuesta sencilla pero sin dar respiro (¿de ahí el título?), “Pulmones” (original de Duncan Macmillan) entretuvo y emocionó a quienes se acercaron al Teatro Mori Bellavista, producida por The Cow Company que nuevamente con Álvaro Viguera en la dirección no desentonó sumando otro éxito a su lista.

“Pulmones” es vida en pareja, con las particularidades de cada género, con proyectos comunes y la cotidianidad en su esencia, esto es chascarros, charlas intrascendentes pero también profundos debates emocionales.

En este plano la obra resulta ágil y dúctil al guión que Francisca Lewin y Francisco Ossa liberan en apenas una baldosa pero que viaja con ayuda del público hasta rincones que se reflejan especialmente en quienes están o estuvieron en pareja.pul 2

Aunque la obra se empina por casi la hora y media, alcanza buenos momentos y algunas intermitencias que entre diálogos a ratos agotadores, siembran reflexiones interesantes. La honestidad es el sello de este montaje y lo íntimo se comparte en las butacas, no como debiera ser sino como la vida misma, a veces sin lo que esperamos sino con lo que nos toca.

Habrá que esperar hasta la próxima apuesta de Viguera y de The Cow Company para saber que veremos una obra con mucho de interesante y bastante para comentar. Un favorito que sin duda se consolida.

Anuncios

[TEATRO] [MÚSICA] [EN VIVO] Cerati, muy personal

Cerati en el limbo

Cerati en el limbo

Un despliegue técnico de nivel, un protagónico comprometido y una banda de nivel se perfilan como lo más destacado de “Nada personal”, la obra que se presenta en el auditorio Corpartes en Las Condes y que alcanza sus puntos más altos cuando se enfoca en el sentido de musical por sobre sus curvas teatrales.

Matías Oviedo sin duda es el esmerado eje gravitante para seguir esta oda a Gustavo Cerati, “a veces seguro otras veces incierto”. Se nota su preocupación y dedicación a toda prueba para llevar adelante un papel desgaste, casi idílico, de requerimientos impensados y tras el cual aprueba. No obstante, la caricatura del argentinismo hecho palabras suele ser una cruz pesada de llevar a este lado de la cordillera y en ocasiones -solo en ocasiones- su personificación tiende a caer en eso, de hecho se nos parece mucho más a Kramer imitando a Fito Páez que al propio vocalista de Soda Stereo, pero son solo brisas que alcanzan a para fruncir el ceño y no empañan el resto. El estudio se nota acabado y su condición de interpretación lograda o no, debe ser estimada por el espectador en la justa medida que el perfil del personaje es de una estatura que sobrepasa cualquier parámetro.

El hilo conductor de la historia puede ser el eslabón más débil en este verdadero recital teatralizado. Si bien hay apariciones que incluso emocionan explicitamente, hay cierto grado de incertidumbre para seguir la trama que genera incomodidad y no queda más que disfrutar en algunas oportunidades de los sketch por separado que como un todo. Intencional o no, el dilucidar la odisea de Gustavo cerca del cierre viene a poner algo de coherencia en un espectáculo sin duda agotar para el elenco y donde el factor musical es determinante para la espera y el transcurso. Sigue leyendo

[TEATRO] Las estaciones del “Sunset limited”

sl*Todo es cierto en el “Sunset limited” de Marcelo Alonso y Roberto Farías; la frescura y a la vez densidad de su debate entre lo mundano y lo divino, pero sobre todo, su entrega encarnando a dos almas perdidas.

El Teatro UC le da cabida a una obra de la cual no extraña su amplio alcance y buena evaluación de parte del público y donde la dupla Farías-Alonso se luce en cada estación del “Sunset limited”, un viaje lleno de matices, profundos, reflexivos y con una buena cuota de humor negro, que sin duda no deja indiferente.

Pasando por largo la hora y media de duración, el original de Cormac McCarthy es interpretado con calidad y aunque pudiera anticiparse como un drama denso, valórico y de tintes oscuros, lo cierto es que en buena parte del inicio hasta promediar la historia, los tintes de sarcasmo ayudan mucho tanto para sorprender como para darle más ritmo al contenido.

Si quiere leer una sinopsis, revísela en otro lado. Por acá, al igual que con los film, siempre consideramos que mientras menos se sepa de una trama mejor, la prueba es la forma en que se va desenmarañando esta particular rutina entre quien cree y quien no, o mejor dicho, en quien no encuentra el sentido de la vida y quien busca que los demás lo descubran. En ese camino esta versión de Gumucio y Viguera presenta una interesante iniciativa.sl 3

Si bien en lo práctico la sala de Jorge Washington 26 puede contar con inmejorables condiciones para apreciar las actuaciones, en especial durante la segunda parte -justo cuando la obra se vuelve más intensa- puede que el paso de los minutos termine por pasar la cuenta en cuanto a la comodidad de quien ve. Tampoco está de más mencionar la necesidad de respeto, celulares en modo avión y nada de fotos o comidas que molesten al resto.

“Sunset limited” es ver a Farías en lo que mejor sabe, jugando con la inocencia y la impulsividad, así como un Marcelo Alonso sobrio, reflexivo y que presenta un poco visto y recomendable complemento, en medio de una igualmente avezada propuesta de llevar algo tan íntimo y marginal desde el otro lado del mundo al corazón de nuestra sociedad, tan diferente pero similarmente lastimada por la indiferencia y carencia de fe.

En síntesis, una oportunidad de ver teatro de altura, de lanzarse a un limbo de emociones, de sufrimientos y de opiniones divergentes.

sl 2

AlMargen/ La posibilidad de adquirir tickets por el sistema Atrapalo -a mitad de precio- o mediante el Club de Lectores de El Mercurio -40%- es más que conveniente, pero se debe ser previsor, pues las reservas se terminan con suma rapidez.

“Sunset limited”
Autor: Cormac McCarthy
Teatro UC – The Cow Company
Dirección: Álvaro Viguera
Adaptación: Rafael Gumucio
Elenco: Roberto Farías, Marcelo Alonso.
Del 16 de julio al 5 de septiembre
(Excepto del 19 al 22 de agosto)

Miércoles a Sábado 20:00 hrs.
Duración: 1 hora 40 minutos aprox.
Teatro UC
Jorge Washington 26, Plaza Ñuñoa
http://www.teatrouc.cl

[TEATRO] El suplicio chino de las “Garzonas” de Bellavista

Garzonas 2015*Cuatro mujeres, sumidas en una tarea mucho más dura que lidiar con los pedidos de un restaurante chino, cargan con sus traumas o más bien intentan ocultarlos, siempre con una sonrisa, en un karma que las asemeja a la ingratitud de unas geishas modernas.

Diciendo adiós a su temporada en el Centro Cultural “La Caja” de Bellavista, cuatro actrices dieron vida a una interesante experiencia donde quienes se han desempeñado en el rubro verán reflejadas varias experiencias en “Garzonas” de María Paz Carbonell, quien además es una de las baluartes femeninas en escena.

Por eso, aunque su despedida se produjo sin grandes recortes de prensa o aspavientos, es justo valorar el resultado de su despliegue en condiciones que pudieron ser mejores y que aparecen como una interesante alternativa a la hora de volverla a ver entre los panoramas teatrales de la segunda parte del año, pues su temática está lejos de perder relevancia.

“Garzonas” es una comedia de tintes dramáticos bastante logrados, que erizan la piel y hace tragar saliva, para luego sacarte una carcajada por la cotidianidad impresa en algunos diálogos y el sentido casual de una locación tan cercana como irreprochablemente nuestra, con mucha mitología en torno a lo que sucede tras el mesón de atención.

El factor femenino pesa fuerte en el carácter de la obra, pero contrario a lo que pudiera pensarse, esto no hace merma entre el público masculino. El sentido de realidad de la temática contribuye mucho en que las diferencias de forma no alejen al espectador y más bien lo acerquen debido al fondo sufrido de las historias, llenas de dolor, con la premisa de sonreír para obtener el pan.

A priori se pueden tener temores por la incomodidad de las dependencias, creadas a pulso para abrir espacios al arte, pero no es menos cierto que otros teatros o espacios culturales -con mayores recursos- tienen aposentadurías similares. Y si bien la primera parte puede resultar dificultoso adecuarse al entorno y el ritmo de la obra, de ahí en más la empatía hace que el tiempo vuele a medida que nos acostumbramos.

En resumen, una apuesta que pudiera parecer arriesgada se valida de forma más que satisfactoria merced a la entrega de un elenco que sorprende para bien, de forma directa, simple, real y con una dedicación que casi refleja la del guión mismo, como geishas modernas subyugadas en una cocina oriental y con un cliente desconfiado pero que no puede obviar su esfuerzo por ser servido pese a los karmas internos.

AlMargen / Es una obra de poco menos de una hora y media de duración, donde es fundamental llegar a la hora, pues el tránsito de los actores puede verse entorpecido con quienes se paran a un costado de las galerías. Y, por favor, sea educado y ponga el celular en “modo Avión” y saque fotos sin sonido ni flash. Eso perjudica bastante.

“Garzonas”WP_20150801_004
Autora: María Paz Carbonell
Compañía Teatro Farrago
Dirección: Pía Villablanca
Elenco: Francis Araya, María Paz Carbonell, Mauricio Hauyon, Arielli Kemp e Iseda Sepúlveda.
Duración: 90 min.
Centro Cultural La Caja
Bombero Nuñez 290
Valor Referencial: $4000 / Sistema Atrapalo.cl

[TEATRO] “El caballero de la triste figura” volvió a galopar en el Cariola.

El hidalgo y su escudero.

El hidalgo y su escudero.

*Por cuarto año la compañía de artes integrales Milenium a cargo de Ramón Echeverría, puso en escena el musical “El caballero de la triste figura”, adaptando la obra de Miguel de Cervantes y a la espera de concretar una merecida postemporada.

Los tres meses de preparación finalmente dieron sus frutos con una cerrada ovación en las trajinadas butacas del Teatro Cariola de Santiago, donde la compañía Milenium cerró el ciclo 2013 previsto para la interpretación del musical “El caballero de la triste figura”, adaptada de la obra icono del español Miguel de Cervantes.

Precisamente llevada a las tablas más bien como un tributo al espíritu de su autor, quien interpreta este rol, Ramón Echeverría, justifica la emoción que sintió al despedir el montaje en medio de los aplausos a los más de veinte profesionales involucrados entre elenco, audio e iluminación.

“Esta obra tiene la particularidad que lleva mucho trabajo y eso te hace sentir emociones muy fuertes. No es fácil montar un teatro musical para ninguna compañía pero tenemos la ventaja que hay buenos cantantes y actores porque Milenium lleva 18 años haciendo “Jesucristo Superstar” lo que nos ayuda pero no por eso es fácil y de ahí que guardes emociones, recordando todo lo que te ha costado, lo luchado para conseguir un espacio donde ensayar y eso llena de emoción porque después se extraña muchísimo, porque no pudiste lograr más funciones, no se puede más”, afirma el músico y actor.

Y aunque el balance de las presentaciones es positivo con la consecución de un trabajo más depurado que en ocasiones anteriores, poder contar con una soñada postemporada que lleve el esforzado arte del musical a más públicos es aún una proeza por concretar según el responsable de la compañía.

Ramón Echeverría como Miguel de Cervantes y Alonso Quijano, 'Don Quijote'.

Ramón Echeverría como Miguel de Cervantes y Alonso Quijano, ‘Don Quijote’.

“Lamentable por la cantidad de personas involucradas, monetariamente el costo es muy alto. Nos encantaría tener una postemporada, quizás en un teatro más chico, del sector oriente o con otros públicos. Estamos en conversaciones para ver si hay algún productor que nos dé una mano porque esto es todo autogestión”, señala Ramón Echeverría, quien en las evaluaciones recuerda los apoyos. “Agradecer a Evavisión porque Patricia Aguilera siempre nos ha apoyado, son varios años y además como apasionada de la obra del Quijote me ha ayudado y enseñado mucho también en ideas y otras cosas que hemos conversados tras bambalinas así que un gran agradecimiento”.

Consignemos que el montaje musical “El caballero de la triste figura” de la compañía Milenium se basa en la obra “El Hombre de la Mancha” que debutó en el Teatro Municipal de Santiago en 1974 y cuyos roles protagónicos estuvieron a cargo de José María Langlais, Alicia Quiroga y Fernando Gallardo. A su vez, esta versión buscaba replicar el éxito del espectáculo estadounidense que con libreto de Dale Wasserman, música de Mitch Leigh y letras de Joe Darion, fue estrenado el 22 de Noviembre de 1965, en el Washington Square Theatre de Nueva York con Richard Killey, Irving Jacobson y Joan Diener, que se convirtió en uno de los musicales más representados en los cinco continentes y con ello en un auténtico clásico.

[TEATRO] Un lúdico ascenso en “39 Escalones”

Cuatro en el set.

Cuatro en el set.

*En el Multiespacio “Ladrón de Bicicletas” de Bellavista y dirigida por Felipe Ríos, la reputada adaptación teatral a una reconocida novela y una película de culto, llega a la cartelera nacional como un producto entrañable y referencial.

por Christian Reyes P.

Evocando su génesis de comedia clásica, intrigante y seductora, curiosamente los 24 peldaños que separan calle Dardignac de la espaciosa sala del teatro “Ladrón de Bicicletas”, nos invitan a ser testigos de una puesta en escena muy particular y que se extrañaba desde hace rato: “Los 39 Escalones”.

Un libro que pasó al cine de la mano del mítico Alfred Hitchcock y que luego Patrick Barlow tuvo la osadía de llevar al teatro capturando su gen lúdico para concentrarlo en cuatro protagonistas que se desdoblan por su trama. El resultado acaparó elogios y premios en el mundo y ahora su montaje en Santiago, es más que llamativo por el clima que de inmediato genera su llegada.

Felipe Ríos utiliza todo cuanto está a su alcance para retratar lo más fielmente el sabor original de esta obra en tono de comedia de intrigas, para un público adulto y ávido de historias laberínticas. El sonido, los recursos escénicos y la ductilidad del elenco ponen todo para dar un sello especial al legado de Hitchcock. No obstante, evocar el Londres de 1935, los datos y los nombres, sin duda no sólo es un reto para los profesionales en escena, sino también para el espectador debido a lo poco habituales de algunos nombres o datos.

Cuatro rostros, muchos perfiles.

Cuatro rostros, muchos perfiles.

En este sentido el elenco merece las loas por su pasión y entrega (y un estudio de guión importante), que no sólo nos recuerda la belleza del teatro original, del recrear mundos, ambientes o inventarlos donde no los hay. Los cuatro en acción aceptan el desafío de la multiplicidad de roles con un despliegue no sólo actoral muy agotadoramente estudiado, además, físicamente muy demandante ya que la acción en escena no otorga muchas treguas. Cuando las hay, solo entonces nos damos cuenta del tiempo transcurrido y sopesamos el esfuerzo del que hilarantemente estamos siendo testigos.

Fuera de los coqueteos con el absurdo, los quiebres en los vocablos, los toques de picardía, consignar que los accesorios, el equipo técnico y de utilería es fundamental y los actores logran con ello la empatía propia de la comedia para facilitar la titánica tarea en bien del espectador.

Para destacar una Patricia López radiante, sensual y muy bien vestida (y calzada); Eyal Meyer que literalmente entrega todo su histrionismo y sudor al papel principal y una dupla de Francisco Gormaz y Sebastián Layseca que es el alma, el pulmón de esta pieza que inequívocamente, recuerda a ratos esa clásica tira de la Warner Bros. con Bugs Bunny y Elmer el cazador, jugando al cambio de roles y personalidades a medida que cambian sus sombreros.

“Los 39 Escalones” es una sandía calada. Un producto lúdico con trazas contadas de humor universal y nuestro que no entorpecen el todo de una trama con aire excéntrico y extranjero. Merece ser vista y repletar las 150 butacas de la sala donde se exhibe, aunque su costo puede restarle puntos. Averigüe los beneficios y descuentos.

AlMargen/ Considere los tiempos, ya que la obra dura una hora y tres cuartos aproximadamente. Para su comodidad sondee telefónicamente si está disponible el pago con RedCompra o tarjeta de débito. Si llega antes el lugar es más que grato para la espera.

Reconocimiento a un desgaste pocas veces visto.

Reconocimiento a un desgaste pocas veces visto.

“39 escalones”
Textos Originales: John Buchan.39b
Adaptación: Patrick Barlow.
Dirección: Felipe Ríos.
Producción: DIF ESPECTÁCULOS S.A. (www.difespectaculos.cl)
Elenco: Patricia López, Eyal Meyer, Francisco Gormaz y Sebastián Layseca.
Funciones: Hasta el 30 de Junio /Jueves, Viernes y Sábado 20:30 hrs / Domingo 19 hrs.
Valores $10.000 – 2×1 Club lectores El Mercurio.
Entradas en boletería y http://www.feriaticket.cl
Multiespacio Ladrón de Bicicletas.
Dardignac 0163. Barrio Bellavista. Providencia.
Reservas y Consultas fono: (+56 2) 27770536
reservas@ladrondebicicletas.com
http://www.ladrondebicicletas.com

*Publicada en Revista Evavisión Cultural Junio, Evavisión.cl, RadioPortales.cl y otros sitios.

[TEATRO] “Maldito Disney” sigue en mayo y regala entradas.

Larga vida a 'Maldito Disney'.

 ‘Maldito Disney’.

Luego de alguna confusión, la obra de teatro “Maldito Disney” basada en los tuiteos y post de la carismática bloguera Bernardita Ruffinelli, continúa en cartelera en el Teatro La Troupe en Macul con Grecia, comuna de Ñuñoa, y es más… ¡regala entradas!.

Aunque se dijo que solo se presentaría por abril, finalmente el histrionismo femenino podrá seguir siendo apreciado aunque al parecer con cambio de protagonista.

Les recuerdo algunos tips de la obra expuestos en este cité y por cierto, si pueden participen por sus tickets.

¡Suerte!

[TEATRO] “Maldito Disney” en Teatro La Troupe – Portal Ñuñoa.

*La esperada adaptación teatral de los textos bloggeros de la joven comunicadora Bernardita Ruffinelli ya está en las salas teatrales y no decepciona, por el contrario, la interpretación de Rebeca Díaz potencia los pensamientos de una mujer contemporánea que reclama su independencia de decisiones, más allá de los clichés.

Del PC a las tablas.

Del computador y el celular a las tablas.

Las expectativas por ver la versión teatral de los textos bloggeros y tuits de Bernardita Ruffinelli (@bruffinelli) fue alta. Sus contenidos frescos y verdaderos eran prestos para una interpretación en las tablas, precisamente como la que realiza Rebeca Díaz, chilena con trayectoria en Broadway y que justifica su elección como figura central de la obra.

El trabajo de adaptación de los escritos diseminados por las redes sociales es bastante destacable. El hilo conductor está bien montado y la escenografía es un telón sencillo pero ad-hoc de lo que se quiere expresar. De hecho el título “Maldito Disney” no necesariamente se reitera de forma insistente en la trama, porque está presente intrínsecamente en el marco de la obra teatral. En este sentido, es interesante como el director presenta al personaje principal y su entorno, utilizando diálogos, referencias contextuales, el mismo escenario y alusiones personales hechas por la protagonista.

De más está señalar que como producto, esta pieza de la compañía OCUS es preferida en su mayoría por mujeres, las cuales desde hace rato han entregado a Ruffinelli una suerte de vocería no oficial de su sentir en una sociedad que como siempre, las sanciona, no las comprende y espera de ellas un biotipo que por estos días no es en lo absoluto acorde a sus expectativas de la vida. No obstante estos antecedentes, para el público masculino resulta constructivo no sólo reír con el hilarante manifiesto, sino que se agradece la radiografía de la siempre compleja femineidad, que como reza su encabezado, hace mucho dejó de aspirar a esperar por el príncipe encantado.

Sala La Troupe.

Sala La Troupe.

Algo que desconoce el gen femenino, es que el vilipendiado hombre aprecia no sólo irreverencia si no que honestidad, y eso por naturaleza, conmueve. De ahí el acierto que la obra deje espacio para momentos de iluminación tenue, más sensibles, reflexivos y con una sutil cuota de autocrítica.

Aunque de seguro a las mujeres les intrigará conocer la apariencia de un tercero en cuestión, la inclusión de Gonzalo Merino como coprotagonista es un acierto. Su rol secundario le da un saludable break a la interpretación de Rebeca Díaz y la complementa con singular gracia. Por ejemplo, su soledad en escena le otorga tonalidades y frescura al peso teatral que debe cargar su compañera.

Por contenido “Maldito Disney” no se queda. Baja un poco hacia el final, pero por largos tramos no da respiro con declaraciones crudas, introspectivas, que se repiten una tras otra y a veces ni siquiera se alcanzan a medir en su real grado de profundidad y certeza cuando llega una nueva. Diera la impresión que pese a su extensión, falta tiempo para sopesar cada complejidad que hace de la mujer un misterio tan grande y enigmáticamente atrayente que no nos cansaremos nunca de disfrutar su constante evolución.

Obviamente recomendada para seguidores de la bloguera, la obra contiene un diagnóstico asertivo de lo que siente un grupo importante de las mujeres chilenas-medias en la actualidad, de modo muy descriptivo, etapa por etapa, pero también sirve para apreciar a una talentosa actriz de la cual dan ganas de saber algo más.

AlMargen/ La duración de la obra es de una hora y quince minutos aproximadamente (termina cerca de las 22.45), hora en la cual la locomoción sigue siendo fluida en Macul con Grecia y los estacionamientos del centro comercial siguen operando. Siéntese adelante, la aislación acústica de la sala con el resto del mall no es muy buena y los asientos son medios duros.

“Maldito Disney”
Textos Originales: Bernardita Ruffinelli.
Adaptación y Dirección: Jorge Schultz.
Elenco: Rebeca Díaz y Gonzalo Merino.
Funciones: viernes y sábados de abril 21:30 hrs.
Valores $6.000 – Estudiantes, 3era edad $4.000.
2×1 por compras en Portal Ñuñoa.
Teatro La Troupe – Portal Ñuñoa.
Av. José Pedro Alessandri 1132 esq. Av.Grecia.
Local 3061, tercer piso, Macul.
Reservas fono: (+56 2) 2755 52 23

Larga vida a 'Maldito Disney'.

Larga vida a ‘Maldito Disney’.

[TEATRO] “El Muro” en Teatro Alcalá.

*Basada en un libro de periodismo investigativo del año 2010, la obra dirigida por Álvaro Gómez, retoma el debate con las penurias de un psicópata más allá de nuestro pobre sistema penal, si no mucho antes, cuando los proyectos de rehabilitación quedan en rídiculo en las portadas de crónicas policiales.

Andrés Pozo en su monólogo lleno de fantasmas.

La cómoda sala del Alcalá acoge la interpretación teatral de uno de los personajes de la crónica policial más tristemente célebres de los últimos años, Roberto Martínez Vásquez, que aunque de nombre quizás no le parezca conocido, todo cambia al pronunciar su alter ego: “El Tila”.

El monólogo dirigido en terreno por el director y también actor Álvaro Gómez, es interpretado -de forma destacada y completa- por Andrés Pozo, basado en el libro de las periodistas Constanza Cristino, Daniela Rosales, Fernanda Varela y Noelia Zunino, todas de la UDP,  editado en 2010 por Catalonia, y si bien se basa en la noche final del antisocial en la cárcel de Colina II, basta para que en sus últimos momentos todo lo que lo ha llevado a estar ahí quede al descubierto.

En 50 minutos precisos y bien distribuidos, ‘El Tila’ deja de ser un nombre más que asociamos a la crónica roja, esa lejana que vemos a veces con desdén y nos arroja en la cara las razones del descontrol y el resentimiento.

Sin restarle sorpresa al contenido de la obra, como un pila de cartas de dominó el relato en primera persona nos va narrando de manera cruda episodios que aunque previsibles de la vida de este psicópata, suman uno tras otro una caída en las sensaciones más oscuras del ser humano. Semeja a ratos al ‘Chacal de Nahueltoro’, aunque con bastante menos suerte y una dosis mucho más cruda de marginalidad y perdición.

“El Muro” es un recorrido que hace ineludible para los asistentes comprender el origen de los trastornos de nuestra sociedad, la mezcla extraña de inocencia y maldad justificada por la poco creíble pero real falta de conocimiento de ciertos grupos de los límites del bien y el mal.

‘El Tila’ es más que el Psicópata de La Dehesa, es el llamado a entender de una vez por todas que el problema no está en mejorar cárceles ni en reformar el sistema penal, si no en dar a la mayor cantidad de gente posible la oportunidad de triunfar en igualdad de condiciones en la sociedad existente. Esa que privó a Martínez Vásquez de un futuro mejor y lo llevó a asumir, a veces con ingenuo orgullo, su cartel de marginado y delincuente habitual.

¿Cuánto vale mejorar o reformar la vida de un joven de escasos recursos y abiertamente expuesto a la droga y la delincuencia, antes que se convierta en un caso perdido? ¿Acaso es demasiado o la suma/resta del daño posterior lo cubre? “El Muro” resucita el tema, llama al debate, sin extenuar al espectador y en un recordatorio de lo que está ahí pero preferimos no ver.

“El Muro”
Adaptación: Andrés Munster, Álvaro Gómez.
Dirección: Álvaro Gómez.
Elenco: Andrés Pozo.
Funciones: viernes y sábado 20:00.
Valores $6.000 – $4.000
http://www.teatroalcala.cl

[TEATRO] “Rápido, antes de llorar” en Teatro Camino

*Dolor y esperanzas vagas que pasan por nuestras mentes en determinados momentos de la vida son los que se reflejan en la obra representada por Héctor Noguera, aunque queda en deuda algo más referencial del artista Claudio Bertone,  sobre el cual está basada la trama.

Don Héctor Noguera, un señor incuestionable de las tablas.

Ver a Héctor Noguera, en escena, de pie, cavilativo, con los brazos al costado respirando profundamente, mientras uno ubica su asiento en medio de la penumbra del particular Teatro Camino es sólo el anuncio de lo que vendrá en la siguiente hora y fracción.

El pasillo y las puertas por las que transita el actor en el escenario silente nos llevan al litoral central, muy descriptivamente y casi viajamos al año 1976 donde los cuadernos originales en los que se basa la obra fueron escritos,  aunque si no es por la documentación previa no sabríamos que se trata de parte de la vida de Claudio Bertoni, poeta y artista plástico nacional.

Las referencias al artista representado lo muestran como a todos ha de pasarnos, pasmado y cegado ante la posibilidad de poder mantener con vida a su madre para siempre y aunque las alusiones paternas son casi nulas, por omisión también se acusa el desencanto cliché del padre para con su hijo poeta.

La cotidianidad de aquellos años tan particulares en nuestro país también se muestra sutilmente y aunque el monólogo a ratos pudiera salirse del lineamiento general, a Héctor Noguera, tan concentrado en su papel y respirando las emociones del escritor original no puede refutársele nada.

“Rápido, antes de llorar”  dirigida por el también actor Marcelo Alonso, es fiel a su nombre; un sollozo antes del llanto que se espera pero que no llega, que transita entre la esperanza y el nihilismo, pero permite honrarse con la presentación en las tablas de un longevo pero vital Héctor Noguera y su apuesta por la melancolía y el dolor.

Al margen/ Si bien la obra se enmarca como parte de los panoramas que ofrece el festival ‘Santiago a Mil’ -que dicho sea de paso este año desentonó levemente en su nivel-, el Teatro Camino ofrece esta obra hasta el 21 de enero a las 21 horas y para quienes vean complejo acceder hasta Antupirén 9400, en la entrada de la Comunidad Ecológica de Peñalolén, existe una camioneta van de acercamiento gratuito que pasa por Plaza Italia a eso de las 20 horas, esté atento.

“Rápido, antes de llorar”
Hasta el 21 de Enero 2012
Jueves a Sábado 21:00hrs.
$6.000 entrada general
$4.200 estudiantes y tercera edad

http://www.hectornoguera.cl