[CRÍTICA DE TV] “Gala: Humor estelar”

Ya con dos programas a cuestas se puede hacer un diagnóstico algo más acabado de lo que finalmente nos presenta el presuntuosamente prometedor programa de Canal 13, “Gala, humor estelar”, donde ocho artistas y grupos humorísticos se presentan durante al menos una hora de rutina con el innecesario rótulo de “inédita” o “nunca antes vista”.

Pero en medio de una presentación estirada, con un Eduardo Fuentes que nuevamente no logra encajar pese a sus esfuerzos, una edición extraña, con planos a un público que funciona de forma extraña, poco indentificable con quien ve, con risas grabadas, el saldo es indudablemente decepcionante, al margen de los hits que logra meter cada artista, dependiendo de sus propias virtudes, y en la medida de no resultar “cazado” por el lema de “humor inédito”.

gala 2

No cabe duda que la señal de Luksic subestimó lo complicado que resulta crear rutinas de humor nuevas, cuando por años revivimos todos los chistes conocidos en repeticiones interminables, las mismas con que ahora fiscalizamos que por ejemplo, Álvaro Salas infringió varias veces el principal eslogan de venta.

En lo puntual ya con el segundo programa a cuestas, si bien el humor de Dinamita Show fue con relleno, tuvo una simpatía, improvisación y creatividad muy de su sello, y aún con los bemoles estuvo por encima de un decepcionante Salas que dio inicio a la temporada, en una partida en falso que perjudicó la audiencia.

“…el saldo es indudablemente decepcionante, al margen de los hits que logra meter cada artista, dependiendo de sus propias virtudes, y en la medida de no resultar “cazado” por el lema de “humor inédito”…

La irregularidad, un decepcionante programa de apertura y lo explícito que resulta ver como los artistas deben cumplir -sea como sea y apelando a todo- una hora cronometrada en el set, le juegan en contra a “Gala”. Dinamita Show mostró el camino que una improvisación bien encausada puede rendir frutos, y dado el saldo parcial , se han flexibilizado incluso las buenas maneras. Todo sea por el rating, que por ahora, está reticente.

galaGala: Humor estelar
Jueves 22:45 horas
Canal 13

[CRÍTICA DE TV] “Príncipes de barrio”

“Es buena, pero la dan a la hora de la …”. Una opinión coloquial al paso que se repite una y otra vez a la hora de referirse a “Príncipes de barrio”, la serie sobre un futbolista en ascenso que tiene un rico contenido de entretención mezclando drama, humor y aventuras pero que parece no ser valorado como tal en la señal de Lucksic.

Max Salgado, Daniel Muñoz y Susana Hidalgo son el núcleo de un producto lleno de secundarios interesantes y que si bien es ficción y cuenta con algunas limitaciones, resulta fresca y honesta al retratar -incluso al límite de la caricaturización- las brechas sociales presentes en este como en ningún otro deporte que mezcla la lucha por salir de la marginalidad y falta de oportunidades, con el éxito económico y el pasar de jóvenes abrumados por un entorno tan fugaz como arrasador.

Principes-de-Barrio

“Es como un Barrabases con garabatos”, me dijeron por ahí. Y es que pese a que el fútbol es un deporte masivo y una empresa que sobrepasa el mero pasatiempo ingenuo que jugábamos de niños, no es fácil salir airoso de una apuesta que contenga esta temática. Ya sea por falta de osadía, originalidad o porque creemos haberlo visto todo, en esta pasada se agradece la intención.

Por eso también se hace interesante la serie; porque tiene buenos actores, un lenguaje adulto y a la vez creíble pero donde le juega en contra además de un horario que la menosprecia, que en algún grado las historias y diversidad de personajes que a la vez son su fortaleza pueden confundir a varios, especialmente los que no necesariamente gusten del deporte rey. Mención para la musicalización de Horacio Salinas y Pablo Ilabaca, un aporte destacado y que con lo incidental suma como un plus importante.

“…retrata las brechas sociales presentes en este como en ningún otro deporte mezclando la lucha por salir de la marginalidad con el éxito económico y jóvenes abrumados por un entorno tan fugaz como arrasador”

“Príncipes de barrio” pudo ser una serie aún más de culto de lo que es, porque ahora solo roza el éxito o los buenos comentarios, mereciendo más. La recomendación es para que recapitule e le de una oportunidad a las andanzas del “Tofi”. Eso sí, tenga paciencia, porque Canal 13 aunque dice que la emite los miércoles a las 23:15 o 23:30 horas, muchas veces empieza faltando poco para medianoche. Afortunadamente tenemos internet que aunque no sea lo mismo, nos permite seguir el hilo.

prPríncipes de barrio
Miércoles 23:45 horas
Canal 13

[CRÍTICA DE TV] “Ridículos Chile”

Después de ver dos programas ya se puede deducir que ciertos aspectos del espacio “Ridículos Chile” no son casuales sino que se tratan de una tendencia, en este caso, lamentable.

La versión nacional del original compilado de virales de internet con chascarros y otras situaciones nacido en MTV es un desafío a la paciencia del televidente. Entre las razones se encuentra el maqueteado y poco espontáneo margen de acción que tienen sus ejes estables: Eduardo Fuentes (otro traspié en su regreso al canal de Lucksic), María José “Maly” Jorqueria (exquisita actriz improvisadora), y Álvaro Reyes, también conocido como “Nachito Pop”, que es un lastre que termina de hundir un barco que avanza poco y toca fondo en pocos minutos.

ridiculos13

No bastan las piernas de “Maly” Jorqueria o los esfuerzos de Eduardo Fuentes por intentar disminuir los vacíos del programa que son constantemente visibles, “Ridículos Chile” no se define entre las alusiones adultas que rozan el mal gusto y que contrastan con lo que podría haber sido un panorama familiar de viernes por la noche. Mención para decir que nadie se cree que “Nacho Pop” maneje los clips y que el estilo juvenil de MTV se fue al carajo.

No es menos cierto que los videos que se emiten -a diferencia de otras generaciones- ahora están al alcance de todos en Youtube, y por lo mismo el plus o agregado que motive ver el programa no aparecen por ningún lado. Las consecuencias además de los forzados esfuerzos de mantener la compostura, son risas obligadas, constantes llamados al orden debido a la falta de sentido común y de seguro, la desesperación de los coordinadores de piso intentando salvar lo insalvable.

“Hay esfuerzos por intentar disminuir los vacíos de un programa que no se define entre las alusiones adultas que rozan el mal gusto y que contrastan con lo que podría haber sido un panorama familiar de viernes por la noche”

“Ridículos Chile” nació a la sombra de “Video Loco” pero ni siquiera ha logrado emular el nivel de un “TV Condoro” que con recursos mínimos se convirtió en algo de culto. Sus precedentes exitosos compartían terminologías, un idioma común y una complicidad entre el televidente y los participantes del programa. Acá, bastan escasos minutos para buscar desesperadamente el control remoto y aplicar el zapping.

250x140_ridiculosRidículos Chile
Viernes 22:00 horas
Canal 13

[CRÍTICA DE TV] “Master Chef Chile”

Después de haber visto “Top Chef” en TVN, de cual hablaremos más adelante, Canal 13 debuta su espacio de competencia temática directa “Master Chef Chile”, el cual tiene algunas diferencias adaptadas del original pero a diferencia del espacio de la señal estatal tiene buenos ingredientes y personajes que dan un buen augurio para el desarrollo de la temporada.

Cuando el género del reality o el formato docu estaban por el suelo, Nakasone y sus boys nuevamente encumbran un producto agregándole sus mejores ingredientes, echándose al bolsillo las críticas y los celos, y haciendo un par de movimientos audaces en el casting que le bajan el perfil a cualquier crítica que pudiera haber surgido en torno al desconocido staff de jueces, compuesto por un experto italiano, uno francés y por supuesto, un chileno.

master0

Tras ver un par de capítulos, quedó de manifiesto que la estética televisiva y el manejo de los tiempos es de buen nivel, sin embargo en cuanto al detalle de los contenidos, los paladares europeos han quedado algo desorientados con la cocina nacional; el uso de ciertos ingredientes además del fuerte carácter amateur del show parecen no importar en este circo romano culinario, donde lo despiadado a veces se pasa de las medidas (pero engancha) y aparecen algunas dudas sobre el conocimiento de los expertos europeos y las costumbres de estos lares.

Ya con el primer eliminado, Ennio Carota, Yann Yvin y Christopher Carpentier, posesionados de sus roles, el desafortunado paso de la Miss Chile y perfiles recordables dentro de los concursantes como un ex goleador del fútbol profesional, una tierna abuelita, un recolector de basura, una simpática cocinera, una esforzada asesora del hogar, un rockero, un gay amante de la cocina y una no vidente, son una prueba de la mano experta que pretende cocinar este nuevo show con ganas que perdure al menos por otra temporada.

“Cuando el género del reality estaba por el suelo, Nakasone y sus boys nuevamente encumbran un producto agregándole sus mejores ingredientes, echándose al bolsillo las críticas y los celos, y haciendo un par de movimientos audaces en el casting que le bajan el perfil a cualquier crítica que pudiera haber surgido…”

Si “Master Chef Chile” podrá o no hacer su propia historia en Chile, eso lo dará el tiempo, pero por ahora la experticia de la señal de Lucksic en el género de telerealidad  se impone con mejores perspectivas que “Top Chef”, pese a que en lo personal, me gustaba más este último por el cable, pero en Chile los cocineros más experimentados para este menú, los tiene Canal 13.

master1Master Chef Chile
Domingo, Miércoles 23:15 horas
Canal 13

[CRÍTICA DE TV] “Planeta 13”

En la misma línea de TVN con sus Súper Documentales y Mega con “El niño rojo”, miniserie acerca del prócer Bernardo O’Higgins, la cultura prime cumple las nuevas reglas de la televisión abierta y con ese fin Canal 13 trae a Chile lo más reciente de la ciencia con el chiche de moda en el cable, “Juegos Mentales” de NatGeo con Jason Silva y que va prácticamente de corrido sin interrupciones comerciales.

Aunque se trata de un fruto jugoso y dulce, exprimido lento en la televisión paga para avalar los costos y su valía educacional, no se puede negar el acierto de contar con el espacio en Chile y al alcance de todos. Sin embargo, puede que lo más débil de este formato que la ex señal del angelito se aventuró a llamar “Planeta 13”, sean precisamente los tacaños enganches nacionales hechos por Paulo Ramírez. Esto porque los “enganches o nexos” del “Polo” -que más se asemejan a un programa veraniego de canal chico- carecen de toda la creatividad o apoyo visual del que se jactan sus importaciones.

planeta-13

Sin mucho gasto o quizás interés, Canal 13 no se esmera para hilar con más clase o coherencia el producto de calidad que compraron desde el exterior para convencernos de su convicción acerca de que creen en que la cultura es una apuesta que desean consolidar en horario prime y que no todo son películas repetidas o fondos para realitys.

¿Algo que no nos esperábamos? Que un viernes en la noche suele haber panoramas y los que se quedan en casa, al menos los más jóvenes y adultos, están con el cerebro y la intelectualidad bastante agotadas.

Dentro de esta suerte de “Cubox Cultural”, también figuran otros espacios como “Animales súper poderosos”, de calidad incuestionable pero que algunos dirán que salvo la diferencia horaria, son los mismos que daban por las tardes y nadie se interesaba en ver.

“Puede que lo más débil sean los tacaños enganches de Paulo Ramírez (..) carecen de toda la creatividad o apoyo visual del que se jactan sus importaciones y sin mucho gasto o quizás interés, Canal 13 no se esmera para hilar con más clase o coherencia el producto de calidad que compraron desde el exterior…”

Para quienes no tenemos cable todo el tiempo, por rutina o recursos, contar con los ofrecimientos de “Planeta 13” es un regalo, sin embargo, para la señal parece ser un “cacho”, no por el horario donde ubica el espacio -plausible-, sino por el desaliñado aporte que hace Polo Ramírez para hacer más amable y coherente el producto final que están presentando. En TVN por ejemplo, aunque erraron en la voz de “Cosmos”, prefirieron omitir las inserciones locales. Quizás tenían razón.

planeta 13Planeta 13
Viernes 22.00 horas
Canal 13

[CRÍTICA DE TV] “Los 80, temporada final”

Canal 13 dió curso a la séptima y última temporada de una de sus series más exitosas de los últimos tiempos: “Los 80”. Se trata de 12 capítulos que darán el cierre definitivo a una historia sufrida, emotiva y que logró tocar la fibra íntima de miles de chilenos que se vieron reflejadas en las vivencias de esta singular familia y la gama de personajes que los rodea.

A cargo de Rodrigo Bazáes, este ciclo se caracteriza por hacer a un lado uno de los sellos que identificó sus versiones anteriores, como es dejar al margen la contingencia temporal de lo que ocurría en Chile a nivel histórico macro y que generaba consecuencias en la trama. Esta vez, diera la impresión que eso baja desde un segundo hasta un tercer plano y le otorga el protagonismo netamente al núcleo de sus actores y sus diferentes relaciones, con el riesgo de convertirse en una teleserie tipo y perder parte del plus principal que enuncia.

famherr

Por supuesto se trata de un diagnóstico preliminar, pero sumado a la inserción innecesaria (o anticipada en demasía) de la actualización de Sybilla y Félix, todo apunta a que la temporada número 7 más bien pretende cosechar los éxitos de sus esfuerzos previos que intentar coronar la franquicia con el sello histórico-temporal característico. Es cierto, los personajes piden más espacio para darse a conocer, pero los entuertos de la relación de Ana (Tamara Acosta) y Juan (Daniel Muñoz), aparecen muy por encima de lo que le ocurra al resto, o de lo que sucede en el país, como si no quedaran hitos en la cuenta de ahorro.

“…este ciclo se caracteriza por dejar al margen la contingencia temporal de lo que ocurría en Chile a nivel histórico macro y le otorga el protagonismo netamente al núcleo de sus actores, con el riesgo de convertirse en una teleserie tipo y perder parte del plus principal que enuncia”.

Aún así seguiremos acompañando a Los Herrera en su aventura final por la máquina del tiempo, por sobre los parcos culebrones turcos, la sombría reflexión política o la cultura que bien podemos captar en otro momento. “Los 80” y el 13 esperan cerrar de modo aceptable una serie con un final incierto, donde sabemos que sea cual sea habrá inconformistas y desde ya, parece que el canal se anticipó en parte a las desilusiones.

80Los 80
Domingo 22.00 horas
Canal 13

[CRÍTICA DE TV] “Súper documentales”

Contra la tendencia y atendiendo los petitorios desesperados de los televidentes más pensantes, Televisión Nacional de Chile posicionó en su horario prime de los domingos por la noche, un bloque de documentales reconocidos por su calidad pero sobretodo, que salen de norma del programa educativo plano y sin variantes, merced a tecnología de punta, una narración bien hilvanada y promesas interesantes de resúmenes de conocimientos básicos. Son los “Súper documentales”.

Un ejemplo de ello fue “La historia del mundo en 2 horas”, desde el canal History, que en su versión cable llega en varios capítulos y con una molesta e interminable cantidad de comerciales. Acá en señal pública se ofreció ver en 120 minutos lo que pasó en 14 millones de años en la tierra y otros tanto del universo. Una oferta que nunca pasa de moda.

Documental History

Será un espacio no sólo donde muchos conocerán la experiencia de History Channel, si no que también podrán apreciar la galardonada reversión de la épica “Cosmos” de la mano de Natgeo, y tener la oportunidad, especialmente en una primera hora escasa de comerciales, de ver con una inmejorable continuidad, un producto de calidad y poco visto, algo similar a lo que hizo Mega hace un tiempo y que repentinamente, dejó de emitir porque de seguro la motivación no fue en la misma línea de los réditos monetarios.

“Independiente de si las personas prefieren ver teleseries turcas y luego quejarse por la falta de opciones culturales en la televisión abierta de hoy, es un privilegio tener la posibilidad de contar con este tipo de alternativas en pantalla…”

Independiente de si las personas prefieren ver teleseries turcas y luego quejarse por la falta de opciones culturales en la televisión abierta de hoy, es un privilegio tener la posibilidad de contar con este tipo de alternativas en pantalla, quizás derrocadas por el rating comercial pero que sientan un esperanzador precedente para los más jóvenes, pensando que en un futuro no muy lejano podamos contar con una señal pública con oferta permanente de entretención y educación al alcance de todos.

SUPER DOCSúper documentales
Domingo 22.00 horas
TVN

[CRÍTICA DE TV] “Yo amo los 90”

La memoria es frágil. Así podría resumirse y validarse la importancia de “Yo amo los 90”, un destacado trabajo documental de Canal 13 que se pone al tanto de varios intentos similares y bien logrados desde TVN y posiblemente lo más destacado en la señal de Luksic este ámbito desde “Tv o no Tv” (2008) conducido entonces por Sergio Lagos.

Muy en la onda para volver a verlo por la señal de Canal 13 cable o en los fines de semana de reportajes, Aldo Schiappacasse nos conduce por una década sumamente importante para el país y sus documentos visuales, auditivos y por sobretodo, testimoniales, pues muchos de sus grandes protagonistas atesoran en su memoria episodios inéditos, llenos de sabrosos detalles por revelar.

90 1

Tras una hiperventilada y a ratos sobre expuesta década ochentera, los diez años posteriores cargados al flúor, la liberación de las ataduras y la difícil convivencia social tras el retorno de la frágil democracia en Chile, son una necesaria estación para comprender nuestro presente de la mano del pasado reciente, ese que algunos aún guardan con meros episodios borrosos. Es una reivindicación moral y necesaria.

Debemos dar las gracias por el producto y el gran valor de lo que se nos entrega. Al margen de las omisiones o concesiones editoriales, “Yo amo los 90” es en cada uno de sus capítulos una pieza de compilación notable con protagonistas y hechos que se convirtieron en iconos de la cultura popular y la historia; No se puede omitir a Pinochet, las desigualdades sociales, los fugaces éxitos deportivos, el agitado clima político y otros innumerables capítulos que el departamento de prensa del 13 nos revive con gran manejo.

…”Yo amo los 90″ es en cada uno de sus capítulos una pieza de compilación notable con protagonistas y hechos que se convirtieron en iconos de la cultura popular y la historia…”

No cabe duda que al llegar al final de la década en cuestión nos quedaremos con gusto a poco, no por la calidad de esta serie de reportajes, sino por las evocaciones que se nos han entregado, los recuerdos revividos y sobretodo la necesaria reivindicación a una época clave, con el valor añadido de los testimonios y realizado con una prolijidad digna de un canal con los medios necesarios.

09 2“Yo amo los 90”
Martes 23.00 hrs.
Canal 13

Si lo dice Edo Caroe…

“Piropos” del mago y comediante nacional Edo Caroe, durante la primera temporada de “AR Prime”. Un experimento olvidable donde el humor ácido y negro de este flaco de lentes le puso el atractivo que el resto del espacio no fue capaz de dar.

[CRÍTICA DE TV] “Buenas noches”

Cuando Eduardo Fuentes volvió a Canal 13 las expectativas eran fundamentadas sobre nuevo rol, esta vez como entrevistador más versado y conductor con mayor experticia y desenvolvimiento tras su paso por La Red. Ya no era el mismo cabro simpático que servía para pasar el rato viéndolo en las mañanas así como tampoco la estación era la misma bajo la ya consolidada era de los Luksic.

El problema -además de la sobre explotación de los “lates” o shows de trasnoche sin la experticia para hacerlos adaptándolos a nuestra realidad más que evocar espectáculos anglo- es que la pompa de jabón que se infló con su arribo se ha volatilizado hacia direcciones que no le son propias a su talento y amenaza peligrosamente con reventarse sino logra enmendar el rumbo pronto.

buenas noches

Al poco éxito que ha alcanzado su otro estelar de gran inversión, “El gran truco”, se suma “Buenas noches”, donde Fuentes tiene todo a su disposición y esa carga parece que pesa demasiado a la hora de darle ritmo pero sobretodo, humanidad a un espacio que goza de buena fanfarria pero suena hueco cada vez que está al aire.

La fiebre por los “lates” parece tan nueva como las “selfies”, sin embargo ambas cosas son tan viejas como el hilo negro y dicho sea de paso, al ver a varias de estas versiones modernas, uno termina concluyendo que no llegan ni a la sombra -por ejemplo- de un “Noche de Gigantes”.

“Fuentes tiene todo a su disposición y esa carga parece que pesa demasiado a la hora de darle ritmo pero sobretodo, humanidad a un espacio que goza de buena fanfarria pero suena hueco cada vez que está al aire”

Por otra parte, y en ello utilizaré una comparación odiosa y casi personal, los buenos programas no los hace una gran escenografía y a veces, ni siquiera una gran producción presupuestaria. En “Mentiras Verdaderas” (La Red), el ejemplo se dio con el actor nacional Roberto Farías (“Secretos en el jardín”, “Los archivos del cardenal 2”) donde en un marco relajado, mundano, suelto, se pudo ver una entrevista notable, casi una de esas épicas. A la semana, el actor compareció en la cartelera del “Buenas noches” y el resultado no sólo fue pobre, fue paupérrimo.

Los límites, lo forzado, lo reglamentado derivaron en una falta de química que traspasó la pantalla y que lleva a la reflexión si al propio Eduardo Fuentes le habría pasado lo mismo en su ex programa. Sin la orquesta, sin el aporte de un comediante top como Daniel Alcaíno y especialmente, sin el peso de ponerse a hablar como maestro de ceremonias detrás de un escritorio, con distancia del invitado.

Estamos en Chile, eso funciona fuera. Acá necesitamos algo acogedor, cercanía casi minimalista, luces bajas, menos bulla y más simpatía, de esa misma que a Fuentes le sobra. Por eso Aldo no siguió, y los que se jactan del éxito -Julio César, Vasco y otros- siguen postergados en el cable, mientras la TV abierta admite la consolidación de Jean Phillipe Cretton en “Mentiras Verdaderas” y de Álvaro Escobar “Más Vale Tarde”.

bnBuenas noches
Jueves 23.20 hrs y sábado 22.30 hrs.
Canal 13.